Hay una Luz que nunca se apaga, y siempre has sido Tú.
martes, 23 de septiembre de 2014

La jaula

Conversaciones con mi mente
M.ª José Calvo Brasa

“¡Oh que triste verte en esa jaula!”, pensé en cuanto te vi, tan triste, encerrada entre aquellos barrotes recios y crueles. Me compadecí, lógicamente, y abrí la puerta para que salieras… Pero no lo hiciste, para mi pasmo y sorpresa. Incluso parecías no ver la puerta abierta. “¡Sal!”, insistí, “¡la puerta está abierta!”. Pero nada… Ni por esas abandonabas tu triste encierro.

–¡Que salgas ya te digo! ¿No ves que la puerta está abierta de par en par?

No salías y yo iba pasando del asombro al enfado, “será mal educada, desconsiderada y borde… ¡Encima que la estoy ayudando no me hace caso!”. Y mientras tú, agazapada en la jaula, insistiendo en que allí no había ninguna puerta.

–¡Como que no! –Te agarré un brazo, los pelos, vete a saber qué y empecé a tirar con fuerza para que salieras de una vez de la jaula.- ¿No ves la puerta? ¡Sal de una vez! ¡Hazme caso! ¡Te estoy ayudando!

Y te agarraste con fuerza a los barrotes, protestando ante mi insistencia, mientras yo me enfadaba cada vez más y más ante tu “ingratitud”. ¡Qué barbaridad, por Dios! Yo molestándome en salvarte y tú sin verlo y sin agradecerlo.

Al final no saliste y te enfadaste también tú. Ganó el mal genio por ambas partes y continuaste en tu jaula. Yo me reafirmé en mi deseo de ayudarte y tú en que no querías ser libre. Quizá si hubiera sabido escucharte, si hubiera tenido paciencia para explicarte donde estaba la puerta, te hubiera ayudado de verdad a salir. O quizá si hubiera aceptado que no querías abandonar, por el momento, tu encierro, que necesitaban asimilar la posibilidad de ser libre, te hubiera ayudado de verdad. Pero de tanto empeñarme en sacarte por la fuerza, acabé lastimándote, enfadándote, lastimándome y enfadándome.

lunes, 22 de septiembre de 2014

El valor de la ternura

Alex Rovira
Si algún elemento da belleza y sentido a la vida, ese es, sin duda, la ternura. La ternura es la expresión más serena, bella y firme del amor. Es el respeto, el reconocimiento y el cariño expresado en la caricia, en el detalle sutil, en el rega­lo inesperado, en la mirada cómplice o en el abrazo entre­gado y sincero.
domingo, 21 de septiembre de 2014

«Septiembre»

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena
Septiembre Jesús Aguado
Iba a escribir de lo agradable que resulta el mes de septiembre en cuanto a la climatología se refiere –con esos atardeceres dorados y suaves y el fresquito mañanero– cuando el tiempo ha cambiado bruscamente, metiéndonos de lleno en el otoño lluvioso y oscuro.
sábado, 20 de septiembre de 2014
viernes, 19 de septiembre de 2014

Eres vida

Jeff Foster

¿QUIÉN SOY YO? Esta pregunta llega hasta la raíz misma. Y la vida te llevará hasta esta pregunta, de una manera u otra.
jueves, 18 de septiembre de 2014

Abrazos


Me gustan los abrazos, con los dos brazos, como dice nuestro amigo Juanjo.
Me gusta la gente que besa poniendo algo más que la cara.
Me gusta la gente que abrazo con algo más que un brazo.
Algo más.
miércoles, 17 de septiembre de 2014

¡Vamos a cambiar el mundo!

Conversaciones con mi mente
M.ª José Calvo Brasa
Cual Quijote, lanza en ristre, quería cambiar el mundo. La personita abnegada y generosa iba por la vida aborreciendo injusticias y desmanes varios, bramando contra desigualdades y tristezas humanas. Toda causa noble era suya. Con la bandera de la justicia enarbolada, iba nuestra personita a desfacer entuertos, acudiendo en defensa de cuanto menesteroso surgiera por la tierra. ¡Loable empeño!, ¡Encomiable desvelo el suyo, siempre en pro del prójimo y la prójima!
Es posible que el mundo necesite seres tan maravillosos y tiernos que sean capaces de salvarlo, si, pero… ¿Y si el “mundo” de esos seres no es tan lustroso como cabría desear?