La Libertad dijo un día a la Ley:"Tu me estorbas". La Ley respondió a la Libertad:"Yo te guardo".
Pitágoras
sábado, 17 de noviembre de 2018

Aceptación





Aceptación: sentimiento, pensamiento, conocimiento...que tenemos que trabajar continuamente.
Nos ayudará a dejar de sufrir a lo tonto.
viernes, 16 de noviembre de 2018

La nuera y la suegra

El rincón del psiquiatra
Alejandro Rocamora Bonilla
Psiquiatra


Hace unos días  he leído en Internet este bello cuento japonés  que quiero compartir con vosotros, queridos lectores. Dice así:
Hace mucho tiempo, una joven llamada Lili se casó y fue a vivir con su marido y su suegra. Después de algunos días, no se entendía con ella. Sus personalidades eran muy diferentes y Lili fue irritándose con los hábitos de la suegra, que frecuentemente la criticaba. Los meses pasaron y Lili y su suegra cada vez discutían y peleaban más.
De acuerdo con una antigua tradición japonesa, la nuera tiene que cuidar a la suegra y obedecerla en todo. Lili, no soportando más vivir con la suegra, decidió visitar a un amigo de su padre para que le ayudara a deshacerse de su suegra. Después de oírla, éste tomó un paquete de hierbas y le dijo:
- "Estas hierbas lentamente irán envenenado a tu suegra, pero no deberás usarlas de una sola vez para liberarte de ella, porque ello causaría sospechas. Cada dos días, pondrás un poco de estas hierbas en su comida. Ahora, para tener certeza de que cuando ella muera nadie sospechará de ti, deberás tener mucho cuidado y actuar de manera muy amigable. No discutas con ella, mejor ayúdala a resolver sus problemas. Recuerda tienes que escucharme y seguir todas mis instrucciones".
Lili respondió:
- "Sí, Sr. Huang, haré todo lo que usted me indique".
Lili quedó muy contenta, agradecida con el Sr. Huang y volvió muy apurada a su casa para comenzar el proyecto de asesinar a su suegra.
Pasaron las semanas y cada dos días, Lili servía una comida especialmente preparada para su suegra. Siempre recordaba lo que el Sr. Huang le había recomendado sobre evitar sospechas, y así controló su temperamento, obedecía a su suegra y la trataba como si fuese su propia madre.
Después de seis meses, la situación en la casa estaba completamente cambiada. Lili había controlado su temperamento y ya casi no aborrecía a su suegra. En estos meses, no había tenido una sola discusión con ella, y ésta ahora parecía mucho más amable y más fácil de lidiar. Las actitudes de la suegra también habían cambiado y ambas pasaron a tratarse como madre e hija.
Un día Lili fue nuevamente en procura del Sr. Huang, para pedirle ayuda y le dijo:
- "Querido Sr. Huang, por favor ayúdeme a evitar que el veneno mate a mi suegra. Ella se ha transformado en una mujer agradable y la amo como si fuese mi madre. No quiero que ella muera por causa del veneno que le di".
El Sr. Huang sonrió y le dijo:
- "Lili, no tienes por qué preocuparte. Tu suegra no ha cambiado, la que cambió fuiste tú. Las hierbas que te di, eran vitaminas para mejorar su salud. El veneno estaba en tu mente, en tu actitud, pero fue echado fuera y sustituido por el amor que pasaste a darle a ella".
Moraleja
Las relaciones humanas son como los vasos comunicantes. Un cambio en un extremo puede provocar una modificación en otro punto. Así en ocasiones un cambio de actitud nuestro provoca que nuestros hijos sean menos agresivos o menos perezosos o mas obedientes. De nada sirve que siempre pongamos el mal en el otro e intentemos por todos los medios que él cambie para que reine la paz en las relaciones; en ocasiones, una modificación en nuestra conducta puede inducir el cambio en el otro.
Otro error es pensar que siempre y a todo el mundo vamos a caer bien, olvidando que cada persona es única y que a pesar de nuestra buena voluntad el otro nos puede contemplar con un “enemigo” potencial al que hay que derrotar. Lo correcto no es devolver agresión con agresión sino comprensión y respeto.
Por último, como la nuera ante la suegra, debemos intentar modificar nuestra actitud ante los demás, para que estos consigan modificar la suya. No podemos relacionarnos con “ideas preconcebidas” de como es el otro, sino permitir que la relación fluya de forma serena y tranquila. Como “la nuera”, a veces, debemos cambiar para que el otro cambie.
jueves, 15 de noviembre de 2018

DÍA DE LA ESCUCHA, HOY 15 DE NOVIEMBRE




Escuchar a las personas excluidas y sin recursos: “ESCUCHA AL QUE NADIE ESCUCHA. TU RECHAZO DUELE”.

Desde hace años, el Teléfono de la Esperanza celebra el día 15 de noviembre el “Día de la Escucha”, con ello pretende:
 * Ayudar a concienciar a la sociedad española sobre la importancia de la “cultura de la escucha” y su repercusión “terapéutica” en todos los ámbitos de la vida social.
* Estimular a los padres y educadores a que incluyan entre las materias necesarias de educación la “cultura de la escucha”, indisolublemente ligada a la cultura del respeto al otro y al que piensa distinto.
* Gritar a la conciencia de los ciudadanos que muchas personas de nuestro entorno se sienten solas, incomunicadas, con una gran necesidad de ser escuchadas.

Este año queremos hacer una dedicación especial de nuestro día a las PERSONAS EXCLUIDAS Y SIN RECURSOS. Su voz es desoída en nuestra sociedad y sus necesidades desatendidas. Con nuestra campaña: “ESCUCHA AL QUE NADIE ESCUCHA. TU RECHAZO DUELE” pretendemos darles voz y defender sus derechos.

Todos los seres humanos nacemos libres e iguales en dignidad y derechos. Las personas POBRES son ciudadanos titulares de todos los derechos fundamentales y, sin embargo, persisten situaciones en que éstas ven limitados estos derechos y, por tanto, su desarrollo personal y su participación en la sociedad.

Es responsabilidad de todos, de los poderes públicos, de las instituciones privadas y del conjunto de la sociedad, asegurar que no se produzcan situaciones de desigualdad y de exclusión. Para ello es necesario continuar incidiendo, desde estrategias de intervención globalizadoras y transversales, con la provisión de los recursos de apoyo necesarios, en el desarrollo de acciones positivas ante las situaciones desventaja que se detecten. Resulta asimismo imprescindible favorecer un cambio de actitudes sociales que permitan la participación e inclusión social de este grupo de ciudadanos excluidos.

El Teléfono de la Esperanza el Día de la Escucha pretende contribuir a aumentar la sensibilidad de la sociedad española y el compromiso político y social en el reconocimiento y respeto a las personas excluidas y sin derechos, como ciudadanos de pleno derecho, favoreciendo así la igualdad y una mayor presencia en la sociedad de la que todos formamos parte. Como cada año organizará una campaña por toda la geografía española cuyo objetivo será contribuir a la creación de una cultura de la escucha y a concienciar sobre la necesidad de priorizar la erradicación de la pobreza en nuestro país.

Este mismo año, Cáritas presentaba su informe sobre la pobreza en España y su con conclusión era triste y contundente: “La desigualdad se está enquistando en la sociedad española”. Los datos no dejan lugar a dudas: “Después de tres años de recuperación de los indicadores macroeconómicos, el 70% de los hogares no perciben los efectos de la misma. Para la mitad de las familias la red de seguridad que tienen a día de hoy es peor que en la situación pre-crisis. Tampoco hay mejora en la tasa de cobertura de la situación de desempleo, que alcanza el 57% en 2018, frente al 71% que registraba en 2008. Además, hay 600.000 hogares sin ingresos, es decir, personas y familias que no disponen de ingresos del trabajo, ni protección al desempleo ni otro tipo de prestación contributiva (son 223.000 hogares más que hace 10 años). Pero quizá lo más preocupante sea: “EL riesgo de invisibilizar a las personas atrapadas en la precariedad”.

En este análisis, no podemos olvidar a las miles de persona que inician la peligrosa aventura de la emigración huyendo de la pobreza severa, la guerra, la violencia y de estados fallidos y despóticos. Dos titulares de prensa, en estos días visibilizan esta dramática situación de miles de seres humanos:

Los olvidados en el Día de Todos los Santos: 7.000 muertes en aguas del Estrecho en 30 años (El Faro de Ceuta)
Soldados de EEUU listos para frenar caravanas de migrantes (La Prensa de Honduras)

Frente al fenómeno de la emigración y la tragedia humana que esconde, las sociedades occidentales, incluida España, responden con indiferencia, xenofobia, violencia y aporofobia. Frente a ello, lanzamos un llamamiento a las administraciones públicas, las organizaciones no gubernamentales, los partidos políticos, los sindicatos, las organizaciones internacionales, las comunidades religiosas y a toda la sociedad civil para convertir la erradicación de la pobreza en la primera y urgente prioridad.
Por todo, hoy más que nunca, os pedimos, en el este día especial, ejercer la Escucha Activa y la Empatía para entender más allá de las palabras y comprometernos en dar voz al colectivo de a las personas excluidas, sin recursos y en situación de vulnerabilidad, demasiadas veces ignoradas por la sociedad española.

Actividades en LEÓN
 Viernes 09 nov: Salón parroquial del Crucero: Escucha a los inmigrantes
 Jueves 15 nov: Día de la Escucha:
09:30 h. Hogar del Transeúnte Escuchando a los marginados
 12:30 h. Sede Teléfono de la Esperanza: Escuchando a familias necesitadas.

 Viernes 16 nov: 11:30 h. Charla sobre Escucha Activa. C.Día San Vicente de Paúl.

miércoles, 14 de noviembre de 2018

‘Basuraleza’

El rincón del optimista
Juan


Según un informe elaborado por LIBERA, proyecto de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes para acabar con la ‘basuraleza’ (término que define la basura-residuos tirados en entornos naturales), el 70% de los castellanos y leoneses se considera muy concienciado con el medio ambiente. De hecho, el 44% de la población de la Comunidad declara que no tendría ningún problema en agacharse a recoger un papel del suelo, aunque no fuera suyo. Este estudio evalúa el comportamiento de la población en relación con los desechos que genera, sus hábitos en materia de reciclaje o su comportamiento cuando está en lugares públicos. Del estudio también se desprende que un 50% de los castellanos y leoneses asegura sentir vergüenza cada vez que se encuentra restos de basura en los entornos naturales, mientras que alrededor del 42% siente rabia cuando esto sucede.
Otro dato que ofrece este informe: el 56% de los encuestados asegura que son colillas de tabaco el residuo que más se encuentran en la naturaleza. Escasa preocupación por el medio ambiente, comodidad, pereza… son algunos de los motivos por el que la gente parece arrojar basura a la naturaleza.
En el periódico La Nueva Crónica de León firmaba Fulgencio Fernández recientemente un reportaje en el que informaba de la curiosa iniciativa de un grupo de concienciados con este tema que se autodenominan ‘Los amigos del mocho’ y que llevan tres años saliendo cada primer domingo de mes a cumplir con su lema: ‘De puente a puente, limpio con la gente decente’. Se trata de una singular patrulla ciudadana que limpia los márgenes del río Bernesga cada primer domingo de mes recogiendo toda la porquería que tiran al suelo los guarros sin escrúpulos. Una patrulla de voluntarios a la que te puedes sumar tú en cualquier momento.
Y es que la responsabilidad de que haya basura en la naturaleza es de todos y a todos también nos corresponde revertir esta situación. Nos molesta encontrar basura en los espacios públicos, en la montaña o en el campo. Pues empieza por recoger lo que tú generas y, si te animas, también lo que haya ido dejando ‘olvidado’ tu despistado convecino, siguiendo el ejemplo de ‘Los amigos del mocho’. Sobre todo, encárgate de educar a los más jóvenes a que no tiren nada al suelo, anima a que depositen la basura, los plásticos, latas, cajas… en papeleras y/o en contenedores, mejor aún clasificado en los colores establecidos para su posterior reciclaje o reutilización. ¿Si en tu casa buscas el recipiente de la basura para tirar cualquier residuo, dime el motivo por el que lo arrojas al suelo cuando vas por la calle o por el campo? ¿Acaso estos espacios no son tuyos también? Si alguien te ve recoger una lata o un plástico del suelo y depositarlo en un contenedor, estás creando conciencia ecológica. Sigue así. Ponte en acción. Predica con el ejemplo. Lucha contra la basuraleza… desde hoy mismo.
Asín sea.
martes, 13 de noviembre de 2018

Guarda y custodia de los hijos menores

Tu abogada al teléfono
Mª. Loreto Castro Sánchez
Guarda y custodia de los hijos menores en caso de separación, divorcio o ruptura de uniones de hecho. ¿Compartida o monoparental?
Se interesaba un lector del blog por si, en caso de separación o divorcio, la mejor forma de guarda y custodia de los hijos menores de edad es la compartida. En una cuestión tan delicada no se puede dar una respuesta única y contundente, siempre es necesario analizar cada caso.
Lo primordial a tener en cuenta en este fundamental tema es qué es lo más beneficioso para los más débiles y vulnerables, los hijos, cuyo interés siempre está por encima del de los progenitores.
Hasta 2005 no se introdujo la custodia compartida de forma expresa en nuestro Derecho Civil, entonces solamente un 2% de las familias se acogieron a esta opción. En 2016 el porcentaje aumentó al 28,3%, y ha seguido creciendo. En los últimos años la jurisprudencia del Tribunal Supremo, que es tan vinculante para los jueces como la ley, ha ido consolidando este modelo como el normal y deseable, porque permite que sea efectivo el derecho que los hijos tienen a relacionarse con ambos progenitores, aún en situaciones de crisis, siempre que se proteja su superior interés (el denominado favor filii), estableciendo ciertos criterios a considerar para su establecimiento, como la práctica anterior de los progenitores en sus relaciones con los hijos y sus aptitudes personales (el contacto con el colegio, médicos, ocio…), la opinión de los menores cuando se les considera con suficiente juicio, y siempre si son mayores de 12 años, o el cumplimiento por parte de los progenitores de sus deberes en relación con los mismos. Hay que tener en cuenta que en la actualidad, afortunadamente, los padres se implican mucho más en la crianza y cuidado de los hijos que en épocas  anteriores.
Incluso varias Comunidades Autónomas con derecho civil propio han decidido regular en sus leyes autonómicas la custodia compartida como sistema preferente: Cataluña, Aragón, Navarra y País Vasco (la ley de La Comunidad Valenciana que también la implantó fue considerada inconstitucional en 2016, pero únicamente por considerar que esta comunidad carecía de competencia para legislar en este tema).
Además numerosos estudios coinciden en que la custodia compartida es el sistema que más se acerca a lo que con anterioridad era el día a día de cualquier familia, favoreciendo la relación entre los propios progenitores -al repartir su responsabilidad y poder disponer ambos de más tiempo para su trabajo y su ocio-, y facilitando que los niños puedan crecer disfrutando de sus padres, que se sientan parte de ambas unidades familiares y que la ruptura sea menos traumática para ellos. Así, la psicóloga infantil del Hospital Ruber Internacional, Guadalupe Torres, considera que “hay una abrumadora evidencia científica que pone de manifiesto los beneficios psicológicos de la custodia compartida”, que “existe un mayor bienestar emocional y social, mejores relaciones parentales y mayor capacidad de aceptación y adaptación”, y que en caso contrario, pueden aparecer “problemas académicos, conductuales o afectivos, ya que además de desequilibrar la relación con uno de los padres, existe mayor conflictividad entre ellos, lo que repercute en el menor”. Lo normal es que, después de un periodo de adaptación, se acostumbren a la nueva situación. Y para ello es fundamental aportarles seguridad afectiva, “que los niños sepan que pase lo que pase les van a seguir queriendo, y que el problema es entre los padres, no de la familia”.
Por supuesto hay casos claros en los que la custodia compartida no es conveniente, ya sea por motivos laborales, de distancia entre los domicilios de los progenitores o por la existencia de conflictos muy graves entre ellos.
De cualquier modo, la ruptura existe independientemente del tipo de custodia, el momento es duro y la mejor forma de afrontarlo es alcanzando acuerdos desde el diálogo, el respeto y la generosidad, y priorizando siempre el bienestar de los hijos.
lunes, 12 de noviembre de 2018

Crecimiento y desarrollo personal

Marcos


Da pequeños pasos a tu medida en tu día a día
En el anterior artículo hablamos sobre la importancia de la reflexión como paso previo para pasar a la acción.
Es importante reflexionar pero, si quieres superar la timidez, conseguir tus metas y propósitos, mejorar tu situación actual y las relaciones con los demás, tienes que poner las cosas en práctica y pasar a la acción.
En los procesos de Coaching que realizo de forma presencial o por Skype, el cliente se compromete entre sesión y sesión al cumplimiento de un plan de acción: pasos que va a dar en este periodo de tiempo en dirección a sus objetivos.
Para pasar a la acción es importante dar pasos a nuestra medida. No es necesario diseñar acciones complejas o difíciles, esto podría hacer que evitemos actuar. Se trata de fraccionar el objetivo y fijar acciones concretas y que estén a nuestro alcance realizarlas.
¿Cuáles pueden ser estos pequeños pasos? Algunos ejemplos son:
  • Pedir a un amigo quedar a tomar algo.
  • Ir a un concierto al que te apetece ir.
  • Ir a un evento o actividad para conocer gente.
  • Ir a una charla o conferencia y atreverte a preguntar.
Si en tu día a día realizas pequeñas acciones avanzarás en dirección a tus objetivos, y tu autoestima se verá reforzada.
Valora el hecho de haberlo realizado independientemente del resultado que obtengas. Si por ejemplo, te animas a ir a un evento para conocer gente, siéntete bien por haber decidido asistir si es algo que te cuesta hacerlo y que quizás llevas tiempo postergándolo.
Te propongo que decidas una acción para realizar en estos próximos días que suponga encaminarte hacía aquello que es importante para ti y que tomes nota de cómo te sientes por haberla llevado a cabo.
domingo, 11 de noviembre de 2018

Había una vez…

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena

Había una vez una niña que creció creyendo en los cuentos de hadas y en el espacio mágico del mundo de princesas y príncipes. Princesas débiles y cariñosas, necesitadas de príncipes apuestos y valientes que les resolvieran la vida.

Crecía a su lado un niño que no leyó jamás un cuento de hadas ni creía en fantasías principescas. Trabajaba, experimentaba, probaba, aprendía desde la realidad sin entretenerse en ensoñaciones irreales.

Un día, la niña –cansada de vivir en las nubes y no encontrar lo que buscaba– bajó su mirada a la cotidiana y tranquila realidad que la rodeaba. Y el niño –cansado él del arduo y árido trabajo diario– levantó la suya para ver un poco más arriba, para descansar. Y he aquí que sus miradas se encontraron.

Desde entonces no han dejado de mirarse.

Ella descubrió que la realidad no estaba tan mal, que se podía vivir en ella trabajando y construyendo esperanzas. Ya no quiere príncipes perfectos y lejanos, ajenos a lo cotidiano. Quiere vivir, sin más, aceptando lo que venga y diciendo sí a la vida.

Él se relajó y, de vez en cuando, descansa en la paz de no hacer nada y de pararse a contemplar. Ha descubierto que mirar un poco por encima de la realidad le ayuda a serenarse y a confiar. Quiere descubrir la magia de la vida sin necesidad de salir de ella.

Y aquellos que llegaron a conocerlos cuentan que, desde que enlazaron sus miradas, la vida es más bonita y más alegre para ellos y para los que les rodean.