El que da, no debe volver a acordarse;
pero el que recibe nunca debe olvidar
Blog
viernes, 30 de noviembre de 2018

Mindfulness





Hoy, 24 de septiembre, comenzamos el “Taller de Mindfulness”. La coordinadora Carmen, comienza con un grato recibimiento a los 11 participantes que vamos a tratar de acompañarla y participar durante 9 sesiones. Sus siguientes palabras son “Mindfulness no es una técnica de relajación”, aunque se apoye en la relajación y la calma. Tampoco es una religión…
Mindfulness es una palabra inglesa de origen oriental, pero la traducción que me gusta (dice ella) es la traducción china, porque no es atención plena, es “atención al corazón” que es lo que a mí me encanta, vamos a dejar el ruido y vamos a atender el corazón.
Después de estas 9 semanas vamos a conseguir vivir en “la atención plena” a lo que pienso, a lo que siento y a las sensaciones que tengo. Vamos a hablar de sentimientos. Salir del “piloto automático” va a ser la primera sesión y nos lo explica detalladamente. Seguidamente nos comimos una pasa haciendo un fabuloso experimento de observación con todos los sentidos para pararnos a observar lo “obvio”. Nos manda cerrar los ojos y se vuelca en el cuidado de los presentes que estén medicados, por precaución no los deben cerrar.
Durante la semana tenemos deberes:
· Comer en atención plena.
· Hacer una actividad en atención plena y escribir lo que hemos experimentado.
Seguidamente hicimos una exploración corporal (repaso del cuerpo con la respiración y la mente) durante 45 minutos. Esta exploración, va a ser una tarea diaria, tumbados en la cama (algunas quejas se oyen). Terminamos con un sentimiento.
********

CONCLUSIONES SOBRE EL CURSO DE MINDFULNESS EN EL TELÉFONO DE LA ESPERANZA
Tal y como se nos ha pedido, a continuación me gustaría reflejar las conclusiones a las que he llegado tras asistir al curso de meditación y mindfulness en el Teléfono de la Esperanza.
En primer lugar, he de decir que yo me inscribí en este curso de manera “obligada”. Lo entrecomillo porque para nada ha sido una experiencia desagradable para mí, sin más tuve que hacerlo porque me dijeron que si quiero ser teleoperador voluntario con ellos tengo que hacer un curso gratuito previo a la formación correspondiente, y entre todos los que me ofrecían, el de meditación fue sin duda el que más me llamó la atención.
Han sido 9 semanas bastante interesantes y reveladoras. He de reconocer que por mi ritmo diario y todas las actividades que vengo desempeñando, no he podido practicar tanto como me gustaría. A pesar de ello, creo haber generado un hábito que me llevaré para toda la vida, así que por de pronto os estoy muy agradecidos a todos por todo lo que me habéis enseñado.
La dinámica del grupo es buena y entretenida. Mis compañeros son todos muy agradables y honestamente se ve que son buenas personas. Su compañía ha sido muy grata y me alegro de haberles conocido.
Creo que el curso se ha desvirtuado en ciertas ocasiones por el hecho de que varios compañeros desgraciadamente han sufrido experiencias muy duras. Por momentos en lugar de ser un grupo de mindfulness hemos sido más bien un grupo de autoayuda, pasando todo el aspecto de la meditación a un segundo plano. A pesar de ello no considero que se hayan quedado cosas en el tintero, por lo que me alegro de que haya sucedido algo así si con ello mis compañeros han gozado de cierto alivio en su pesar.
Creo que poco más puedo añadir. Recomiendo enormemente este curso a cualquier persona a la que le interese el tema. Desde el primer momento me he sentido como en casa y espero que así siga siendo teniendo en cuenta el camino que por delante quiero recorrer.
Un saludo y gracias de corazón.
jueves, 29 de noviembre de 2018

Si no puedes ser...

Pax Vostrum
Beatriz


“Si no puedes ser un pino sobre un monte, sé una hierba, pero sé la mejor hierba pequeña a la orilla del arroyo.
Si no puede ser un árbol, sé un arbusto. Si no puedes ser una autopista, sé un sendero.
Si no puedes ser el sol, sé una estrella. Sé siempre lo mejor de eso que eres. Trata de descubrir el proyecto que estás llamado a realizar y dedícate con pasión a cumplirlo en la vida”.
Martin Luther King
Sea lo que sea que seas, atrévete a expresarlo con todos tus fuerzas. Esto es con lo que me quedo de este texto de Martin Luther King.
Creo que la mayor parte de nuestras frustraciones vienen de esto, de no ser lo que sentimos que somos, de no expresar lo que verdaderamente sabemos que existe dentro de nosotros, de no permitirnos exponernos sin máscaras, de no vivir simplemente lo que verdaderamente somos.
Vivemos en incoherencia, sintiendo diferente de lo que decimos, diferente de lo que hacemos, diferente de lo que pensamos….  
Tratar de vivir cada día desde la autenticidad es un esfuerzo al que merece la pena dedicarle tiempo J.  Y no es nada fácil, el camino está lleno de obstáculos, porque en cuanto nos despistamos, dejamos de ser nosotros mismos por querer agradar, ganarte a los otros, no exponerte demasiado, protegerte, manipular para conseguir lo que quieres, etc…  Hay que estar atentos…, muy atentos… 
miércoles, 28 de noviembre de 2018

Arena

Caligrafía de emociones
Jose


No voy a dejarte entrar sin revisar tus bolsillos,
cortar tus uñas, limar tus manos.

No voy a dejarte entrar porque tengo miedo
de objetos punzantes, de palabras con veneno.

No voy a dejarte entrar ni pensaré en salir de nuevo.
Para pisar arenas pantanosas con zapatos mojados.
martes, 27 de noviembre de 2018

Actividades
para los meses de
enero a marzo 2019



Reímos cuando el viento se detiene 
y abre paso a otro camino 
que soñábamos pisar
Luz Casal

Más que nunca necesitamos reírnos y pisar el camino que conduce hacia la distensión, hasta nosotros mismos. Y para esto es urgente pararse. Detenerse. Y “quitar algo de  importancia a lo que va quedando atrás”, como dice la segunda estrofa de la canción citada. Nuestra espalda emocional está excesivamente cargada. Soporta peso en demasía, que hay que soltar. Soltar, soltar. Ese es el camino. Que una mochila tan cargada acaba provocando contracturas emocionales y físicas.
El Teléfono de la Esperanza quiere poner a tu alcance instrumentos de trabajo interior y en grupo para avanzar en tu desarrollo integral, para convertirte en un alquimista de tu historia, más allá de todo lo recibido y de todo lo soportado. No hay que ir a ningún sitio para crecer ni visitar ningún ashram en la India ni hospedarse en ningún monasterio tibetano o cristiano. Todo comienza y termina, como dice el Maestro Claudio Coello, en ese lugar concreto en que ahora estás y en centro de tu corazón.
Lo demás puede ser muy lindo, pero en muchos casos no es sino una huida disfrazada. Y toda huida te acaba devolviendo al sitio de partida.
Además de aprender a reírnos hasta de nosotros mismos y a carcajada – que vamos por la vida con carteo excesivamente triste- , necesitamos respirar aire fresco y limpio.
El Teléfono de la esperanza apuesta por personas honestas, sencillas, humanas, solidarias. Es urgente seguir promoviendo espacios para la solidaridad y la profundidad entre todos y todas. Las ONGs y sus voluntarios son el lado amable de una sociedad que grita su desesperanza y su abandono. Necesitamos que escampe y como dice nuestra querida Luz Casal: “Sacar todo eso que duele y volver a comenzar, volver a comenzar”.



El Teléfono de la Esperanza, aconfesional y apartidista, nació hace más de 40 años para escuchar,  acompañar,  acoger y para no juzgar.
Este trimestre inauguramos una nueva sede en la ciudad de León, en PASAJE ORDOÑO II-República Argentina, Nº 32, 1º C.  Un lugar que queremos que sea confortable y amable.
Para esta ingente tarea ponemos todos nuestros recursos al servicio de la salud emocional e interior de nuestros ciudadanos, a través del servicio gratuito y desinteresado de todos nuestros orientadores y coordinadores.
A.- GRUPOS DE DESARROLLO PERSONAL 
¡Quién no necesita  de un mano, de un empujón, de  sentarse, de empujar, de luchar, de reír, de llorar, de cantar, de amar, de buscar, de sentir, de golpear, de expresar algún perdón, atreverse con un gracias, abrirse a un hola, pararse un instante a analizar lo que está pasando con su vida y lo que quiere que pase! Queremos hacernos protagonistas de nuestra historia. Para este fin son estos grupos:
1º.- AUTOESTIMA. Aprender a quererse, a respetarse, a perdonarse es la primera tarea de todo ser humano. La calidad emocional de nuestras relaciones interpersonales viene determinada por el aprecio que nos tenemos a nosotros mismos. Quien no se ama a si mismo está bloqueado para mantener relaciones sanas. Este grupo, puerta de entrada a toda la formación que ofrece el Teléfono de la esperanza, es una oportunidad para hacer un diagnóstico de nuestro mundo interior y poner en marcha alternativas amables.
Días y horas de realización: Lunes, de 5 a 7 de la tarde. Miércoles, de 5 a 7 de la tarde
2º.- GESTION EMOCIONAL. No hay emociones positivas y emociones negativas. Unas pueden ser agradables – amor, paz, alegría..- y otras desagradables – tristeza, angustia, culpa, envidia, ira..- pero todas están ahí para informarnos de lo que nos está pasando, todas traen su propia sabiduría. Es necesario reconocerlas, escucharlas, acompañarlas y dejarlas partir. Nada surge en nosotros porque sí. Toda emoción tiene un mensaje encubierta que hay que desencriptar. Todo es por algo y para algo. Los sabios son los que saben escuchar la voz de su propio bullicio interior y transformarla.
Día y hora de realización: Martes, de 5 a 7 de la tarde
3º.- GRUPO DE JOVENES. El Teléfono es consciente de la necesidad de dar respuestas a las demandas de los jóvenes de hoy, por eso les ofrece un lugar de encuentro y de amistad, para hablar desde el corazón de lo que les preocupa y centra sus intereses. En este trimestre estará volcado en cómo resolver y afrontar nuestros conflictos, qué hacer para dar respuestas sanas y saludables a las tensiones y distorsiones que todos vivimos. Cómo aprovechar ese desencuentro y convertirlo en un aprendizaje con buen sabor. Como bien decía el poeta catalán: “La vida es bella. Ya verás como a pesar de los pesares tendrás amigos, tendrás amigos…” y sabrás carear tus cuitas personales, familiares y grupales.
Día y hora de realización: jueves de 5 a 7 de la tarde.
4º.- ELIJO SER FELIZ. Entre todos hemos creado una sociedad de pícaros, corruptos e infelices. De personas amargadas que hacen gala de su amargura. Así nos va. Hemos despreciado valores importantes como la honestidad, la solidaridad, la ternura y la sencillez. Nos hemos olvidado de lo importante para refugiarnos en lo accesorio y construir una sociedad y unas personas de papel de celofán. Este grupo es una oportunidad para desmontar un edificio frío y solitario y apostar por la verdad, la alegría, la plenitud y la felicidad. Ser feliz es una apuesta mejor que cualquier número premiado del gordo de Navidad.
Te ofrecemos un grupo  los viernes de 11 de la mañana a 1 horas.
5º.-  MINDFULNESS. La clave para practicar mindfulness es la respiración. Es el ancla que me hace volver una y otra vez al presente, al aquí y ahora. Mindfulness  o atención plena es prestar atención de manera intencionada a lo que ocurre con una actitud compasiva. Es prestar atención a lo que estoy haciendo, pensando y sintiendo en el momento en el que esto ocurre. Sin juicio ni crítica. Con actitud amable y curiosa. Aceptando lo que está ocurriendo, tal y como es; respondiendo en lugar de reaccionar de manera automática.  Darse cuenta y observar. Esa es la clave.
Te ofrecemos un grupo los miércoles a las 7 a 9 de la noche.
6º.- EL PENSAMIENTO POSITIVO. Pensar en positivo no es poner cielo azul donde solo hay nubarrones, sino más bien descubrir que los nubarrones también tienen su sitio y su momento. Pensar en positivo es ver lo que hay detrás de las aparentes zancadillas de la vida y sentir que ésta tiene su propia dinámica y su propia inteligencia escondida. Pensar en positivo es hacerlo de forma racional y razonable, desentrañando que detrás de todo malestar hay un pensamiento que nos está jorobando y que es exagerado y superable. Evocamos a Albert Ellis: “Los mejores años de tu vida son aquellos en los que decidas que tus problemas son sólo tuyos. No es culpa de tu madre, la ecología, o el presidente. Uno se da cuenta de así del control de su propio destino”.
Te ofrecemos un grupo los jueves a las 5 de la tarde a 7 de la tarde.

B.- TALLERES PARA CRISIS ESPECÍFICAS
Hay situaciones especiales que requieren también un tratamiento especial. Para eso nacieron estos talleres.
7º.- GRUPO ENTRE AMIGOS,  está dirigido a aquellas personas que se sienten solas o incomunicadas y  desean relacionarse e integrarse en grupos de encuentro, diálogo y convivencia. Porque estamos mejor juntos que separados. Una oportunidad para conocer otra gente, hacer otras cosas, divertirse y ampliar horizontes.
Te ofrecemos un grupo los jueves a las 7 a 9 de la noche cada quince días.
8º.- CUIDANDO AL CUIDADOR, porque esta labor de cuidar y acompañar a las personas enfermas o mayores exige tanta dedicación y tiempo, que se hace imprescindible espacios de respiro y de diálogo, para verbalizar malestares y quemazones, para compartir experiencias y sentirse comprendidos  y escuchados. Si tu tarea es cuidar a personas dependientes este curso se ideó pensando en ti.
Te ofrecemos un grupo los jueves a las 7 de la tarde, semanalmente.

C.- CURSOS ESPECÍFICOS
9º.- Curso de “ASERTIVIDAD”. La asertividad es la forma sana y equilibrada que tenemos las personas para expresar y defender con argumentos maduros nuestras ideas y creencias, se asocia con una autoestima alta. Recuperamos la hermosa frase de Melodie Beattie : “No tenemos por qué asociarnos a personas que no nos hacen bien, y que nos obligan a pensar que no somos lo suficientemente buenos, y que, si trabajamos duro y somos mejores, tal vez algún día podamos ser suficientemente dignos. Ésa no es la clave... Es hora de decir: Esto me perjudica y debo dejarlo”. O aquello otro de “no te merece quien te lastima (Walter Riso). Para construir puentes seguros personales y canales de comunicación claros y ciertos, ofrecemos este curso, a celebrar un fin de semana del mes de enero y sus sesiones de seguimiento.
Se llevará a cabo 25,26 y 27 de ENERO. Viernes a las 17 h. en sede. Intensivo de fin de semana en sede. Por determinar el día de seguimientos
10º.- Seminario de “RELACIÓN DE AYUDA”. Este curso va dirigido a todas las personas que han seguido un proceso de maduración y crecimiento  y se preparan para poder ser voluntarios/as del Teléfono de la esperanza. Está muy bien ayudar, pero ¿cómo se ayuda? ¿Qué instrumentos y medios hay que utilizar?
Día y hora de relación: Martes de 7 a 9 de la noche.


Metodología: Todos los grupos, cursos y talleres son vivenciales, en lo que lo importante es la experiencia de cada persona.
Plazo de inscripción para todas las actividades: Desde hoy hasta el día 10 de enero de 2019. Cada persona se apuntará a un solo taller, especificando día y hora de reunión y con carácter supletorio podrá solicitar un segundo grupo por si el primero no se llegara a realizar.
Lugar de inscripción: Sede del Teléfono de la Esperanza, en Avda. Padre Isla nº. 28, 4º izquierda. Por las mañanas o las tardes, de lunes a viernes.
Coste de las actividades: El precio a cada grupo, curso o taller lo pone cada participante de forma responsable según sus posibilidades, salvo los que expresamente vengan determinados. Que nadie sin recursos se quede sin acudir al Teléfono de la Esperanza. Somos una ONG.
Comienzo de las actividades: A partir del 15 de enero de 2019 o cuando las obras de la nueva Sede del Teléfono de la esperanza se terminen.
Requisitos especiales: Tener ilusión, motivación y ganas de mejorar la propia vida emocional e interior.
Contraindicaciones: Todas las actividades que organiza y empuja el Teléfono de la Esperanza carecen de efectos tóxicos.
Dosis adecuada: Una reunión semanal, de hora y media a dos horas de duración, en un clima de sinceridad, afecto, escucha y cercanía.
Esta convocatoria pueda ser impresa, grabada, transmitida y recomendada sin vulnerar ley ni reglamento público o privado.
Finalizamos con la canción de Luz Casal:
Y si gana la derrota habrá que volver a empezar.
Apostar aún más alto y comenzar a pelear.
Sé que el vértigo se irá pero sólo si te atreves a saltar, saltar una vez más
lunes, 26 de noviembre de 2018

Todo un milagro

Raúl Rodríguez
Escritor y director de cine

Este libro habla de milagros, pero no son ni tus milagros ni mis milagros ni los milagros de los demás, son los milagros de la vida, o casi mejor habría que decir que se trata del milagro de la vida ya que la vida es el verdadero y único milagro. 

Todo es una única sustancia, un único milagro, lo que ocurre es que nadie tenemos ni idea de qué sustancia se trata, los científicos andan detrás de ello y apenas saben decir nada, los místicos lo balbucean, los poetas lo proclaman, los músicos lo cantan, los bailarines lo bailan, pero sobre esa sustancia nadie sabe nada, cuanto más se intenta ahondar en esa 'única cosa' que todo lo constituye, más ignorantes nos volvemos.

Cuando ocurre un milagro la vida no hace nada extraordinario, los milagros no tienen nada de sobrenatural ya que son completamente naturales, es decir que la vida los contempla dentro de su propio diseño interno. Los milagros simplemente suceden, no hay nadie detrás haciéndolos. 

Ante un milagro la mente se detiene, un milagro es algo que en realidad la mente no puede interpretar ni comprender; los milagros no son para colmar las expectativas de la mente, y es que si se tratara de colmar las expectativas de la mente nunca habría suficientes milagros dado que la mente siempre querría más y más. Cuanto más grande es un milagro más posibilidades hay de que pueda ser manipulado, dadme siempre milagros pequeños, muy pequeños. 

Escribiendo este libro me he dado cuenta de que todos los milagros están ya hechos, lo que ocurre es que los vamos descubriendo a medida que nuestra consciencia se hace presente. 

Una cosa es lo milagroso y otra muy distinta lo milagrero. Lo milagroso es todo lo que la vida trae, lo milagrero es lo que nuestra mente va buscando. Con lo milagrero siempre nos equivocamos, con lo milagroso no hay nunca equivocación. Lo milagroso no es fruto de nuestra voluntad, lo milagrero es justamente el espejismo provocado por la voluntad y por los deseos; con lo milagroso no hay nunca ningún problema, en cambio con lo milagrero siempre hay conflicto y decepción ya que la mente no sabe en realidad lo que quiere.  En lo milagrero hay siempre un "yo" que busca algo, en lo milagroso no hay un "yo" buscando nada. En lo milagrero pensamos que somos nosotros los que hacemos las cosas, en lo milagroso nos damos cuenta ya de que es la vida la que todo lo hace.

Mientras estaba con la escritura de este libro se obró en mí un milagro, y es que me quedé sin preguntas, cuando ya no hay preguntas tampoco son necesarias las respuestas. 

Lo más importante de un milagro no es que suceda y que muchos lo vean, lo importante de verdad de un milagro es que sea útil. 

domingo, 25 de noviembre de 2018

Mejor mirada,
mejor persona

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena


Con frecuencia escuchamos eso de “tú me haces ser mejor persona”. No diré que me desagrada la expresión, entre otras cosas, porque supone un halago que nos engorda el ego y porque no dudo de la sinceridad de quien la pronuncia.
Pero, sinceramente, creo que no es verdad.
Cada uno es como es, independientemente de con quién esté, aunque –cierto es- las influencias positivas o negativas de los que nos rodean se notan en nuestra vida. Y mucho.
Pienso que la base real de esa afirmación está en cómo nos manifestamos ante los otros, sobre todo, ante su mirada.
Hay miradas escrutadoras en busca de defectos y faltas que, a la larga, acaban por aparecer. Miradas llenas de juicios y prejuicios que nos posicionan en una postura carente de libertad y no nos dejan mostrarnos como realmente somos. Nos sentimos aprisionados, encorsetados y con ganas de desaparecer. Las evitamos y huimos de ellas siempre que podemos.
Sin embargo, otras miradas nos esponjan y nos dan alas para ser como somos. Son miradas claras, directas, libres de juicio, abiertas. Miradas bajo las cuales nos sentimos grandes, especiales y dignos, que nos hacen creer en nosotros mismos y en nuestras posibilidades. Esas son las que buscamos y las que echamos de menos cuando no están.
¿Quién no ha experimentado alguna vez el influjo de cada una de estas miradas? ¿Quién puede ignorar aquello de lo que estoy hablando? Nuestra historia personal está llena de miradas. Hemos crecido bajo la mirada de los que nos rodean y hemos adoptado, en definitiva, el papel que esa mirada demandaba en cada ocasión.
sábado, 24 de noviembre de 2018

¿Qué cuántos años tengo?


¡Qué importa eso!
¡Tengo la edad que quiero y siento!
La edad en que puedo gritar sin miedo lo que pienso.
Hacer lo que deseo, sin miedo al fracaso o lo desconocido…
Pues tengo la experiencia de los años vividos
y la fuerza de la convicción de mis deseos.
¡Qué importa cuántos años tengo!
¡No quiero pensar en ello!
Pues unos dicen que ya soy viejo
otros “que estoy en el apogeo”.
Pero no es la edad que tengo, ni lo que la gente dice,
sino lo que mi corazón siente y mi cerebro dicte.
Tengo los años necesarios para gritar lo que pienso,
para hacer lo que quiero, para reconocer yerros viejos, rectificar caminos y atesorar éxitos.
Ahora no tienen por qué decir:
¡Estás muy joven, no lo lograrás!…
¡Estás muy viejo, ya no podrás!…
Tengo la edad en que las cosas se miran con más calma,
pero con el interés de seguir creciendo.
Tengo los años en que los sueños,
se empiezan a acariciar con los dedos,
las ilusiones se convierten en esperanza.
Tengo los años en que el amor,
a veces es una loca llamarada,
ansiosa de consumirse en el fuego de una pasión deseada.
y otras… es un remanso de paz, como el atardecer en la playa.. ¿Qué cuántos años tengo?
No necesito marcarlos con un número,
pues mis anhelos alcanzados,
mis triunfos obtenidos,
las lágrimas que por el camino derramé al ver mis ilusiones truncadas… ¡Valen mucho más que eso!
¡Qué importa si cumplo cincuenta, sesenta o más!
Pues lo que importa: ¡es la edad que siento!
Tengo los años que necesito para vivir libre y sin miedos.
Para seguir sin temor por el sendero,
pues llevo conmigo la experiencia adquirida
y la fuerza de mis anhelos
¿Qué cuántos años tengo?
¡Eso!… ¿A quién le importa?
Tengo los años necesarios para perder ya el miedo
y hacer lo que quiero y siento!
Qué importa cuántos años tengo.
o cuántos espero, si con los años que tengo,
¡¡aprendí a querer lo necesario y a tomar, sólo lo bueno!!
José Saramago
viernes, 23 de noviembre de 2018

Información y equilibrio psicológico

El rincón del psiquiatra
Alejandro Rocamora Bonilla
Psiquiatra


¿Qué ocurriría si un día nos levantáramos y no hubiera periódicos, ni libros, ni radio, ni TV, ni Internet, ni cine, ni ordenadores, ni teléfonos móviles, ni teléfonos fijos? ¿Seguiríamos  viviendo? ¿El mundo seguiría siendo real? Por extraño que parezca el sol seguiría saliendo, la vida seguiría con sus momentos de alegría y sus momentos de tristeza, el amor, la esperanza y también el odio y la muerte serían un ingrediente cotidiano de nuestra existencia y habría nacimientos y fallecimientos. Es lo mismo que ocurría desde el inicio de los tiempos hasta la aparición de la imprenta. Y aquí surgen las preguntas: ¿qué nos aportan los medios de información? ¿El estar bien informados favorece el crecimiento personal o es un impedimento para la felicidad? Veamos la respuesta.
El síndrome de fatiga por exceso de información
El síndrome de fatiga por exceso de información -Information Fatigue Syndrome (IFS)- se caracteriza por el elevado nivel de estrés de quienes a toda costa intentan asimilar el caudal de información que les llega constantemente a través de la televisión, el teléfono, periódicos, libros, faxes y, sobre todo, de Internet. El IFS se caracteriza por un estado psicológico de "hiperexcitación", "ansiedad" e "inseguridad" que provoca la "parálisis de la capacidad analítica", pudiendo conducir a "decisiones imprudentes y a conclusiones distorsionadas". Según algunas estadísticas casi la mitad de los altos ejecutivos y un tercio de los gerentes padecen este síndrome.
No obstante, por extensión podemos afirmar que padecen este síndrome todas las personas que ante la toma de una decisión (la compra de un piso, elegir colegio par sus hijos, elección de una carrera universitaria, decisión para hacerse o no una operación quirúrgica, etc.), multiplican sus contactos y piden información exhaustiva a distintas entidades o consultan a numerosos médicos y a pesar de todo no se deciden a tomar una opción. En un intento por elegir el mejor camino se bloquean y nunca llegan a la meta, es decir, no se deciden por ninguna opción  pues todas le parecen insuficientes o mejorables. Como consecuencia surge la ansiedad, la inquietud e incluso el aturdimiento con sensación de gran incapacidad y malestar consigo mismo y con los demás.

Pautas para evitar el síndrome de fatiga por exceso de información debemos tener presente algunas claves para que la información no peque ni por exceso ni por defecto:
1.- Debemos tener presente que tanto la desinformación como la sobreinformación es un inconveniente para el equilibrio psicológico del individuo. Aunque es cierto que debemos recabar datos para tomar una decisión (la compra de un piso, el cambio de puesto de trabajo, etc.), no es menos cierto también que una avalancha de información nos puede paralizar o confundir y, por lo tanto,  no tomar ninguna decisión. Debemos correr el riesgo de equivocarnos, pues la completa seguridad de que hemos hecho la mejor opción, no existe y si continuamos acumulando información lo único que conseguiremos es multiplicar nuestra angustia y ansiedad.
2.- Necesidad de confirmar en el otro: ante un problema económico, médico, educativo, etc.  debemos pedir información al experto, pero esto no supone que debamos consultar a todos los peritos en la materia, entre otras razones porque siempre pueden aparecer aspectos no contemplados por el anterior. A este respecto recuerdo una anécdota personal: cuando mi hija era pequeña ante la deformación evidente de su dentadura decidimos consultar a varios dentistas. ¡Cada uno nos dio una solución! Unos decían que era preciso la extracción, otro que precisaba un aparato corrector y un tercero nos llegó a decir que no era necesario hacer nada por el momento. ¿Ante criterios tan diversos qué hacer? Al final nos dejamos llevar por la pura intuición y por el que estaba más cerca del domicilio (como se observará ninguna eran razones científicas). No obstante, por los resultados parece que la opción fue la correcta.
3.- Respecto a la información sanitaria, el personal médico debe huir de excesivo tecnicismo y de una sobreabundancia de datos. Ambas posturas son graves errores a la hora de transmitir la información. La primera crea más confusión y angustia (“todos esos nombres raros me suenan a cosas malas”, decía un familiar de un enfermo); y la segunda, quizás descubra aspectos que el propio enfermo y la familia no se habían planteado, con lo cual la espiral del caos se acrecienta. Además, la información médica debe ser gradual, flexible y veraz, teniendo en cuenta al receptor (su formación, la situación ante la enfermedad, etc.) y buscar el momento oportuno para transmitirla.
4.- La información diagnóstica y del momento evolutivo de la enfermedad debe ser realizada por el personal médico responsable del enfermo. Las consultas a Internet, enciclopedias médicas, etc. en ocasiones mas que clarificar la situación la contaminan, entre otras razones, porque  existen “web” pseudocientíficas que provocan falsas expectativas o soluciones excesivamente fáciles, ante problemas médicos muy graves.
jueves, 22 de noviembre de 2018

Sobre el infinito

Valentín Turradoa


Soy uno más anhelando el infinito, 
la verdad,
la compasión.
Uno más en esta infinita cadena de pasos pequeños.
Pasos pequeños, inciertos y necesarios,
necesarios de luz, 
de inmensidad,
inmensidad de Dios,
de ti, 
de mí.
Una pequeña nada que a veces se avista todo
y vuelve a ser nada.
lunes, 19 de noviembre de 2018

Sobre el dolor





Un anciano maestro hindú, cansado de las quejas de su discípulo, le mandó una mañana a por sal. Cuando hubo regresado, le ordenó echar un puñado en vaso de agua y que se lo bebiera todo. Entonces le preguntó qué tal sabía.
— ¡Muy fuerte!—, respondió el joven.
El maestro sonrió y, acto seguido, le dijo que echase la misma cantidad de sal en el lago. Los dos caminaron en silencio hasta allí y el joven tiró la sal en el agua. El anciano le ordenó que bebiera del lago. Y después de un largo trago, le preguntó qué tal sabía.
— Mucho más rica y refrescante.
— ¿No notas la sal?—, le preguntó el maestro.
— No—, respondió el discípulo.
El anciano se sentó entonces junto al joven y con mucha ternura le explicó:
— El dolor de esta vida es sal pura. La cantidad de dolor es la misma, pero la amargura depende del recipiente donde lo metemos. Así, cuando experimentes dolor, lo único que tienes que hacer es ampliar la comprensión de las cosas. Puedes dejar de ser un vaso para convertirte en un lago.
domingo, 18 de noviembre de 2018

Hablando de resultados

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena

Hasta donde yo sé, el trabajo del campo supone esfuerzo y confianza.

Esfuerzo para plantar, regar, cuidar, escoger, saber esperar  y cosechar después los resultados. Y confianza en que el tiempo acompañe y en que no haya catástrofes climáticas que echen por tierra cualquier beneficio esperado. Si todo va bien, la cosecha es fantástica y la tierra nos da lo que hemos sembrado y cuidado.

Este símil agrícola es fácilmente trasladable a nuestra vida personal.

Y es que, en ocasiones, nos encontramos ante una cosecha magnífica, que nos reporta grandes beneficios. Todo o casi todo nos va bien, la vida nos sonríe, nos sentimos felices y contentos, llenos de plenitud y de agradecimiento… Pero no olvidemos que esos resultados nos los habíamos trabajado antes. No son frutos del azar ni de una varita mágica que moldea nuestro destino.

Del mismo modo, a veces sentimos el peso de la soledad, del aislamiento, de la falta de reconocimiento y de la amargura. Creemos que no somos merecedores de tan mala suerte y que, realmente, la vida es injusta y cruel.

La pregunta es: ¿qué sembramos cada día? ¿Qué cuidamos con esmero? ¿Qué damos?

Puede que los resultados no sean tan maravillosos como hemos esperado. Puede que tarden en aparecer de forma clara. Puede que hasta no percibamos los reales, perdidos como estamos en los esperados.

Pero siempre los resultados están ahí y, más tarde o más temprano, aparecen. Cuando son malos, nos ayudarán a replantear los objetivos y las metas. Cuando son buenos, disfrutémoslos, que es lo que toca.

sábado, 17 de noviembre de 2018

Aceptación





Aceptación: sentimiento, pensamiento, conocimiento...que tenemos que trabajar continuamente.
Nos ayudará a dejar de sufrir a lo tonto.
viernes, 16 de noviembre de 2018

La nuera y la suegra

El rincón del psiquiatra
Alejandro Rocamora Bonilla
Psiquiatra


Hace unos días  he leído en Internet este bello cuento japonés  que quiero compartir con vosotros, queridos lectores. Dice así:
Hace mucho tiempo, una joven llamada Lili se casó y fue a vivir con su marido y su suegra. Después de algunos días, no se entendía con ella. Sus personalidades eran muy diferentes y Lili fue irritándose con los hábitos de la suegra, que frecuentemente la criticaba. Los meses pasaron y Lili y su suegra cada vez discutían y peleaban más.
De acuerdo con una antigua tradición japonesa, la nuera tiene que cuidar a la suegra y obedecerla en todo. Lili, no soportando más vivir con la suegra, decidió visitar a un amigo de su padre para que le ayudara a deshacerse de su suegra. Después de oírla, éste tomó un paquete de hierbas y le dijo:
- "Estas hierbas lentamente irán envenenado a tu suegra, pero no deberás usarlas de una sola vez para liberarte de ella, porque ello causaría sospechas. Cada dos días, pondrás un poco de estas hierbas en su comida. Ahora, para tener certeza de que cuando ella muera nadie sospechará de ti, deberás tener mucho cuidado y actuar de manera muy amigable. No discutas con ella, mejor ayúdala a resolver sus problemas. Recuerda tienes que escucharme y seguir todas mis instrucciones".
Lili respondió:
- "Sí, Sr. Huang, haré todo lo que usted me indique".
Lili quedó muy contenta, agradecida con el Sr. Huang y volvió muy apurada a su casa para comenzar el proyecto de asesinar a su suegra.
Pasaron las semanas y cada dos días, Lili servía una comida especialmente preparada para su suegra. Siempre recordaba lo que el Sr. Huang le había recomendado sobre evitar sospechas, y así controló su temperamento, obedecía a su suegra y la trataba como si fuese su propia madre.
Después de seis meses, la situación en la casa estaba completamente cambiada. Lili había controlado su temperamento y ya casi no aborrecía a su suegra. En estos meses, no había tenido una sola discusión con ella, y ésta ahora parecía mucho más amable y más fácil de lidiar. Las actitudes de la suegra también habían cambiado y ambas pasaron a tratarse como madre e hija.
Un día Lili fue nuevamente en procura del Sr. Huang, para pedirle ayuda y le dijo:
- "Querido Sr. Huang, por favor ayúdeme a evitar que el veneno mate a mi suegra. Ella se ha transformado en una mujer agradable y la amo como si fuese mi madre. No quiero que ella muera por causa del veneno que le di".
El Sr. Huang sonrió y le dijo:
- "Lili, no tienes por qué preocuparte. Tu suegra no ha cambiado, la que cambió fuiste tú. Las hierbas que te di, eran vitaminas para mejorar su salud. El veneno estaba en tu mente, en tu actitud, pero fue echado fuera y sustituido por el amor que pasaste a darle a ella".
Moraleja
Las relaciones humanas son como los vasos comunicantes. Un cambio en un extremo puede provocar una modificación en otro punto. Así en ocasiones un cambio de actitud nuestro provoca que nuestros hijos sean menos agresivos o menos perezosos o mas obedientes. De nada sirve que siempre pongamos el mal en el otro e intentemos por todos los medios que él cambie para que reine la paz en las relaciones; en ocasiones, una modificación en nuestra conducta puede inducir el cambio en el otro.
Otro error es pensar que siempre y a todo el mundo vamos a caer bien, olvidando que cada persona es única y que a pesar de nuestra buena voluntad el otro nos puede contemplar con un “enemigo” potencial al que hay que derrotar. Lo correcto no es devolver agresión con agresión sino comprensión y respeto.
Por último, como la nuera ante la suegra, debemos intentar modificar nuestra actitud ante los demás, para que estos consigan modificar la suya. No podemos relacionarnos con “ideas preconcebidas” de como es el otro, sino permitir que la relación fluya de forma serena y tranquila. Como “la nuera”, a veces, debemos cambiar para que el otro cambie.
jueves, 15 de noviembre de 2018

DÍA DE LA ESCUCHA, HOY 15 DE NOVIEMBRE




Escuchar a las personas excluidas y sin recursos: “ESCUCHA AL QUE NADIE ESCUCHA. TU RECHAZO DUELE”.

Desde hace años, el Teléfono de la Esperanza celebra el día 15 de noviembre el “Día de la Escucha”, con ello pretende:
 * Ayudar a concienciar a la sociedad española sobre la importancia de la “cultura de la escucha” y su repercusión “terapéutica” en todos los ámbitos de la vida social.
* Estimular a los padres y educadores a que incluyan entre las materias necesarias de educación la “cultura de la escucha”, indisolublemente ligada a la cultura del respeto al otro y al que piensa distinto.
* Gritar a la conciencia de los ciudadanos que muchas personas de nuestro entorno se sienten solas, incomunicadas, con una gran necesidad de ser escuchadas.

Este año queremos hacer una dedicación especial de nuestro día a las PERSONAS EXCLUIDAS Y SIN RECURSOS. Su voz es desoída en nuestra sociedad y sus necesidades desatendidas. Con nuestra campaña: “ESCUCHA AL QUE NADIE ESCUCHA. TU RECHAZO DUELE” pretendemos darles voz y defender sus derechos.

Todos los seres humanos nacemos libres e iguales en dignidad y derechos. Las personas POBRES son ciudadanos titulares de todos los derechos fundamentales y, sin embargo, persisten situaciones en que éstas ven limitados estos derechos y, por tanto, su desarrollo personal y su participación en la sociedad.

Es responsabilidad de todos, de los poderes públicos, de las instituciones privadas y del conjunto de la sociedad, asegurar que no se produzcan situaciones de desigualdad y de exclusión. Para ello es necesario continuar incidiendo, desde estrategias de intervención globalizadoras y transversales, con la provisión de los recursos de apoyo necesarios, en el desarrollo de acciones positivas ante las situaciones desventaja que se detecten. Resulta asimismo imprescindible favorecer un cambio de actitudes sociales que permitan la participación e inclusión social de este grupo de ciudadanos excluidos.

El Teléfono de la Esperanza el Día de la Escucha pretende contribuir a aumentar la sensibilidad de la sociedad española y el compromiso político y social en el reconocimiento y respeto a las personas excluidas y sin derechos, como ciudadanos de pleno derecho, favoreciendo así la igualdad y una mayor presencia en la sociedad de la que todos formamos parte. Como cada año organizará una campaña por toda la geografía española cuyo objetivo será contribuir a la creación de una cultura de la escucha y a concienciar sobre la necesidad de priorizar la erradicación de la pobreza en nuestro país.

Este mismo año, Cáritas presentaba su informe sobre la pobreza en España y su con conclusión era triste y contundente: “La desigualdad se está enquistando en la sociedad española”. Los datos no dejan lugar a dudas: “Después de tres años de recuperación de los indicadores macroeconómicos, el 70% de los hogares no perciben los efectos de la misma. Para la mitad de las familias la red de seguridad que tienen a día de hoy es peor que en la situación pre-crisis. Tampoco hay mejora en la tasa de cobertura de la situación de desempleo, que alcanza el 57% en 2018, frente al 71% que registraba en 2008. Además, hay 600.000 hogares sin ingresos, es decir, personas y familias que no disponen de ingresos del trabajo, ni protección al desempleo ni otro tipo de prestación contributiva (son 223.000 hogares más que hace 10 años). Pero quizá lo más preocupante sea: “EL riesgo de invisibilizar a las personas atrapadas en la precariedad”.

En este análisis, no podemos olvidar a las miles de persona que inician la peligrosa aventura de la emigración huyendo de la pobreza severa, la guerra, la violencia y de estados fallidos y despóticos. Dos titulares de prensa, en estos días visibilizan esta dramática situación de miles de seres humanos:

Los olvidados en el Día de Todos los Santos: 7.000 muertes en aguas del Estrecho en 30 años (El Faro de Ceuta)
Soldados de EEUU listos para frenar caravanas de migrantes (La Prensa de Honduras)

Frente al fenómeno de la emigración y la tragedia humana que esconde, las sociedades occidentales, incluida España, responden con indiferencia, xenofobia, violencia y aporofobia. Frente a ello, lanzamos un llamamiento a las administraciones públicas, las organizaciones no gubernamentales, los partidos políticos, los sindicatos, las organizaciones internacionales, las comunidades religiosas y a toda la sociedad civil para convertir la erradicación de la pobreza en la primera y urgente prioridad.
Por todo, hoy más que nunca, os pedimos, en el este día especial, ejercer la Escucha Activa y la Empatía para entender más allá de las palabras y comprometernos en dar voz al colectivo de a las personas excluidas, sin recursos y en situación de vulnerabilidad, demasiadas veces ignoradas por la sociedad española.

Actividades en LEÓN
 Viernes 09 nov: Salón parroquial del Crucero: Escucha a los inmigrantes
 Jueves 15 nov: Día de la Escucha:
09:30 h. Hogar del Transeúnte Escuchando a los marginados
 12:30 h. Sede Teléfono de la Esperanza: Escuchando a familias necesitadas.

 Viernes 16 nov: 11:30 h. Charla sobre Escucha Activa. C.Día San Vicente de Paúl.

miércoles, 14 de noviembre de 2018

‘Basuraleza’

El rincón del optimista
Juan


Según un informe elaborado por LIBERA, proyecto de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes para acabar con la ‘basuraleza’ (término que define la basura-residuos tirados en entornos naturales), el 70% de los castellanos y leoneses se considera muy concienciado con el medio ambiente. De hecho, el 44% de la población de la Comunidad declara que no tendría ningún problema en agacharse a recoger un papel del suelo, aunque no fuera suyo. Este estudio evalúa el comportamiento de la población en relación con los desechos que genera, sus hábitos en materia de reciclaje o su comportamiento cuando está en lugares públicos. Del estudio también se desprende que un 50% de los castellanos y leoneses asegura sentir vergüenza cada vez que se encuentra restos de basura en los entornos naturales, mientras que alrededor del 42% siente rabia cuando esto sucede.
Otro dato que ofrece este informe: el 56% de los encuestados asegura que son colillas de tabaco el residuo que más se encuentran en la naturaleza. Escasa preocupación por el medio ambiente, comodidad, pereza… son algunos de los motivos por el que la gente parece arrojar basura a la naturaleza.
En el periódico La Nueva Crónica de León firmaba Fulgencio Fernández recientemente un reportaje en el que informaba de la curiosa iniciativa de un grupo de concienciados con este tema que se autodenominan ‘Los amigos del mocho’ y que llevan tres años saliendo cada primer domingo de mes a cumplir con su lema: ‘De puente a puente, limpio con la gente decente’. Se trata de una singular patrulla ciudadana que limpia los márgenes del río Bernesga cada primer domingo de mes recogiendo toda la porquería que tiran al suelo los guarros sin escrúpulos. Una patrulla de voluntarios a la que te puedes sumar tú en cualquier momento.
Y es que la responsabilidad de que haya basura en la naturaleza es de todos y a todos también nos corresponde revertir esta situación. Nos molesta encontrar basura en los espacios públicos, en la montaña o en el campo. Pues empieza por recoger lo que tú generas y, si te animas, también lo que haya ido dejando ‘olvidado’ tu despistado convecino, siguiendo el ejemplo de ‘Los amigos del mocho’. Sobre todo, encárgate de educar a los más jóvenes a que no tiren nada al suelo, anima a que depositen la basura, los plásticos, latas, cajas… en papeleras y/o en contenedores, mejor aún clasificado en los colores establecidos para su posterior reciclaje o reutilización. ¿Si en tu casa buscas el recipiente de la basura para tirar cualquier residuo, dime el motivo por el que lo arrojas al suelo cuando vas por la calle o por el campo? ¿Acaso estos espacios no son tuyos también? Si alguien te ve recoger una lata o un plástico del suelo y depositarlo en un contenedor, estás creando conciencia ecológica. Sigue así. Ponte en acción. Predica con el ejemplo. Lucha contra la basuraleza… desde hoy mismo.
Asín sea.
martes, 13 de noviembre de 2018

Guarda y custodia de los hijos menores

Tu abogada al teléfono
Mª. Loreto Castro Sánchez
Guarda y custodia de los hijos menores en caso de separación, divorcio o ruptura de uniones de hecho. ¿Compartida o monoparental?
Se interesaba un lector del blog por si, en caso de separación o divorcio, la mejor forma de guarda y custodia de los hijos menores de edad es la compartida. En una cuestión tan delicada no se puede dar una respuesta única y contundente, siempre es necesario analizar cada caso.
Lo primordial a tener en cuenta en este fundamental tema es qué es lo más beneficioso para los más débiles y vulnerables, los hijos, cuyo interés siempre está por encima del de los progenitores.
Hasta 2005 no se introdujo la custodia compartida de forma expresa en nuestro Derecho Civil, entonces solamente un 2% de las familias se acogieron a esta opción. En 2016 el porcentaje aumentó al 28,3%, y ha seguido creciendo. En los últimos años la jurisprudencia del Tribunal Supremo, que es tan vinculante para los jueces como la ley, ha ido consolidando este modelo como el normal y deseable, porque permite que sea efectivo el derecho que los hijos tienen a relacionarse con ambos progenitores, aún en situaciones de crisis, siempre que se proteja su superior interés (el denominado favor filii), estableciendo ciertos criterios a considerar para su establecimiento, como la práctica anterior de los progenitores en sus relaciones con los hijos y sus aptitudes personales (el contacto con el colegio, médicos, ocio…), la opinión de los menores cuando se les considera con suficiente juicio, y siempre si son mayores de 12 años, o el cumplimiento por parte de los progenitores de sus deberes en relación con los mismos. Hay que tener en cuenta que en la actualidad, afortunadamente, los padres se implican mucho más en la crianza y cuidado de los hijos que en épocas  anteriores.
Incluso varias Comunidades Autónomas con derecho civil propio han decidido regular en sus leyes autonómicas la custodia compartida como sistema preferente: Cataluña, Aragón, Navarra y País Vasco (la ley de La Comunidad Valenciana que también la implantó fue considerada inconstitucional en 2016, pero únicamente por considerar que esta comunidad carecía de competencia para legislar en este tema).
Además numerosos estudios coinciden en que la custodia compartida es el sistema que más se acerca a lo que con anterioridad era el día a día de cualquier familia, favoreciendo la relación entre los propios progenitores -al repartir su responsabilidad y poder disponer ambos de más tiempo para su trabajo y su ocio-, y facilitando que los niños puedan crecer disfrutando de sus padres, que se sientan parte de ambas unidades familiares y que la ruptura sea menos traumática para ellos. Así, la psicóloga infantil del Hospital Ruber Internacional, Guadalupe Torres, considera que “hay una abrumadora evidencia científica que pone de manifiesto los beneficios psicológicos de la custodia compartida”, que “existe un mayor bienestar emocional y social, mejores relaciones parentales y mayor capacidad de aceptación y adaptación”, y que en caso contrario, pueden aparecer “problemas académicos, conductuales o afectivos, ya que además de desequilibrar la relación con uno de los padres, existe mayor conflictividad entre ellos, lo que repercute en el menor”. Lo normal es que, después de un periodo de adaptación, se acostumbren a la nueva situación. Y para ello es fundamental aportarles seguridad afectiva, “que los niños sepan que pase lo que pase les van a seguir queriendo, y que el problema es entre los padres, no de la familia”.
Por supuesto hay casos claros en los que la custodia compartida no es conveniente, ya sea por motivos laborales, de distancia entre los domicilios de los progenitores o por la existencia de conflictos muy graves entre ellos.
De cualquier modo, la ruptura existe independientemente del tipo de custodia, el momento es duro y la mejor forma de afrontarlo es alcanzando acuerdos desde el diálogo, el respeto y la generosidad, y priorizando siempre el bienestar de los hijos.
lunes, 12 de noviembre de 2018

Crecimiento y desarrollo personal

Marcos


Da pequeños pasos a tu medida en tu día a día
En el anterior artículo hablamos sobre la importancia de la reflexión como paso previo para pasar a la acción.
Es importante reflexionar pero, si quieres superar la timidez, conseguir tus metas y propósitos, mejorar tu situación actual y las relaciones con los demás, tienes que poner las cosas en práctica y pasar a la acción.
En los procesos de Coaching que realizo de forma presencial o por Skype, el cliente se compromete entre sesión y sesión al cumplimiento de un plan de acción: pasos que va a dar en este periodo de tiempo en dirección a sus objetivos.
Para pasar a la acción es importante dar pasos a nuestra medida. No es necesario diseñar acciones complejas o difíciles, esto podría hacer que evitemos actuar. Se trata de fraccionar el objetivo y fijar acciones concretas y que estén a nuestro alcance realizarlas.
¿Cuáles pueden ser estos pequeños pasos? Algunos ejemplos son:
  • Pedir a un amigo quedar a tomar algo.
  • Ir a un concierto al que te apetece ir.
  • Ir a un evento o actividad para conocer gente.
  • Ir a una charla o conferencia y atreverte a preguntar.
Si en tu día a día realizas pequeñas acciones avanzarás en dirección a tus objetivos, y tu autoestima se verá reforzada.
Valora el hecho de haberlo realizado independientemente del resultado que obtengas. Si por ejemplo, te animas a ir a un evento para conocer gente, siéntete bien por haber decidido asistir si es algo que te cuesta hacerlo y que quizás llevas tiempo postergándolo.
Te propongo que decidas una acción para realizar en estos próximos días que suponga encaminarte hacía aquello que es importante para ti y que tomes nota de cómo te sientes por haberla llevado a cabo.
domingo, 11 de noviembre de 2018

Había una vez…

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena

Había una vez una niña que creció creyendo en los cuentos de hadas y en el espacio mágico del mundo de princesas y príncipes. Princesas débiles y cariñosas, necesitadas de príncipes apuestos y valientes que les resolvieran la vida.

Crecía a su lado un niño que no leyó jamás un cuento de hadas ni creía en fantasías principescas. Trabajaba, experimentaba, probaba, aprendía desde la realidad sin entretenerse en ensoñaciones irreales.

Un día, la niña –cansada de vivir en las nubes y no encontrar lo que buscaba– bajó su mirada a la cotidiana y tranquila realidad que la rodeaba. Y el niño –cansado él del arduo y árido trabajo diario– levantó la suya para ver un poco más arriba, para descansar. Y he aquí que sus miradas se encontraron.

Desde entonces no han dejado de mirarse.

Ella descubrió que la realidad no estaba tan mal, que se podía vivir en ella trabajando y construyendo esperanzas. Ya no quiere príncipes perfectos y lejanos, ajenos a lo cotidiano. Quiere vivir, sin más, aceptando lo que venga y diciendo sí a la vida.

Él se relajó y, de vez en cuando, descansa en la paz de no hacer nada y de pararse a contemplar. Ha descubierto que mirar un poco por encima de la realidad le ayuda a serenarse y a confiar. Quiere descubrir la magia de la vida sin necesidad de salir de ella.

Y aquellos que llegaron a conocerlos cuentan que, desde que enlazaron sus miradas, la vida es más bonita y más alegre para ellos y para los que les rodean.

viernes, 9 de noviembre de 2018

Soy amor

Valentín Turrado


¿Qué digo cuando digo que “soy amor”?
Se lo pregunté al viento.
Una ráfaga de aire.
Se lo pregunté a la flor.
Un perfume pasajero.
Se lo pregunté al sol.
Un rayo de calor.
Se lo pregunté a la luna:
Un candil para la noche.
Te lo pregunté a ti, corazón.
Un sueño, nada más que un sueño.
Se lo pregunté a los dioses.
Aún espero su respuesta.
Se lo pregunté al silencio
Y él me habló de ti, de mí, de todos.
“Cierra los ojos – me susurró–, ¿qué ves?”
Nada.
“Vuelve a cerrarlos”.
Una voz que no era voz,
Más allá de lo sentido y de lo pensado,
Acunó en mi alma dos palabras:
“Eres todo”.
Me sentí viento,
Flor,
Sol,
Luna,
Corazón,
Dios,
Y silencio, sobre todo silencio.
jueves, 8 de noviembre de 2018

La Buena Suerte

Un libro para el mes
M.ª Jesús González


Álex Rovira y Fernando Trías idearon esta leyenda en la que el mago Merlín desafía a los caballeros del reino a encontrar el Trébol Mágico de cuatro hojas que nacerá en el Bosque Encantado  dentro de siete noches. Quien lo encuentre tendrá suerte ilimitada en todos los ámbitos, durante toda la vida. Ante la dificultad del reto, todos abandonan, excepto Nott y Sid.
Ambos, por separado, tienen el mismo objetivo, recorren el mismo camino, visitan los mismos lugares y hablan con los mismos personajes; pero… hay una diferencia importante entre ellos: ¡ la actitud!.
Te recomiendo este libro si eres una persona interesada en tu desarrollo personal y quieres cambiar tu suerte tanto en tu vida personal  como profesional. El libro es cortito, ameno, sencillo y no te defraudará.
El mensaje principal que me transmite esta fábula es de cambio y de responsabilidad. Cambio porque si queremos unos resultados distintos en nuestras vidas, es imposible lograrlo si seguimos pensando y  haciendo lo mismo. Y responsabilidad, porque nuestros pensamientos, sentimientos y acciones crean nuestro futuro o lo que es lo mismo, han creado el presente que tengo ahora y, si no me gusta, es porque quizás he dejado en manos del azar mis decisiones.    El  hecho de no hacer  “nada, ya supone hacer” algo”, y ese “algo” es el que determinará mi futuro, aunque no sea el que yo habría deseado si hubiese  hecho realmente” algo”.
Así, nos convertimos en víctimas de nuestra irresponsabilidad, aunque culpemos siempre a otros de nuestros errores y fracasos.
Quiero terminar recordando la décima regla de la Buena Suerte:
Dado que crear Buena Suerte es crear circunstancias…
       la  Buena Suerte solamente depende de Ti.
A partir de hoy, ¡TÚ también puedes crear Buena Suerte!
Y recuerda que…
El cuento de la Buena Suerte no está en tus manos por casualidad.
miércoles, 7 de noviembre de 2018

Piensa bien para sentirte mejor

Isabel


Así rezaba el slogan del curso ese primer día
Sonaba bien al escucharlo ¿qué sorpresa guardaría?
Número total llenaba el espació, caras todas nuevas …
Miedos y , temores ¿en qué lugar  quedan?

Ya no hay vuelta atrás cortaste las riendas
Una vez más a bucear empiezas.
Y las agua de nuevo se tornan revueltas
¿Esto será mio? Se preguntan ellas.

¿Estoy donde quiero con tantas sorpresas?
¿Para qué dejaste el descanso,  la fiesta?
Agarraste el trabajo un fin de semana
Viniendo  hasta aquí, sin  ver adonde te lleva?

Esta locura  que has comenzado 
la atraviesan algunos locos fascinados
por la pasión y el deseo de cruzar a otra orilla
adonde  por fin,  quizás el sol más brilla.

Al andar se hace camino,
peregrinando vamos
las amarras ya no sufrimos
al hilo de la libertad andamos
y confiadas en nuestros guías descansamos.
Amig@ te gusta la aventura,
la dicha de vivir  desde ti,
cantar  de alegría Ven  descubre otros mundos.
martes, 6 de noviembre de 2018

Nos envolvió


Valentín Turrado


Me siento un día frío de invierno.
El viento golpea mis ojos.
Alguien me robó el abrigo y la camisa
Me quedé desnudo.
Con la piel y sin zapatos.
Me robaron las ideas, las creencias,
el corazón.
Es hielo lo que emborrona mi alma.
Frío y soledad.
¡A quién agarrarme!
Hasta dios se despidió.
A solas con las lágrimas,
la vergüenza, el temor,
la duda,
el doloroso desamor.
Ni siquiera quedaste tú
ni yo.
........
A la madrugada alguna estrella centelleó:
¿quién eres?
Quien pudiera saberlo,
dijo mi ronca voz.
Dejé de sentir frío, miedo,
cesaron las lágrimas,
apareció el calor,
apareciste tú sin ser tú,
aparecí yo sin ser yo
y todo nos envolvió,
sí, en luz y en amor.
......
Lo demás no lo recuerdo...
lunes, 5 de noviembre de 2018

Amor a la presencia consciente

Jeff Foster


Haz a un lado las viejas palabras: solo, aburrido, abandonado, mal querido, inútil, rechazado, feo, fracasado…, y lleva tu atención al cuerpo, a lo que está vivo, ahora.
Invita a tu presencia consciente a este lugar herido, a este lugar que duele, que arde, a este tierno lugar, el lugar que se siente tenso y con una gran necesidad de ser amado en este momento, y solo hay este momento. Lleva tu presencia consciente hacia el vientre, el pecho, la garganta, la cabeza… Imbuye las sensaciones que hay allí con esta cálida presencia consciente…
Deja que tu presencia consciente fluya… Deja que sature las hormigueantes, palpitantes, vibrantes, crudas, vivas sensaciones, permite que sean penetradas… Permite que lave cada sensación…
E invita a tu respiración, también; deja que el sagrado aliento se mueva en las sensaciones, y en cada sentido de resistencia o contracción alrededor de ellas.
Y recuerda: no estás tratando de desembarazarte de las sensaciones, ni de borrarlas, sino de darles la bienvenida, de darles su lugar…
Y date cuenta que tú eres el espacio para esas sensaciones, para esas sensaciones que solo desean moverse, bailar, surgir y disolverse en su propio dulce tiempo.
Y aquí no hay ninguna urgencia.
Y nada ha salido mal, no ha ocurrido ninguna gran falla en el juego cósmico; este no es un mal momento en tu vida, ni la escena incorrecta de la película. Esto es vida, plena, presente y completa, e incluye cualquier sentido de insuficiencia, de limitación, de error, de inseguridad.
Así como el suelo sostiene al cuerpo ahora, así como el cielo acoge todo el clima cambiante, la presencia consciente admite todos y cada uno de los momentos es sus amorosos brazos.
Todos los pensamientos y sentimientos surgen para ser amados, aquí, para ser saturados con tu presencia consciente, para ser bendecidos por tu atención, porque la atención es la más grande de todas las bendiciones. 
domingo, 4 de noviembre de 2018

Regalos de otoño

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena


El otoño es una estación controvertida. Hay a quien le gusta mucho y hay a quien le hunde en la melancolía. Y también hay a quien le da igual porque ni siente, ni padece, ni disfruta (¡Qué pena!)
Cierto que este año viene arrasando con lluvias torrenciales en determinadas zonas, pero aun así, también nos regala otras muchas cosas a valorar, por ejemplo, la solidaridad espontánea que surge ante la desgracia ajena y que, en algunos caso, emociona.
Por lo que a mí respecta, este otoño me está haciendo muchos regalos. Cito sólo algunos de ellos:
La temperatura agradable, que permite salir al campo a dar largos paseos sin el estorbo de las moscas ni otros insectos veraniegos y sin la dureza del frío invernal.
Las manzanas, que invaden mi casa con su característica fragancia y su sabor a lectura y a disfrute. Y las uvas, que me han proporcionado cenas de auténtico placer.
Los horarios, que se han ajustado y han adoptado ya forma de normalidad, permitiendo una nueva (y por ello expectante) organización, dando cabida a cosas por estrenar y despidiendo otras.
Los nuevos compañeros y los amigos de amigos que he conocido y que amplían mi círculo de relación y mi capacidad de ilusión.
Las miradas felinas, los abrazos sostenidos, las sonrisas enternecedoras, los apretones de mano cálidos y acogedores, los signos de complicidad y las muestras de confianza que he recibido.
Y, todo ello, envuelto en esta luz que sólo el otoño puede proporcionar y en este festival de colores propios de la estación, donde los amarillos, cobrizos y verdes hacen que nos sintamos seres animados en medio de un bosque fantástico.
jueves, 1 de noviembre de 2018

Acueducto

El rincón del optimista
Juan


Hace pocas semanas viajé desde León a un pueblo de la provincia de Ávila por motivos laborales. De mi regreso a casa decidí visitar a mi hermano que vive en otro pueblecito al norte de Segovia, para lo que tenía que cruzar la capital de la provincia. Más que cruzar, podía rodearla por una circunvalación y así hice. Tomé la ronda para salir en dirección Soria, pero unas obras tenían cortada esa salida, por lo que me obligaron a coger un desvío que acabó metiéndome en el corazón mismo de esta bella ciudad. Así, sin yo quererlo, pasé junto al altivo Alcázar, también cerca del hermoso convento-iglesia donde se encuentra el sepulcro de San Juan de la Cruz y, cuando tenía que tomar una calle a la izquierda, me equivoqué (o puede que no) y entré en una calle cuesta arriba que me acabó sacando a los mismos pies del fabuloso acueducto romano.
No estaba en mi mente hacer turismo aquella tarde y sin haberlo planificado me planté delante del imponente acueducto de Segovia. Cómo iba a pasar por Segovia sin visitar tan renombrado monumento declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985. Cuántas veces nos pasa, hacer algo imprevisto, algo no planeado de antemano y cambiamos de planes, hacemos lo contrario de lo que nos habíamos marcado previamente. Improvisamos cada minuto. Pueden ser aspectos imprevistos negativos o, como fue mi caso, una grata sorpresa que me insufló una ráfaga de optimismo, una carga de positividad. Esa visión absolutamente fugaz (no me llegué a bajar del coche, desde donde hice la foto a contraluz que ves aprovechando el semáforo en rojo) me hizo pensar un poquito a posteriori sobre esta grandiosa edificación y lo que encierra entre sus piedras.
Hay datos del acueducto -aqua (agua) + ducere (conducir)- que impresionan: construido por los romanos en el siglo I-II d de C, en tiempos de los emperadores Adriano o Trajano; integrado por 120 pilares que sostienen 167 arcos, a su vez constituidos por sillares de granito –piedras labradas en forma de rectángulo– y unidos sin ningún tipo de argamasa, que se sostienen mediante un perfecto estudio de las fuerzas de empuje entre los grandes bloques de piedra; la arcada que vemos es sólo una minúscula parte de toda su extensión, la que encauza el agua desde la Sierra de Guadarrama desde unos 16 kilómetros hasta salvar la depresión de la Plaza del Azoguejo y que transporta el líquido elemento a la otra parte de la urbe, hasta llegar a abastecer finalmente al mismo Alcázar, un recorrido con un sofisticado sistema de distribución mediante arquetas, que a su vez se subdividían para abastecer las fuentes y aljibes de las casas privadas… En definitiva, una maravilla de la arquitectura civil que no sólo ha maravillado a millones de personas y que sigue eclipsando la atención de los turistas japoneses que llegan en riadas a fotografiarlo, sino también a turistas accidentales como yo convertido en obligado admirador del acueducto aquella soleada tarde de otoño.
Asín sea.