Lo que nos anula en el vivir diario es la rutina, lo que nos hace vivir con sentido son los proyectos y la creatividad.
Pedro Ortega Ruiz
jueves, 27 de julio de 2017

Vivir en el alma

Amar lo que es, amar lo que somos y amar a los que son.
Joan Garriga, experimentado y reconocido terapeuta en el campo de la Gestalt y las Constelaciones Familiares, nos muestra cómo poner orden en nuestros afectos y en nuestra vida interior. También a rendirnos ante el misterio de la vida para alcanzar con ello paz y felicidad perdurables.
Su propuesta es sencilla y directa, como lo son las enseñanzas sabias de todas las tradiciones espirituales: amar lo que es, amar lo que somos y amar a todos los que son.
Al recorrer estas líneas, aprenderemos a reconocer y habitar en forma inteligente el Alma Gregaria que nos vincula con nuestros grupos de pertenencia familiar y social. Luego, iremos poco a poco desplazando el foco hacia la Gran Alma para presenciar allí como emerge nuestro ser más auténtico. Desde la perspectiva del alma la vida cotidiana se vuelve puro disfrute y aceptación, dando por finalizada la lucha por imponer en cada momento los pequeños deseos de nuestra limitada personalidad.
Como el mismo autor nos resume: «el gran tema de este libro, al fin y al cabo, es el viejo asunto de la voluntad frente al destino, de los designios del pequeño yo personal frente a los dictámenes de la gran voluntad, de la gran inteligencia definitiva».
Puede ser un buen libro para este verano.

Tenemos 1 comentario , introduce el tuyo:

  1. Menudo tema:La voluntad y el saber poner nuestra voluntad al dictamen de una gran Voluntad o inteligencia superior, llamémosla como la llamemos. Pero una voluntad común a todos que se rige y rige nuestra alma con AMOR, un amor con mayúsculas, puro y acogedor. No conozco el libro, pero parece interesante y como tengo "voluntad" agradezco a vuestras "voluntades" este acercamiento a otra "voluntad" y no dejaremos de formar una "voluntad común". Un poquito de trabalenguas o es facilito... Facilito, no? Arriba esas vo lun ta des.

    ResponderEliminar