La peor discapacidad es no darnos cuenta de que todos somos iguales.
Pedro Miguel Lamet
domingo, 25 de junio de 2017

Despacito

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena


Ahora que está tan de moda la canción, que se ha traducido a múltiples lenguas, que se han hecho diversas e inverosímiles versiones, que se ha adaptado su música a todo tipo de situación (por increíble que parezca) y que no hay nadie que no la haya tarareado alguna vez o varias… Ahora, podríamos tomarnos en serio no ya la letra sino el título.
En estos días de prisa por finalización de cursos, colegios, contratos, horarios… en que muchos de nosotros queremos terminar cuanto antes y como sea, nos vendría bien un poco de “despacito” para no agobiarnos y –lo más importante– para no agobiar a los que están a nuestro alrededor.
Estoy un poco harta de asistir a reuniones donde a los cinco minutos se empieza a meter prisa por acabar, donde se posponen acuerdos o toma de decisiones para un futuro mejor lejos que cerca, donde la ansiedad por escapar se palpa en el ambiente, donde no hay tiempo para otra despedida que no sea marchar corriendo.
Tanta prisa ¿para qué?
Tal vez si nos tomáramos la vida un poco más despacio, haciendo cada cosa en cada momento, dedicándonos a nada más que lo que nos ocupa en el presente, no viviríamos tan estresados, tan al límite, tan corriendo de un lado a otro –muchas veces, me temo, sin saber exactamente adónde–.
Y casi lo más triste de todo es que la prisa se convierte en actitud. Una actitud que nos acompaña en cada acción que realizamos. A ver si a fuerza de repetir y escuchar tantas veces “despacito” se nos va pegando algo de calma.

Tenemos 7 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Haciendo cada cosa en su momento. Esta es la clave. Vivir el presente.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto , se aplica a muchas situaciones de la vida , entre ellas las relaciones de pareja . Un abrazo fuerte . BlueBoy

    ResponderEliminar
  3. Si, es un modo de estar en el espacio-tiempo de la vida. No está muy de moda porque hay que ser rápido para llevar la delantera, saber más, tener más de lo que sea.
    No nos molesta la gente que va "despacito", no a nuestro ritmo?, ser lentos, lentorros, está bien visto?

    ResponderEliminar
  4. Para Pepi, ir despacito en el desarrollo de su vida le produce: serenidad, tranquilidad, bienestar etc. es porque he sido capaz de vivir el presente el aquí y ahora.

    ResponderEliminar
  5. Vamos corriendo de un lado para otro, queremos hacer mil cosas a la vez y al final, no hacemos ninguna, porque no estamos en ningún sitio, ni disfrutamos ni ponemos nuestra atención en lo que tenemos ahora mismo entre manos.
    JF

    ResponderEliminar
  6. Despacito se saborean más y mejor los momentos

    ResponderEliminar
  7. No me gustan nada nada pero nada las prisas
    OXO

    ResponderEliminar