El conocimiento y la habilidad suman, pero la actitud multiplica.
Victor Küppers
domingo, 11 de junio de 2017

Aquí

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena

Arco de entrada. Foto Jesús Aguado 
Ando rondando últimamente los lugares que fueron de mi infancia; el pueblo donde pasaba los veranos con mi abuela; donde aprendí a mirar las estrellas, a escuchar las campanas y los pájaros, a contemplar los colores de la tierra y el cielo, a sentir la brisa meciendo espigas; el lugar donde empecé a escribir y a escuchar historias.
Del lugar sólo queda eso: el sitio físico. Las personas que me acompañaban entonces se han ido y la casa –que yo creía inmensa e invencible- ha sido derruida.
Pero me basta cerrar los ojos para percibir por los otros sentidos aquello que la vista me niega. Puedo oler las virutas y el serrín del taller de la sierra de madera, la mezcla de fuego y hierro de la fragua y los guisos en el hornillo. Puedo percibir el tacto del adobe y la cal de las paredes. Y reconocer las voces de aquellos que me rodeaban. Puedo sentir las vibraciones en el ambiente, inalterables tras el tiempo transcurrido.
Y al dormir, cuando la mente anda sin control, he soñado con aquellos años, he vuelto a ver el sol escurriéndose por las ventanas de la galería, he comido lo que mi abuela preparaba, he entrado de nuevo en aquella panadería y en casa de la lechera. He jugado. He ido a hacer la compra. He bailado, he reído y he llorado.
Y he despertado.
No sé dónde se van los que dejan este mundo. Pero sé, por experiencia propia, que aquellos a los que quisimos están siempre en nuestra vida, a nuestro lado. Y permanecerán eternos, al menos, hasta que nosotros también nos vayamos.

Tenemos 8 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Disfruta el día Escribana!

    ResponderEliminar
  2. Eternos, eternos...no hay muerte, no hay miedo.
    Agradecido.

    ResponderEliminar
  3. Recuerdos, ahí están tan presentes. Jairo

    ResponderEliminar
  4. Que importante es la infancia. Gracias. BlueBoy

    ResponderEliminar
  5. Loa lugares y las personas vamos desapareciendo. Pero, en nuestro recuerdo, siguen permaneciendo tantos momentos, tantos detalles, tantas imágenes llenas de cariño y de amor.
    Espero que este fin de semana haya sido muy especial para ti recordando tantos bonitos momentos de tu niñez.
    JF

    ResponderEliminar
  6. Los que se han ido, de una singular manera permanecen y siguen a nuestro lado, yo también lo percibo así.
    OXO

    ResponderEliminar