Avanzamos cuando dejamos de tratar de cambiar a los demás y nos concentramos en cambiarnos a nosotros mismos.

domingo, 16 de abril de 2017

Otras formas

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena

Fotografía de Jesús Aguado
Si hay algo que me molesta intensamente es escuchar eso de “siempre ha sido así” o “la situación no va a cambiar por mucho que quieras” o “las cosas son así y así seguirán”. Tales expresiones parecen tener un resorte que internamente me hace saltar y oponerme a ellas.
Las cosas, las situaciones o las personas son así hasta que dejan de serlo.
Negar esto es negar toda posibilidad de cambio. Es conducirnos a un determinismo y posibilismo atroz que nos inmoviliza y nos conduce, irremediablemente, al victimismo.
Si soy así y no voy a cambiar ¿para qué el trabajo personal de autoconocimiento y crecimiento? ¿Para qué el Silencio? ¿Para qué la meditación?
Si las cosas siempre van a seguir siendo lo mismo ¿para qué el estudio y la investigación? ¿Para qué la originalidad y el saltar límites? ¿Para qué la capacidad creadora que tenemos todos los seres?
Hablamos demasiado y muy deprisa, sin ser conscientes de que repetimos esquemas inmovilistas que no conducen al crecimiento sino al estancamiento. Y no damos así esperanza, desde luego.
Lo que sin duda está claro es que con los mismos hábitos, las mismas conductas y las mismas rutas llegamos al mismo sitio, nos guste o no. Si no salgo de mi perímetro de confort, ni soy capaz de romper el cerco de seguridad, si no miro más allá de lo aparente… controlaré mi sitio, basaré  mi confianza en columnas (aunque sean de barro) y veré lo mismo día tras día.
Siempre hay soluciones alternativas, posibilidades de uso y disfrute distintas, salidas inesperadas y entradas fuera de lógica, pero nuevas. Siempre la vida nos sorprende. Si  nos dejamos.

Tenemos 7 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Gracias a la vida por darnos la oportunidad de cambiar. Gracias! BlueBoy

    ResponderEliminar
  2. Eso es: si nos dejamos y no queremos controlar todo.

    ResponderEliminar
  3. Nuevas rutas, nuevos caminos, otras voces, otras posibilidades.., si, si, que hablen los pioneros, los arriesgados, los jóvenes con su soberbia y su locura, que salten algunos diques, que es tiempo de riesgos, de ensayos, .. Acaso no fue tratado como loco el Nazareno que se ha paseado por las calles en volandas o el andaba por otros lares?

    ResponderEliminar
  4. No podemos quedarnos sentados mirando como pasa la vida:"como siempre ha sido así", las cosas son así hasta que nosotros queramos, hasta que nosotros decidamos arriesgarnos y descubrir que puede haber otras formas de hacer y de ver las cosas, de disfrutar y de vivir la vida.
    El inmovilismo y el dejarnos llevar no nos aporta nada positivo.Somos únicos, somos creativos, tenemos iniciativas y debemos expresarlo aunque rompamos con los moldes establecidos.
    JF

    ResponderEliminar
  5. Comparto que tenemos que salir de la zona de confort, de la rutina, pero considero que sabiendo a donde queremos llegar, y que no vaya a ser más perjuicio que beneficio, aunque de los errores se aprende mucho. Pepi

    ResponderEliminar
  6. Jesús me encanta tu fotografía. ¡Aplausos!, ¡muchos aplausos!. Pepi

    ResponderEliminar
  7. Por supuesto que se puede cambiar, otra cosa es que se quiera cambiar.......
    OXO

    ResponderEliminar