Lo que nos anula en el vivir diario es la rutina, lo que nos hace vivir con sentido son los proyectos y la creatividad.
Pedro Ortega Ruiz
miércoles, 8 de marzo de 2017

Día Internacional
de la mujer



Phumzile Mlambo-Ngcuka, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres
La mujer en el cambiante mundo del trabajo: Por un planeta 50-50 en 2030.
Hoy nos hacemos eco del Mensaje de Phumzile Mlambo-Ngcuka, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, con ocasión del Día Internacional de la Mujer, 8 de marzo de 2017
Entre otras cosas, nos recuerda, que a pesar de los avances habidos en la igualdad de género, siguen existiendo, en el mundo, millones de mujeres y niñas que no acceden a la educación o a un empleo porque deben cuidar de sus enfermos, de sus mayores, de sus hermanos y hermanas o hacerse cargo de las tareas domésticas.
Esta situación las coloca en desventaja a nivel intelectual, profesional y económico, generándoles mayor dependencia de su padre, de su hermano, de su marido…, es decir, de una figura masculina.
Podemos afirmar que en nuestra sociedad europea, y más concretamente en la española, ya las niñas no abandonan los estudios para cuidar de otros o de la casa. Siendo verdad, no lo es menos que si preguntáramos en nuestros colegios e institutos quiénes realizan esas tareas, nos sorprendería comprobar qué poco han cambiado las cosas.
Ya adultas e incorporadas al mercado laboral, este modelo se mantiene, lo que agrava la situación puesto que las mujeres tienen que seguir respondiendo a dos frentes: el de casa y el del trabajo. En ambos quieren responder al 100 x 100… y claro, eso no es siempre posible. Y llega el momento en el que tienen que elegir entre tu profesión o tu familia.
Si quieres leer el mensaje completo pincha AQUÍ
Dejemos que los organismos internacionales trabajen por una igualdad real de hombres y mujeres. Pero, no creamos que la tarea está fuera de mi o de mi casa o de mi empresa o de mi ciudad o país. Invitamos a todos los amigos de este blog a que reflexionan sobre este tema. Os proponemos estas preguntas:
¿Contribuyo con mi actitud y mis hechos a la igualdad de hombres y mujeres?
¿Sigo considerando que determinadas tareas de mi casa son propias de las mujeres?
¿Educo yo en mi casa en la igualdad de hombres y mujeres?
Porque todo empieza en la propia casa. 

Tenemos 1 comentario , introduce el tuyo:

  1. Para mí siempre las labores de la casa, eran para realizar; tanto por los hombres, como por las mujeres.
    Cuando mi madre a mi me mandaba ayudarla, siempre la decía que era una labor también de hombres, y que por tanto mis hermanos tenían que colaborar. Por tal motivo cree polémicas en mi familia. Pepi

    ResponderEliminar