Yo no he nacido para un rincón: mi patria es el mundo.
Séneca
miércoles, 15 de marzo de 2017

Déjate ayudar

El rincón del optimista
Juan


Ya nos hemos acostumbrado a ver a todo el mundo con su teléfono móvil pegado al oído cuando paseamos por cualquier calle de cualquier ciudad e incluso nosotros mismos confesaremos que aprovechamos esos trayectos para hacer ‘gestiones’ varias. Más de la mitad de las conversaciones que hacemos en ese momento y en cualquier otro son intrascendentes del todo, prescindibles, eso no lo duda nadie. A mí me gusta imaginar del tema que hablan los demás por el teléfono cuando se cruzan conmigo o cuando les adelanto, pues tengo la zancada larga y el paso alegre. Pero el otro día llegue a escuchar una frase enterita que le decía una mujer de mediana edad a su interlocutor: “Lo que te pasa a ti es que no te dejas ayudar por la gente que te quiere”.
La frase quedó rondando en mi cabeza durante un rato largo hasta el punto de que la memoricé. Y comencé a extraer mis propias conclusiones. Cuánta razón tiene esta buena mujer anónima. Cuántas veces nos ocurre que, ante un problema serio, acudimos a médicos, religiones, pastillas, sectas, gurús, chamanes, remedios lejanos o consejos fantásticos antes de buscar el consuelo y la ayuda de los más cercanos, los que nos conocen, nos entienden y nos quieren. La búsqueda de las soluciones en lo foráneo o lejano creo que está motivado por el miedo y por la vergüenza de mostrarnos débiles y vulnerables. Si no te dejas ayudar, lógicamente no recibirás esa ayuda que todos necesitamos antes o después, muchos de nosotros e incluso necesitamos esa ‘manita’ demasiado a menudo.
Y pensando en una persona muy especial a la que tengo en alta estima me atrevo a aventurar lo que diría haciendo reflexión sobre la misma frase anónima de mi caminante: “Déjate ayudar por quien más te quiere, tú mismo eres la persona que más te estima, pídete ayuda a ti mismo porque todas las soluciones a tus problemas llegarán del mismo lugar de donde nacen, de tu interior, de tu corazón. Simplemente aprende a escucharte”.
Asín sea.

Tenemos 4 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Dentro de ti está lo verdadero y lo auténtico, lo que ocurre que a veces para descubrirlo hay que acudir a religiones, chamanes, sectas, libros de autoayuda e incluso Teléfono de la Esperanza.
    OXO

    ResponderEliminar
  2. "Pídete ayuda a ti mismo porque todas las soluciones a tus problemas llegarán del mismo lugar de donde nacen, de tu interior, de tu corazón. Simplemente aprende a escucharte".
    Eso, eso, asín sea

    ResponderEliminar
  3. Hay veces que no nos queda otra salida que dejarnos ayudar por quién sea, porque de nosotros no sale nada, bloqueo total. Y si la ayuda viene de alguien que nos quiere, mucha suerte la nuestra.

    ResponderEliminar
  4. Juan me ha gustado tu exposición. Me parece una enseñanza la que has transmitido, aunque soy de las personas que cuando necesito pido ayuda, pero si pienso a quien la tengo que pedir. Pepi

    ResponderEliminar