El conocimiento y la habilidad suman, pero la actitud multiplica.
Victor Küppers
viernes, 31 de marzo de 2017

Objetivo: Consciencia

Jose Maria Doria
Presidente Fundador de la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal

 “Quien tiene un proyecto, tiene un tesoro”

¿Nos hemos preguntado por qué actualmente surgen múltiples vías de crecimiento personal tratando de apoyar un cambio de rumbo?

Lo que hace unos años pareció ser moda de unos pocos, con la llegada de la Inteligencia Transpersonal y el Mindfulness se ha demostrado que es algo de mucho más calado.

Bien sabemos que desde tiempos remotos se ha honrado la llamada sabiduría. Aquellos sabios no sólo parecían haber conquistado la paz interior, sino que además señalaban caminos fiables para acceder a ella.

Desde que la revolución científica y tecnológica ha conformado el paradigma cognitivo del sapiens, echamos de menos conectar con la esencia y profundidad de uno mismo. Tal vez lo que ahora queremos es recordar aquella canción que nos devuelva al sosiego y la lucidez de una esencia perdida. La verdad es que, hoy por hoy, nos reconocemos como habitantes de la ansiedad y el estrés y, asimismo, no ignoramos que vivimos en una especie de “escapada hacia delante”, cada día más virtual.

El ser humano de nuestro tiempo se siente atrapado en una esclavitud consumista y racional que, a veces, más parece una enfermedad evolutiva que el progreso natural de un–ser–humano–en–el–flujo–de–la–vida.

Si nos abrimos a la verdadera escucha es muy posible que percibamos el clamor del alma humana que demanda del silencio y la presencia como el mejor abono para la paz interna.

Intuimos que el cambio anhelado sucede primero en nosotros, en cada uno, y poco a poco, más tarde, se da en una sociedad coherente con los valores humanos. Se trata de un cambio que ya está sucediendo en el mundo. En realidad un número creciente de seres están respondiendo a un impulso que “de dentro a fuera” convierte sus vidas en un proyecto:

El proyecto de hacer de sí mismos la obra de arte más gigantesca de la historia: superar el sapiens y devenir plenamente conscientes

Bien sabemos que no se trata del despliegue de súper–poderes o de capacidades paranormales; sabemos que se trata de una ampliación de la visión que conlleva ofrecer lo más amoroso y lúcido de uno mismo. Y sin más razonamiento o esfuerzo, brota un estado de confianza que años atrás conformó la utopía transmitida por los sabios axiales de la humanidad.

Hoy sucede lo que un día atrás la humanidad supuso que podría suceder; sucede que la expansión de la consciencia es una realidad imparable por la que de pronto, en una mañana como otra cualquiera, se expande la percepción interna… Sucede de pronto que nos damos cuenta: ya nada será igual que antes, y atestiguamos que aquel proyecto que un día fue casi un ideal por el que crecer y expandirnos, está sucediendo…

¿Qué significa devenir conscientes?

Significa un estado interno de profundo discernimiento y goce que nos ha visitado en momentos especiales y que nadie olvida.

¿Quién no ha sentido de pronto que todo era relativo y perfecto tal cuál es? ¿Quién no ha sentido alguna vez que su mente dejaba ya de hacer juicios sobre unos y otros, y fluía en comprensión compasiva? Y asimismo, ¿quién no ha observado cómo su mente se enredaba en amenazas futuras y, de pronto, como si hubiese pasado un ángel, volvía al sosiego del ahora, sabiéndose plena?

Lo más probable es que reconozcamos tales chispazos de vida consciente que desgraciadamente se esfumaron tras dejarnos un sabor de boca de sencillez y calma.

Bien sabemos que nuestro ego no cesa de buscar ansiosamente reinos mejores en el “ahí fuera”. De hecho, ¿quién no se cansa de manipular el mundo creyendo que cuando las cosas sean distintas será por fin feliz? ¿Y quién no sospecha que esa plenitud que buscamos ya lo somos en el muy dentro?

¿En qué beneficia devenir consciente?

Si hasta ahora hemos tardado miles de años de evolución cognitiva para lograr tener una mente y vivirnos más o menos equilibrados en ella, terminamos por reconocer que, paradójicamente, es el ego mental lo que nos lleva al temor, al deseo y a la anticipación de la incertidumbre. Bien sabemos que la mente funciona como una máquina bien programada por aspectos genéticos, educativos, sistémicos…, y también que en alguna medida somos esclavos de creencias y “pautas” inconscientes que condicionan nuestra persona.

En realidad, a lo largo de nuestra historia hemos dañado y matado por ideas, hemos cometido daños irreparables por creencias, y la verdad es que el sufrimiento humano circula alrededor de la dramatización, el victimismo y de modelos mentales que funcionan entre el pasado y el futuro. Somos esclavos de la ignorancia y la inconsciencia, y repetimos pautas como entidades programadas con elementos pensantes ingeniosos, pero poco compasivos, violentos y temerosos.

Y si bien el Sapiens liberó al Neanderthal de los instintos primarios y de mecanismos biológicos que lo colocaban a la altura del chimpancé –con todos los respetos hacia los chimpancés–, la actual revolución de la consciencia abre la puerta de seres suprasapiens o supraconscientes que han devenido capaces de observar sus procesos pensantes y sintientes, y abrir nuevas opciones a circuitos compulsivos y fanáticos, que nos han venido dominando.

Ahora el poder está en quien dispone de una mayor cantidad de opciones; en quien es capaz, asimismo, de sostener situaciones emocionales sin adoptar posturas reactivas ante las que posteriormente puede arrepentirse. El poder emergente se llama autoconsciencia, y la nobleza de esta nueva especie humana –transapiens– la constituyen, simplemente, aquellos que se están dando cuenta… Incluso de que se dan cuenta. Se trata de aquellos que comienzan a despertar del sueño de la mente.

¿Cómo se logra devenir consciente?

No vamos a caer en la tentación de hacer un mapa en dos palabras y con un “Ábrete Sésamo” resolverlo todo. Mapas hay muchos y, en general, la mayor parte de personas que lee artículos como éste, conocen muchos de ellos. La propuesta de este momento es tan sólo la de confiar en que eso está sucediendo, de que las cosas ocurren por sí solas. Los árboles crecen y el Universo se expande. Se trata de reconocer que de “ahora en ahora”, caminamos de aquel Neanderthal a la promesa de los dioses.

¿Podemos terminar proclamando que quien hace de su vida un proyecto evolutivo tiene un tesoro? Sin duda, sí y mil veces sí.

El hecho de vivirse en el proyecto de crecer y cooperar con toda forma de vida en pro de su alivio y despliegue es, sin duda, una fuente de sentido existencial que a quien llega, regala sin límite. Un tesoro que no tiene precio y cuyo disfrute nadie puede comprar.

jueves, 30 de marzo de 2017

Debes saber

50.000 suicidios en España en lo que va de siglo
A finales de febrero el Instituto Nacional de Estadística ha publicado las cifras sobre las causas de  fallecimientos en España en 2015.
El suicidio se mantuvo como la primera causa de muerte externa, con 3.602 fallecimientos, 2680 hombres y 922 mujeres (un 7,9% menos que en 2014). Por detrás se situaron las caídas accidentales (con 2.783 muertes y un aumento del 1,2%) y el ahogamiento, sumersión y sofocación accidentales (con 2.672 y un incremento del 12,7%).  Por accidente de tráfico fallecieron 1.880 personas (1.430 hombres y 450 mujeres), lo que supuso un 0,4% más que en 2014. Recordamos aquí, que la Delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Blanca Hernández,  indicó a principios del pasado año que en 2015 murieron 57 mujeres víctimas de la violencia de género, tres más que 2014.
Por comunidades autónomas, Asturias y Galicia poseen las mayores tasas de suicidio por 100.000 habitantes, mientras que las menores las registran Extremadura y la Comunidad de Madrid, situándose la tasa media estatal en 7,76. Las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla mantienen tasas, muy por debajo de la media nacional e inferiores a todas las comunidades.
El Teléfono de la Esperanza considera necesario trasladar a la sociedad española algunas reflexiones con motivo de la publicación de estas cifras:
· En primer lugar, compartir nuestra satisfacción por el descenso anual de un 7,9% de las cifras oficiales de fallecimientos. Sin embargo, las muertes al día han  descendido solamente una décima., lo que significa 9,9 suicidios por jornada.
· Estamos sorprendidos de la escasa repercusión mediática de las muertes por suicidio. Mientras que las víctimas de los accidentes de tráfico o de la violencia de género tienen una amplia cobertura y se emplean cuantiosos medios para su prevención y erradicación, el suicidio sigue siendo el gran olvidado. Esto a pesar de duplicar a las del tráfico y multiplicar por 60 a las de la violencia machista.
La OMS aconseja, desde el 2002, que se dé visibilidad al suicidio con normalidad, por tanto, piden a los periodistas "alejarse de las leyendas urbanas que tanto daño hacen. Y nos referimos a esa leyenda que dice que hablar del suicidio produce un efecto contagio". Hablar adecuadamente del suicidio ayuda a prevenirlo.
· No entendemos el retraso con el que se publican estas estadísticas y la falta de un análisis en profundidad de las mismas. Sobre todo cuando comparamos este trabajo con el que se nos ofrece de las cifras  macroeconómicas o el seguimiento de las víctimas de tráfico o de la violencia. Esto tiene su importancia dado que la baja disponibilidad y calidad de los datos disponibles mediatiza la posibilidad de establecer políticas adecuadas de prevención.
· Estamos convencidos, y en esto coincidimos con muchos otros profesionales, que muchos suicidios consumados son contabilizados como muertes naturales o por accidente. Las razones son múltiples, pero sin duda el tabú y el ostracismo que rodea a estos fallecimientos tiene mucho que ver.  Respecto a los intentos frustrados las estadísticas del INE son poco serias, sin ir más lejos José Antonio García Marcos, como miembro de un grupo de profesionales sanitarios estudiosos del tema, denuncia que en la provincia de Segovia el INE registra 2 intentos fallidos y ellos tienen registrados ciento treinta casos en 2015.
· La experiencia acumulada por nuestra ONG en 45 años de historia nos ha enseñado que el suicidio es una de la formas de morir más trágicas y dolorosas. El suicida muere solo y el grado de sufrimiento que tiene que soportar antes de terminar con su vida es difícilmente comprensible para quienes no hemos vivido esa experiencia. Hemos aprendido que a ese sufrimiento personal hay que añadir las severas secuelas emocionales que provoca en su entorno socio-familiar y que, en muchos casos, acompañan de por vida a los afectados. La experiencia nos permite afirmar con rotundidad que la conducta suicida se puede prevenir.
Aprovechando la publicación de las estadísticas, el Teléfono de la Esperanza quiere trasladar a la opinión pública algunas propuestas para avanzar en el camino de la prevención:
  • Necesidad de un Plan Nacional de Prevención del Suicidio que genere un  marco para la creación de planes autonómicos y dotación presupuestaria para su puesta en marcha y ejecución.
  • Mejora de la Atención Primaria de salud en referencia a la detección de personas en riesgo.
  • Incrementar la calidad de los servicios de Salud Mental hoy colapsados y con escasos recursos humanos y económicos, al tiempo, que se  implementan campañas que aminoren el estigma social que acompaña al enfermedad mental.
  • Plan de formación para sanitarios, profesionales de la enseñanza trabajadores sociales, personal de los servicios de emergencia y de los cuerpos de seguridad, y trabajadores en el ámbito de tercera edad incorporando la prevención del suicidio a los planes curriculares.
  • Solicitar al INE una mejora sustancial en los estudios estadísticos.
  • Apoyo y escucha a las organizaciones dedicadas a la prevención y a aquellas que aglutinan a los afectados y sus familias.
  • Compromiso de los medios de información para ofertar una comunicación veraz y preventiva, dando visibilidad al problema y a las estrategias preventivas.
  • Plan de actuación en la Redes Sociales para la detección temprana de riesgo de los más jóvenes.
El Teléfono de la Esperanza, con sus limitaciones, está trabajando en estas líneas de actuación. Hemos establecido contactos con el Congreso de los Diputados para presentar una Proposición No de Ley en relación a un Plan Nacional de Prevención. Hemos colaborado en la creación y puesta en marcha de planes preventivos en Navarra, La Rioja y el Ayuntamiento de Málaga. Mantenemos una coordinación permanente con Facebook para la prevención en las redes sociales. Aprovechando el 10 de septiembre, Día Internacional de la Prevención del Suicidio, organizamos una campaña de concienciación en todo el territorio nacional. Y tenemos previsto lanzar una plataforma nacional de ONGs y asociaciones de afectados para relanzar un proyecto común de concienciación social e institucional. Puesta en marcha del Programa MeMind para la prevención en el colectivo de enfermos con problemas de salud mental.
Entre tanto, seguimos con la tarea cotidiana de atender telefónica y presencialmente a los afectados y sus familias. En 2016, recibimos 1.517 llamadas de temática suicida de las cuales en 32 de ellas el llamante declara que el acto suicida está en curso. Ofertamos atención terapéutica a 730 personas con riesgo de conducta suicida, realizando un total de 4.918 sesiones terapéuticas. Y contestamos 11.321 llamadas consideradas preventivas dadas la situación de riesgo de los llamantes.
Desde estas líneas os invitamos a todos a sumaros al esfuerzo común de concienciar y prevenir el Suicidio.
miércoles, 29 de marzo de 2017

La educación emocional

Enrique Martínez Lozano

Me parece muy positivo el interés creciente por el mundo de los sentimientos porque, solo favoreciendo una relación consciente y ajustada con ellos, es posible la integración de la persona. Por el contrario, lejos de ellos –encerrados en el hemisferio izquierdo–, nos encontramos a distancia de nosotros mismos y de la vida, y confundidos con ellos –reducidos al hemisferio derecho–, caemos en la inconsciencia, el autoengaño y el sufrimiento crónico e inútil.
En el primer caso, somos víctimas de la rigidez; en el segundo, del caos. Y como bien explica el psiquiatra y neurocientífico Daniel Siegel, la armonía psicológica discurre como “un río de integración entre las orillas del caos y de la rigidez”
Afortunadamente, la “educación emocional” va adquiriendo un relieve cada vez mayor en los distintos actores que trabajan en el mundo de la educación. Empieza a ser un lugar común afirmar que el cuidado exclusivo o preponderante de la llamada “inteligencia operativa” no garantiza la salud psicológica de la persona. Es necesaria una atención expresa y operativa al mundo de los sentimientos y emociones si queremos que niños y jóvenes crezcan en unificación psicológica: serenidad, autonomía, benevolencia, alegría, amor, solidaridad…
En estas entregas, intentaré plantear un “marco” de referencias que permitan clarificar el lugar de los sentimientos en el conjunto de nuestra persona, y orientarnos en nuestro hacer con ellos.
Sensación, sentimiento, emoción
Para empezar, una constatación elemental: estamos sintiendo constantemente…, aunque no nos enteremos, no seamos capaces de nombrar lo que sentimos, o nos hallemos “encerrados” en los vericuetos de nuestra mente. Incluso totalmente alejados de ellas, lo cierto es que somos seres habitados de sensaciones incesantes; y no puede ser de otro modo, porque vivir es sentir.
Entendemos por sensación todo mensaje corporal: desde el contacto de los pies con el suelo hasta la percepción de la temperatura que hace en este momento en nuestra habitación; desde el calor de las manos que se entrecruzan hasta el dolor de muelas que no logramos calmar. Somos, permanentemente, un mar de sensaciones inagotables. Pero solemos vivirnos tan distantes de ellas, sobre todo de las más tenues y profundas, que no es extraño que, ante la pregunta: ¿qué estás sintiendo?, muchas personas no sepan qué responder.
Algunas de esas sensaciones corporales conllevan una alteración anímica, afectan a nuestro estado de ánimo, es decir, tienen un contenido psicológico: son los sentimientos. Por lo que, aunque todo sentimiento es una sensación –un mensaje corporal–, no toda sensación es sentimiento.
Cuando, finalmente, algunos sentimientos aparecen “cargados” con una intensidad especial, hablamos de emociones. La emoción denota un “plus” añadido, que toma a toda la persona, y que solo puede evacuarse a través del propio cuerpo –no olvidemos que la emoción es también una sensación corporal–, en forma de llanto, grito, golpe, movimiento… Por eso, una vez evacuada, lo que queda es el sentimiento de base.
martes, 28 de marzo de 2017

Genialidad

Elena


De nuevo otra etapa del Camino de Santiago, esta actividad del Teléfono de la Esperanza que a muchos nos tiene muy enganchados, simplemente porque el grupo ya es una “familia”, como ha ocurrido esta vez, después del intermedio por la Navidad y el invierno, había mucha ilusión y ganas de comenzar de nuevo el Camino, y reencontrarte con todos y que como ocurre en las buenas familias echando de menos a los que por alguna circunstancia no pudieron acudir y recibiendo y acompañando a los que vienen por primera vez.
Esta vez no comenzamos caminando, sino visitando el Monasterio de Sta. María la Real de las Huelgas que se encuentra en Burgos, y donde aún residen una congregación de monjas cistercienses de San Bernardo, no vimos ninguna, porque son de clausura, pero conservan muy bien y muy limpio el Monasterio, que nos sirvió a todos para ampliar conocimientos culturales.
Seguidamente, Santi (nuestro ya especial conductor del bus), nos acercó hasta Rabé de las Calzadas, pueblo con su plaza tan peculiar que rápidamente recordamos por haber terminado en ese lugar la etapa anterior y que tan agradables recuerdos nos traía. Ahí dimos nuestro pistoletazo con abrazos y algún que otro bombón para celebrar y compartir agradables noticias. Después de la comida, que la hicimos en un estupendo paraje entre sembrados y con algún que otro árbol, llegó el momento de caminar en silencio, de conectar todos con la naturaleza que nos rodea, con el sol que nos ilumina, con el aire que nos susurra y los pajarillos que nos alegran y surgió entre todos la palabra:
G  E  N  I  A  L  I  D  A  D
Google dice que la palabra genialidad es: “Capacidad y facilidad que tienen algunas personas para crear o inventar cosas nuevas y admirables o para realizar alguna actividad de forma imaginativa y brillante” yo cambiaria lo de personas por la palabra grupo, que es exactamente lo que ocurre en éste. Nuestro recorrido del sábado finalizó en la localidad de Hontanas, de allí de nuevo al autobús para poder dar un paseo por Burgos con el amigo de Javi F., Julio que tan amable y entusiasmado nos enseña los rincones más destacados de esta querida Ciudad.
El sábado después de cenar llega la hora de recordar con Javi R. el resumen de la etapa anterior, esta vez nos entusiasmaron las músicas que acompañó a las fotos, música que todos cantamos en karaoke, momento muy emotivo. Después de las canciones, llegaron las danzas contemplativas, que esta vez eran nuevas, que nos hacen vivir con más intensidad y serenidad todo lo compartido.
El domingo despierta con meditación, nos alimentamos el sentir antes de alimentarnos el estómago, el recorrido en el autobús hasta Hontanas se convierte en un mar de alegrías con el relato de la Escribana y con canciones. De nuevo a caminar otra vez, esta vez nos sorprende la lluvia y el frio, pero como buenos peregrinos ya expertos sacamos nuestros chubasqueros y seguimos nuestro caminar, cada vez más firme y seguro.
Llegamos a Castrojeriz, localidad donde decidimos dejar de caminar, después de reflexionar sobre la voluntad y el esfuerzo que ponemos en nuestras vidas. 
La tarde la dedicamos a visitar la catedral de Burgos en su interior y así finalizar nuestro camino como lo empezamos, ampliando conocimientos culturales.
Estas dos etapas del camino, han afianzado nuestro propósito de ser Peregrinos, porque caminamos, reímos, sentimos, callamos, ayudamos, soltamos cargas emocionales, en resumen, nos ilusionamos y nos reforzamos para continuar por este camino de la Esperanza.
Buen camino a todos

lunes, 27 de marzo de 2017

Presentación del libro
"Un lugar que no termina"


La contraportada del libro dice: Este libro surgió como una necesidad. Vivimos la muerte de Vicente tan intensamente, que brotó, en nosotros, la conveniencia, primero de escribirlo y después de publicarlo. Ha sido una necesidad familiar. Todos, guiados sin saber cómo, fuimos poniendo palabras a los sentimientos y a la espiritualidad que nos envolvieron durante el mes que duró la enfermedad de Vicente. No queríamos que aquellas vivencias desparecieron de nuestra consciencia. No queremos guardárnoslas para nosotros.
Ahora, ya en libro, se ha convertido en una satisfacción familiar porque, de alguna, hemos aprendido y admitido que la muerte no es el resultado trágico de la vida. La muerte es solo un instante que, aceptado conscientemente, abre las puertas del cielo, ese estado desconocido, pero, en esos momentos, anhelado. Así lo sentimos y así lo vivió Vicente. Y no lo queremos ocultar. Por esto, se nos ha empujado a divulgarlo.
No busques, en su lectura, grandes momentos ni hazañas maravillosas. Solo vas a encontrar la dificultad de la aceptación inicial y la certeza de que, llegado el momento, se aprende a darle la mano a quien te está llamando para pasar, sencillamente, a otro estado. Todo ello ilustrado como un cuadro en el que hay, unas veces rasgos grandes y otras, líneas de gran figura. Dos elementos que aparecen en la vida de cualquier persona entendida como es un paseo en busca de la felicidad.
Este libro es también un homenaje a Vicente. Un hombre sencillo. Como la gran mayoría. Pero que descubrió, en esa sencillez, la razón fundamental de vivir.
El Viernes día 31 a las 19 horas estás invitado a la presentación en la Bibliteca Pública de León, en la calle Santa Nonia.

domingo, 26 de marzo de 2017

De vez en cuando

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena
Detalle. Jesús Aguado
Tiene Serrat una canción titulada “De vez en cuando la vida”. Una canción, como casi todas las suyas, sin desperdicio alguno. Una canción que habla de detalles cotidianos que nos hacen felices, que nos reconcilian con la vida y nos hacen valorarla más.
¿Quién no ha sentido que la vida le “besa en la boca” de vez en cuando? ¿O que “nos sentimos en buenas manos”? ¿O que “se hace de nuestra medida”? ¿O que “nos gasta una broma”?
De vez en cuando la vida nos regala momentos intensos e inolvidables en forma de miradas, caricias, estampas, libros, flores o palabras. Da igual la forma. Lo importante es el sentimiento de agradecimiento que despierta en nosotros ese regalo.
Una agradable sensación de sentirnos queridos y cuidados. Un buen colchón emocional. Una ventana abierta a la luz y a la esperanza. Una mano esperando por nosotros. Una brisa suave que nos reconforta. Una música que emociona… ¿No es así como nos sentimos?
De vez en cuando la vida nos parece preciosa de tan bonita como está y tan bien como se nos presenta. Otras veces, por el contrario, se muestra dura, cruel, insensible e inhumana. Nos da la espalda y nos deja a la intemperie. Y no queremos mirar. Sólo dormir, olvidar y dejar que pase el tiempo. Pero es vida igualmente.
Voy a coleccionar y vivir intensamente los “de vez en cuando” agradables. Voy a regodearme en ellos y absorberlos profundamente, para que cuando lleguen esos otros “de vez en cuando” -que no quiero ni elijo, pero llegan- tenga la despensa emocional bien surtida y acondicionada y pueda tirar de ella.
viernes, 24 de marzo de 2017

De la automedicación a la polifarmacia

El rincón del psiquiatra
Alejandro Rocamora Bonilla
Psiquiatra
Si repasáramos cualquier botiquín, de un hogar español, encontraríamos, entre otros fármacos, los siguientes: pastillas para los dolores, la fiebre, la gripe, antibióticos en diversas presentaciones (sobres, comprimidos, jarabe), expectorantes y antitusígenos y además varios termómetros y material de cura, (agua oxigenada, tiritas, algodón, etc.); en casos especiales podemos hallar hipotensores, píldoras para el colesterol, ansiolíticos, hipnóticos, antidiabéticos orales, antiácidos y un largo etcétera. Lo sorprendente no es que la lista sea tan extensa sino que en la mayoría de los casos los productos estén caducados, falte el prospecto o ni siquiera se sepa para que sirven. Posiblemente casi siempre el medicamento fue prescrito por un médico, pero en muchos casos se compró por la recomendación de un amigo o porque se enteró por cualquier medio de comunicación o porque a un familiar le sentó bien y queremos probarlo. Ante este panorama, podemos preguntarnos ¿usamos de forma correcta los fármacos?
Automedicación
En los países ricos la ansiedad, la obesidad, los dolores, el insomnio o la misma depresión, se suelen tratar por lo que dice un amigo o lo que ha ido bien a la vecina del quinto. Un ejemplo de esta situación es aquel paciente que al entrar en la consulta y como forma de presentación me dijo: “Mire, doctor, quiero que me recete la pastilla verde de la depresión pues a mi vecina se la prescribió y le ha ido muy bien”. Me quedé perplejo pues no sabía ni que le pasaba, ni quien era su vecina y por supuesto a que antidepresivo se refería con lo de “la pastilla verde”.
La automedicación se ha definido de forma clásica como “el consumo de medicamentos, hierbas y remedios caseros por propia iniciativa o por consejos de otras personas, sin consultar al médico”.
La automedicación constituye un hecho cotidiano y habitual en la mayoría de los hogares españoles. Se ha pasado de una actitud pasiva y sumisa ante el médico (éste es el que prescribía y al que no se le podía replicar: el enfermo era como un “cero a la izquierda”, “sin voz ni voto”, donde no se atendían sus indicaciones) a una actitud más autónoma pero también más arriesgada: “yo se lo que me pasa y conozco mi cuerpo y por lo tanto me tomo la medicación según considero oportuno”.
Entre estos dos extremos existe un termino medio: una relación médico-paciente responsable por ambas partes. El profesional médico es el que diagnostica y pone el tratamiento, pero teniendo en cuenta las sugerencias y recomendaciones del propio paciente sobre tratamientos anteriores: intolerancia de algún fármaco, efectos secundarios, dosis, etc. Es decir, el paciente debe participar de forma activa e inteligente en las decisiones y en la gestión de las actividades terapéuticas que le atañen, pero siempre bajo la supervisión de un profesional de la medicina.
Polifarmacia
Es otro gran lastre de la medicina actual. Cuando acude, sobre todo una persona mayor, a la consulta es frecuente que, incluso ante de manifestar su dolencia, a modo de muestrario, extienda sobre la mesa del médico “los diferentes cartones”, para indicar los medicamentos que está tomando: para el colesterol, la hipertensión, la ansiedad, el insomnio, el mareo, los dolores de cabeza, para el estómago, etc.
Entre otras razones, podemos afirmar que a esta situación se llega por dos caminos: una atención médica dirigida al síntoma (no a la persona como totalidad) y por parte del paciente una incapacidad para aceptar lo que mi abuela denominaba “las goteras de la edad” (dolores, insomnio, mareos, etc.). Ambas circunstancias cuando se cruzan se potencian y da lugar a la polifarmacia en un intento por no sufrir (paciente) y en un deseo omnipotente de evitar todo sufrimiento (médico). A todo esto podemos agregar otro dato: vivimos en “la cultura de la pastilla”: existe un comprimido para adelgazar, otro para dormir bien, para estar mejor, para estar más alegre, etc. Nuestra sociedad es una sociedad medicalizada y donde se busca el remedio mágico para todo, incluso en la medicina no oficial.
Medicamentos y familia 
La familia es uno de los marcos más adecuados donde se puede potenciar el uso correcto de los medicamentos. Desde el ejemplo de los padres ante la enfermedad, hasta la propia información de los tratamientos prescrito se va construyendo una forma sana de utilizar el fármaco: ni rechazo absoluto pero tampoco el acudir a la pastilla a la menor contrariedad o dolor. Ambos extremos son incorrectos. Tanto la automedicación como la polifarmacia, pasando por el rechazo total del fármaco o recurrir siempre a “medios naturales” son diferentes formas inadecuadas de enfrentarse a la medicación.
jueves, 23 de marzo de 2017

Grupo de Autoestima

Julia


Comenzó nuestro camino juntos un 24 de enero de 2017 y de la mano de LOLA, con su cariño y su buen hacer, formamos aquel círculo que nos ha unido durante varios martes. Y ahí estábamos afrontando con valentía las ganas de conocernos un poco más y de aprender a querernos:
YORDANA – AMALIA – ANGELA – PILAR – MAISÉ (María Josefa) – MAR
OSCAR – LUCIA – JULIA
Nueve estupendas personas, de edades dispares pero con un fin común: valorar nuestras cualidades, asumir nuestros defectos y crecer. Hacernos fuertes para dar lo mejor de nosotros mismos.
Ya desde el primer día fluyeron las emociones a pesar de la vergüenza y la timidez por estar con personas hasta entonces desconocidas. Pero siempre ha habido por encima de todo empatía y mucho cariño.
Escuchamos con respeto cada historia, cada miedo, cada frustración para darnos cuenta que los problemas del día a día nos bloquean, no nos dejan crecer, nos angustian y no sacan las cualidades maravillosas que todos tenemos.
Y hemos recibido palabras acertadas dichas en un momento justo para hacernos reflexionar. Consejos que han fluido entre todos para darnos pautas de comportamiento fruto de la experiencia de cada uno en muchos casos y en otros de la observación (gracias a las puntualizaciones de Mar, Ángela y Amalia). Gracias por cada gesto. Gracias muy especiales a Pilar por hacernos los carteles con nuestro nombre. Gracias a Maisé por transmitirnos su vitalidad. Gracias a Yordana por “hacernos mirar con los ojos” de su limitación física. Gracias a Lucía por su juventud y enseñarnos nuevas angustias de nuestro tiempo y a Oscar por su constancia y paciencia.
El ritual de cada día de taller se inicia con un rato para meditar sobre cómo ha ido la semana, y avanzar y darnos cuenta que hay cosas positivas en nuestras existencias. El momento de relajación que nos serena y nos predispone a analizar cada tema y exponer el trabajo que cada uno haya podido realizar y sacar a flote esas sombras que no nos dejan evolucionar.
Y poco a poco vamos llegando al final de este trayecto en común que hemos compartido, del que estamos sacando muchas lecciones de vida y muchos instrumentos para ser mejores personas y para vivir, sin perder un minuto, disfrutando de cada sonrisa, cada respiración, cada gesto de ternura y así hacerle frente con fuerza a las dificultades que se presenten. Nos han calado las siguientes reflexiones:
• AUTOESTIMA = PENSAR + SENTIR + HACER
• ACEPTACION Y SABER QUE SOMOS REPONSABLES DE ELLA, ESTÁ EN NUESTRA MANO.
LA CULPA NO EXISTE, EXISTE LA RESPONSABILIDAD
APRENDER A SER AMIGO DE MI MISMO/A
• LA PERFECCION NO EXISTE
• LIBERARNOS DE NECESIDADES DAÑIÑAS
• APRENDER A DECIR NO, CON RESPETO Y FIRMEZA.
CADA UNO TENEMOS UNA MISIÓN, UNAS CUALIDADES Y UNOS VALORES PARA DESARROLLARLA
Esperamos ser capaces de mirarnos ahora día a día al espejo y darnos cuenta de que cada uno de nosotros SOMOS ÚNICOS E IRREPETIBLES. Que tenemos el regalo de la vida y no podemos malgastarlo. Que las dificultades nos hacen fuertes si las hacemos frente con nuestros valores. Y que por encima de muchas cosas debemos querernos más para dar lo mejor de nosotros mismos.
Y yo sé  –soy JULIA, que he tenido el encargo de escribir esta memoria llena de la positividad que me habéis transmitido– mi querido grupo que podemos lograrlo. Gracias de corazón a Lola por su paciencia y dejarnos hablar. Gracias YORDANA, ANGELA, AMALIA, LUCIA, MAR, OSCAR, PILAR Y MAISÉ (María Josefa). He aprendido muchas cosas estos días con vosotros y habéis conseguido sacar mucha punta al lápiz de mi vida. Ojala nos encontremos y nos reconozcamos desde el cariño que este taller ha generado.
miércoles, 22 de marzo de 2017

¿Para qué meditar?

Pax Vostrum
Beatriz


El post de esta mes responde a esta pregunta.  
La respuesta viene dada por Pablo D’ors en una de sus ponencias.
Por si no lo conoces, Pablo D’ors es un sacerdote cuya misión es difundir la dimensión contemplativa de la vida cristiana.
Es autor, entre otros muchos,  del libro éxito en ventas “Biografía del silencio”, texto imprescindible para quienes se aventuren en la práctica del silencio. Tanto su escritura como sus ponencias y talleres son de una gran profundidad y sabiduría, pero a la vez su estilo es cómico y muy divertido.  
A mi me entusiasma y me río muchísimo al escucharlo, suelo decir que prefiero sus discursos a cualquier “monólogo”.
Si todos los sacerdotes “sermonearan” como él, estoy convencida que las iglesias se llenarían de “fieles”.  Yo la number one.
¿Por qué meditar? 
Según Pablo, por 5 motivos:
1. El primero es para conocernos a nosotros mismos.
“Conócete a ti mismo” dice ya la famosa máxima inscrita en el Oráculo de Delfos.  
La meditación es la manera más directa y “salvaje” de conocerse a uno mismo. Es una vía inmediata, sin mediación de nada. Para conocer a alguien tenemos que pasar tiempo y estar presentes con él, luego obviamente con nosotros mismos ídem.
Según Pablo existen dos vías de conocimiento de nosotros mismos:
  • La primera es la vía analítica o reflexiva. Es la que más utilizamos, se trata de conocernos a nosotros mismos a través de la razón.
  • La segunda es la vía meditativa. Solamente sentarse y escuchar. ¿Qué sucede? Que aparece un espejo en el que tú te ves.  Empiezas a mirarte en ese espejo y quizá en un primero momento te decepciones porque empiezas a ver lo cotidiano en vez de llegar al “nirvana” muy deprisa. Empiezas a ver tus diálogos interiores, que si vas a cenar tortilla de patata, si vas a tener dinero para pagar tus facturas, etc…    
Pero a pesar de todo esto que aparece en un primer momento, hay que mantenerse meditando, porque “si no atravesamos la prosa de lo cotidiano, no llegaremos a la poesía de este mundo”.   
Algún día, ese espejo se romperá y comprobaremos que no era un espejo sino una ventana que nos lleva a un mundo nuevo por explorar.
2. Sólo si nos conocemos a nosotros mismos, podremos amarnos. Que es el segundo motivo por el cual meditamos: para poder amarnos a nosotros mismos.  
Sólo podemos amar realmente aquello que conocemos.
3. El tercer motivo es para amar a los demás.  Nadie puede dar lo que no tiene. Si tú no estás bien, si tú no estás lleno, no puedes dar a los demás, no puedes dar “bien” a los demás.
Meditar y ser compasivo van de la mano.  Para ver el nivel de “iluminación” de una persona mira su nivel de entrega, de amor y de compasión a los demás. Si no van de la mano, es de sospechar.  Ejemplos son figuras como Jesús o Buda.
4. El cuarto motivo es que meditamos para enterarnos de qué va la vida. Meditamos para VIVIR con mayúsculas. Meditamos para conectarnos con la vida.
Sólo podemos ver cuando corremos nuestros “velos”.
5. Solamente si nos conectamos con la vida, podremos vislumbrar “algo” acerca del “misterio”. Este es el quinto motivo. Toda afirmación de Dios que no parte de una experiencia personal es teórica. Meditamos para vivir esa experiencia.
Estos son los motivos que nos pueden animar a emprender este viaje hacia las profundidades del ser, pero hay que tener muy claro, que no va a ser un viaje fácil. Es más, al principio uno se encuentra con una serie de dificultades en esta experiencia del silencio:
1. Dificultades corporales. Cuando nos quedamos quietos, lo primero que descubrimos es que estamos inquietos.  Además parece como si existiera una conjura de lo físico para impedirnos meditar.
2. Distracciones mentales. “El ideal” no es el control absoluto de la mente, sino la absoluta aceptación de lo que la mente ES.
3. Las heridas del alma o sombras.  Es todo aquello que en nuestra vida ordinaria hemos arrojado al inconsciente.   A través de la meditación emergen esas heridas para ser sanadas.  Al igual que no es posible bañarse y no salir mojado, no es posible chapotear en el barro y no mancharse, no es posible vivir y no tener heridas. Pero lo que sí es posible es sanar esas heridas.   Y no existe nada tan sanador, transformador y liberador como esta humilde práctica del silencio. En la meditación, nuestras sombras suelen aparecer de dos maneras:
  • Imágenes. Cuando la herida es consciente aparecen imágenes de nuestra herida y así sabemos de dónde viene.
  • Malestar: palpitaciones, dolores (de pecho, articulaciones, garganta…). Sucede cuando la herida es inconsciente.
Lo que tenemos que hacer en ambos casos, es mirar amorosamente esa imagen o ese malestar, durante un minuto y luego volver a la respiración o al mantra que utilicemos para mantenernos enfocados.   Así, con esa mirada amorosa hacia nuestras heridas, éstas se sanan.  Y esas heridas que se sanan ya no vuelven a aparecer.
Pablo en sus talleres y ponencias habla del que ha sido y es su maestro: Franz Jalics, jesuíta nacido en Hungría y afincado en Alemania.
Franz Jalics tenía “cuarenta y tantos” años y  estaba de misionero en Argentina, cuando fue secuestrado por los escuadrones de la muerte. Vivió atado a una columna, desnudo y encapuchado durante cinco meses.  En esta trágica experiencia de oscuridad él descubrió lo que era la meditación, lo que era la contemplación.  Y escribió “Ejercicios de contemplación”.  Texto del que Pablo D’ors dice bebe constantemente.
Si resumiéramos todo lo que dice Franz en una frase, ésta sería:  “Lo que hace Jesucristo con el mundo, que es redimirlo, cada uno de nosotros estamos invitados a hacerlo en nuestra conciencia”.  Podemos vivir en nuestro interior el proceso de redención.
Y te preguntarás, ¿qué es redención?  Redención es convertir el dolor en amor.  Es cambiar de signo las experiencias “negativas”.  Es encender una luz en la oscuridad, que nada tiene que ver con querer vivir siempre en la luz.
Meditar es encender una LUZ en nuestra oscuridad y donde hay luz, ya no puede haber sombra.  No se trata de luchar contra nuestras sombras, sino de encender una luz.
¿Y cómo se hace esto?  Aprendiendo a abrazar amorosamente nuestras sombras. Abrazar es transformador, es lo que hace que una experiencia adversa se convierta en una experiencia propensa.
Todo este proceso de “purificación” de “limpieza”, de “sanación” nos lleva a lo que en el budismo se llama “iluminación” o en el cristianismo “estado de gracia”.
¿Y qué quiere decir esto? ¿De qué nos purificamos?  Del ego. De ese afán de autoafirmarnos y apropiarnos de todo.
Gracias a la meditación ese foco que nos ilumina permanentemente a nosotros y nos hace creer que somos el centro del mundo, empieza a girarse.  Se gira hasta que deja de deslumbrarnos, que es como estamos todos, deslumbrados por nosotros mismos. Ese foco por fin empezará a alumbrar la realidad y empezaremos a ver de verdad la vida.
Solamente ves la vida, si te quitas de en medio. 
Meditar es quitarse de en medio, es olvidarse de sí.
El mundo es sustancialmente hermoso, maravilloso, bello y bueno. Sólo podemos ver lo que tenemos dentro. Si no lo ves así, mira lo que hay dentro de ti.
Purificando el oído y la vista, aprendiendo a escuchar y mirar, tendremos un corazón puro.
Pablo acaba su ponencia con el siguiente cuento de Anthony de Mello:
– Usted perdone –le dijo un pez a otro–. Es usted más viejo y con más experiencia que yo y probablemente podrá  ayudarme.
– Dígame –dijo el pez anciano y sabio.
–  ¿Dónde puedo encontrar eso que llaman Océano? He estado buscándolo por todas partes, sin obtener resultado – preguntó el pececillo.
– El Océano” –respondió el viejo pez– es donde estás ahora mismo. Esto es el Océano.
– ¿Esto? Pero si esto no es más que agua… Lo que yo busco es el Océano –replicó el joven pez, totalmente decepcionado, mientras se marchaba nadando a buscar en otra parte.
Y mientras se marchaba el viejo pez le gritó:
– Deja de buscar pequeño pez, no hay nada que buscar, solo abre los ojos y mira, porque así no podrás dejar de verlo.
En la meditación cerramos los ojos para que cuando los abramos veamos la belleza de este mundo.
Como ves, nada de lo que Pablo dice tiene desperdicio.  Aquí te dejo el link de la ponencia completa, te aseguro que serán 57 minutos muy bien invertidos.
https://youtu.be/2xj-ZH5xWWw
martes, 21 de marzo de 2017

Hoy es primavera




Fue en primavera
cuando saliste a la calle con tu vestido de flores
a respirar el aroma del cielo azul.
Fue en primavera
cuando anudaste el ojal de tu alma
con la tímida espaciosidad.
Fue en primavera
cuando diste a luz pétalos de vida
y mis brazos se llenaron de tus besos sin labios.
Fue en primavera
cuando el mar inundó la barca de mi yo
y lo ahogó para siempre,
en primavera.
V.T.M.

Las fotos son de Jesús Aguado.
¿Qué sentimientos te provoca el poema y sus fotos?
Hoy comienza la primavera en el calendario ¿Cuándo comienza en tu corazón?
Déjalos escritos en comentarios.
lunes, 20 de marzo de 2017

Convocatoria
de grupos,
cursos y talleres




ABRIL, MAYO Y JUNIO 2017
1º.- Grupo de “AUTOESTIMA”, para todos/as los que consideran que ésta es la verdadera columna vertebral de la salud emocional y sienten-piensan-creen que sólo las personas que se aman a sí mismas son capaces de tener relaciones sanas con los demás. Si no nos amamos estamos incapacitados, bloqueados para amar a los demás. “Si yo no sé quererme, puede que a ti no te quiera bien”, canta Ismael Serrano.
Aprenderemos a querernos y valorarnos los MARTES  a las 17:30 h a partir del 18 Abril
2º.- Grupo de “ALEGRÍA DE VIVIR”, para vivir con alegría este grupo nos proporcionará las herramientas necesarias que nos ayuden a modificar nuestra actitud ante la vida y los que nos rodean, eligiendo ejercer nuestra libertad de forma responsable. Partiendo de la aceptación de lo que somos y hemos hecho, desarrollaremos un viaje que nos llevará por distintas estaciones: consciencia, elección, valores, afrontamiento, amor, hacia la estación término: la felicidad.
“La felicidad no es el objetivo a conseguir en la vida sino el fruto y la consecuencia de cómo vivimos nuestra condición de personas". Darío Lostado 
Vivenciaremos estos recursos los LUNES a las 19:30h a partir del 17 de Abril
3º.- Grupo de “ENCAUZANDO LAS EMOCIONES”. No hay emociones positivas ni emociones negativas. Unas pueden ser agradables, amor, paz, alegría… y otras desagradables, tristeza, angustia, culpa… pero todas están ahí para informarnos de lo que nos esta pasando, todas nos aportan su propia sabiduría. Es necesario reconocerlas, escucharlas y dejarlas partir. Nada surge en nosotros porque sí, todo es por algo y para algo. Los sabios son los que saben escuchar la voz de su propio bullicio.
Gestionaremos las emociones  los JUEVES, a las 17:00 h. a partir del 20 de Abril
4º.- Taller sobre “ELABORACIÓN DEL DUELO”. Para aquellos que la muerte de algunos de sus seres queridos les ha dejado varados en ese triste momento y se sienten a la intemperie, sin recursos sin o con exceso de llanto, en una pena cronificada y una desgana por vivir, por soñar, por seguir, por amar.
Aceptaremos la ausencia los  MARTES a las 19:30 horas. A partir 14 de Marzo
5º.- Taller de “MEDITACIÓN”. Inicia técnicas para aprender a meditar. Meditar es gran instrumento al servicio del ser humano para humanizar la vida y descubrir la interioridad. Descubriremos el valor del silencio, de la mirada callada y nos daremos cuenta de que debajo de la superficie gris habita un mundo de colores y de luces.
SEGUIMOS el mismo grupo los LUNES a partir del 17 de Abril a las 19:00 horas.
6º.-  Taller de “BIODANZA”. Lo que manifiesta mi cuerpo al moverse es el reflejo de mi ser: “Soy lo que soy en movimiento”. A través de la música, la danza, el disfrute, el placer, tomo conciencia de quién soy, de cómo me relaciono, aprendo a soltar aquello que no soy y que está adherido a mí para convertirme en un ser auténtico en el que exista coherencia entre lo que soy, lo que hago, lo que digo ,lo que siento y pienso.
Bailaremos nuestra realidad los LUNES  a partir de 17 de Abril  las 17:00 h. (Quincenal)
7º.-  Taller de “MINDFULNESS”. A través de  sesiones presenciales, experimentarás y conocerás progresivamente técnicas y conceptos relacionados con el mindfulness. Para cada semana tendrás unas propuestas de ejercicios que te ayudarán a profundizar en esta práctica. En el grupo podrás plantear las dudas que durante la semana te hayan surgido. Así, poco a poco irás descubriendo el modo de incorporar el mindfulness a tu vida cotidiana. Cada momento de tu vida se presentara como una oportunidad para estar mindful
Estaremos con Conciencia Plena los MIÉRCOLES a partir del 5 de Abril a las 17:00 h.
8º.- Curso de “DESARROLLO PERSONAL” continuación del grupo de CONOCERSE PARA CRECER será:
- Jueves y viernes, tardes del 4 y 5 de Mayo.
- Fin de semana intensivo en la localidad de LA VIRGEN DEL CAMINO (LEÓN), durante la tarde del Viernes, sábado 6 Mayo completo y Domingo 7 hasta el mediodía.
- SEGUIMIENTOS: en sesiones semanales de trabajo grupal en León. Dos turnos:
Creceremos los LUNES a  partir del 9 de Mayo  a las 17:30 horas.
Creceremos los JUEVES a partir del 11  de Mayo a las 18:30 horas.
9º- "ENTRE AMIGOS". Es una oportunidad para encontrase, para relacionarse, para hacer amigos, a personas que les cuesta y se les hace difícil salir de su casa y de sus pequeños mundos. Es un encuentro para el diálogo en las cocinas y en los salones. “Un amigo es uno que lo sabe todo de ti y a pesar de ello te quiere” (Elbert Hubbard).
Te escuchamos y trabajamos  los jueves a las 19:00 h. (Quincenal)

OTRAS ACTIVIDADES
1º.- Charla de Enrique Martínez Lozano, los días 20 y 21 de Mayo en el CP Ponce de León, con el título “La dicha de ser” nos adentraremos en la dicha, gozo, felicidad y plenitud de Ser. ¿Ser “alguien”, o sólo ser? Con prácticas meditativas para aprender a ser. Gran oportunidad de de Sentirnos dichosos y conocer más al autor. Precio 35€, recogida de inscripciones en el Teléfono.
2º.- Continuamos con nuevas etapas del Camino de Santiago, ya estamos en la provincia vecina, Palencia, el tramo será de un día desde Castrojeriz a Frómista. (25 Km) Precio: 23 euros. Fecha: 1 de Abril  de 2017. Apuntarse antes del 29 de marzo para reservar la plaza en el autobús.

Plazo de inscripción a las actividades: Hasta el viernes 7 de Abril de 2017.
Lugar de inscripción: Sede del Teléfono de la Esperanza, en Avda.  Padre Isla Nº. 28, 4º Izq. Por la mañana y por la tarde, de lunes a viernes.
Coste de las actividades: El precio a cada grupo, curso o taller, salvo los que tienen un coste determinado, (Desarrollo Personal: consultar) lo pone cada participante de forma responsable, según sus posibilidades. Que nadie sin recursos se quede sin acudir al Teléfono de la Esperanza.
Número de personas por grupo: Máximo de 12.
Forma de trabajar: Vivencial. No hay clases ni ponencias.
Requisitos especiales: Tener ilusión, motivación y ganas de mejorar la propia vida emocional e interior y, por resonancia, la de todos.
Duración: Una reunión semanal, de hora y media de duración en un clima de sinceridad, afecto, escucha y cercanía.
domingo, 19 de marzo de 2017

Día del padre

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena

Cuando era pequeña, el 19 de marzo, día del padre, era festivo. Y un mes antes ya estábamos preparando en el colegio el regalo que íbamos a llevar a casa con todo nuestro cariño. Un regalo manual, de cartulina, papel u otros materiales poco consistentes, de forma que, pasado un tiempo, acababa irremediablemente en la basura. Pero el objetivo estaba cumplido: había sorprendido y agradado a papá.

Ahora muchos maestros se niegan a preparar nada para tal evento, con el fin de no herir susceptibilidades o evitar conflictos familiares, dada la diversidad familiar que nos rodea. Ya se encarga el marketing comercial de recordarnos el valor de un regalo material.

En cualquier caso, con regalo o sin él, la figura del padre es incuestionable en nuestras vidas. Bien por su omnipresencia, bien por su ausencia. Bien por su tiranía, bien por su evitación de responsabilidad. Bien por su cariño, bien por la falta del mismo.

El padre, origen de nuestra vida, nos aporta no sólo la base genética sino un conjunto de valores o desvalores que nos van a acompañar a lo largo de nuestra existencia.

Hoy, día del padre, quiero recordar a aquellos que son y ejercen de padres. Quiero agradecer su función y su referencia en las vidas de sus hijos. Quiero resaltar el papel fundamental que representan en el desarrollo y crecimiento de sus criaturas. Ser padre es dar y darse.

Hoy, día del padre, felicito a los padres que ejercen como tales. Es su fiesta y es motivo de celebración. El resto, los que sólo llevan el título por genética, tal vez tendrían que reivindicar otra festividad más acorde con su función.

sábado, 18 de marzo de 2017
viernes, 17 de marzo de 2017

Curso con Enrique Martínez Lozano

LA DICHA DE SER
20 y 21 de mayo 2017



“Solo ser. Nada más. Y basta. Es la absoluta dicha” (Jorge Guillén).
1.  Dicha, gozo, felicidad, plenitud…: ¿de qué hablamos?
2.  De “El gozo de ser persona” a “La dicha de ser”: ¿cae la “persona”?
3.  ¿Ser “alguien” o solo ser?
4.  Prácticas meditativas para aprender a ser.
Horario:
Sábado 20: De 10 a 14 horas y de 16,30 a 20.
Domingo 21: De 10 a 14 horas.
Precio: 35 euros, que se abonarán al apuntarse
Organizador: Teléfono de la esperanza de León.
Persona de contacto: Mercedes Fernández
Teléfonos: 676080378 / 987235615
Email: feralome26@gmail.com
Lugar: CP Ponce de León. Junto al Arco de la Cárcel.
SI ESTÁS INTERESADO PUEDES APUNTARTE YA EN LA SEDE DEL TELÉFONO DE LA ESPERANZA DE LEON, calle Padre Isla nº. 28, 4º izquierda, en León.
Sepámoslo o no, consciente o inconscientemente, en todo lo que hacemos y en todo lo que dejamos de hacer, los seres humanos vamos buscando la felicidad. Estamos programados para ello. A su vez, nuestra tarea más noble consiste en liberar del sufrimiento a los demás y ayudarles a ser felices.
Sin embargo, con demasiada frecuencia, lo que nos ocurre es que erramos el camino, con lo que, no solo nos alejamos de la meta anhelada, sino que prolongamos e intensificamos el sufrimiento propio y ajeno.
La única salida pasa por la sabiduría, que no tiene que ver necesariamente con la erudición, sino con aquel saber sabroso que nace de saborear el secreto de la Vida y que nos regala la comprensión de nuestra verdadera identidad. Eso requiere, por nuestra parte, aprender a pasar de la razón al “conocimiento silencioso” (o trans-racional), de las creencias a la certeza, de la idea de separación a la experiencia de no-dualidad, de la confusión mental a la luminosidad consciente. En definitiva, se trata de acallar la mente y poner consciencia en todo lo que nos ocurre.
Eso es vivir con sabiduría. Y ahí se encuentra la clave de nuestra liberación y de nuestra felicidad: la dicha de ser. Porque, en último término, sabiduría y felicidad son la misma cosa.

jueves, 16 de marzo de 2017

Entrevista a Neville Hodgkinson

Ima Sanchís
La Vanguardia. 2016


Neville Hodgkinson, periodista especializado en ciencia y medicina, y escritor 72 años. Nací en un centro militar en Inglaterra y vivo en un centro de retiro en Oxford. Divorciado, pero somos grandes amigos. Tenemos 2 hijos y 5 nietos. Licenciado en Economía y Política. He dejado de creer en los bloques. Creo que soy un alma eterna aunque prefiero llamarlo agente de conciencia.

“La ciencia me ha llevado más allá de la creencia”
El ser
Fue uno de los primeros en describir los íntimos vínculos entre salud y felicidad en términos científicos; lo hizo en su primer libro, Will to be well (La verdadera medicina alternativa). Durante 30 años escribió sobre ciencia enel Daily Mirror, paralelamente fue primero alumno y luego profesor de la Brahma Kumaris World Spiritual University. Preside la Fundación Janki para la Espiritualidad en la Atención de la Salud, una organización con sede en el Reino Unido que fomenta la investigación y la sensibilización en el ámbito de los valores y la salud.“A través de la ciencia he entendido que negar esa dimensión más profunda, el ser, nos ha llevado al egoísmo, a desligarnos de la naturaleza y de los otros seres humanos”.
Usted fue pionero en aunar ciencia y espiritualidad…
Durante toda mi vida he escrito e investigado sobre medicina y ciencia. Al principio pensaba que llegaríamos a desarrollar una pastilla para cada enfermedad.
Es la aspiración de las farmacéuticas.
…Pero pronto, gracias a algunos médicos, descubrí que en la salud influyen de manera decisiva cosas como el amor o el sentido de propósito, aunque la ciencia lo rechazaba.
Con los años también se sumó la ciencia.
Sí, he podido entrevistar a todos esos científicos pioneros de un nuevo paradigma que afirma que la conciencia es preliminar al mundo material, como si hubiera una matriz de información a partir de la cual se manifiesta el mundo material.
¿Eso escribía en el Daily Mirror?
Sí, porque aunque suene un poco esotérico, hace treinta años ya había reconocidos científicos que lo apoyaban, sobre todo del campo de la física cuántica, cuyos fundadores, entre ellos Max Planck y Einstein, dijeron que necesitamos cambiar nuestro entendimiento de la naturaleza de las cosas.
No deja de ser una teoría…
Es más que una teoría. Sostienen que nuestro cerebro filtra la realidad, de manera que cada uno de nosotros tiene una perspectiva individual del mundo, pero que paralelamente existe un campo de conciencia mucho más amplio que nos conecta a todos.
Quién sabe…
Eben Alexander, neurocirujano y profesor de Harvard, se dedicó a investigar las experiencias de las personas que mueren clínicamente y después regresan a la vida. Narran que se adentran en una dimensión de luz donde se dan cuenta de que la muerte no es su fin. Descubren que su conciencia continúa.
La ciencia convencional no lo acepta.
La neuroanatomista Gill Bolte Taylor (una de las 100 personas más influyentes del mundo según la revista Times) tuvo un accidente cerebrovascular masivo del que tardó ocho años en recuperarse. Escribió My stroke of insight (viaje personal de un cerebro científico) en el que explica cómo su conciencia se expandió a la vez que perdía la movilidad, el habla y la memoria.
La mayoría de los neurocientíficos afirman que somos nuestro cerebro.
Cierto, pero el paradigma está cambiando,llevo años volcado en este tema y me atrevoa afirmar que no es científico mantener la postura de que simplemente somos seres físicos.
Entonces, ¿qué somos?
Donald Hoffman, profesor de Ciencia Cognitiva de la Universidad de California, defiende que la conciencia es la que crea el cerebro. Otros afirman que la mente no sólo recibe información del cerebro, también de otra dimensión más profunda.
¿...?
Nuestro sufrimiento es el resultado de haber extraviado esa dimensión, negarla nos hace dependientes. Si no conocemos nuestra propia mente y no somos capaces de nutrirla con prácticas de reflexión y meditación, dependemos de la aprobación de los demás, el éxito y el bienestar vienen de fuera, y eso nos convierte en esclavos. Lo que la nueva ciencia emergente nos está ofreciendo es una verdadera revolución.
Hasta hoy las religiones y las creencias, en general, más que liberar oprimen.
Yo no estoy hablando de religión ni de fe, sino de un nuevo paradigma científico que nos insta a mirar el mundo de otra manera. Cuando empecé a desarrollar mi trayectoria espiritual, hace unos 35 años, era una creencia. Pero paralelamente, gracias a mi trabajo como periodista científico, empecé a tener claras algunas cosas.
Cuénteme.
Supe que los pacientes en los que está presente el sentido del amor y el propósito se recuperan más rápido y que viven más años, y tuve evidencias de que la meditación mejora nuestra salud física y psíquica.
Todo eso está demostrado.
La ciencia me ha llevado más allá de la creencia, a ver con claridad las limitaciones del paradigma materialista.
¿A qué se refiere?
La física cuántica nos ha permitido hacer microprocesadores, láseres, y todo lo que de ellos se deriva, pero la implicación más profunda, asumir que la mente es la creadora del mundo físico, eso no queremos aceptarlo.
¿Entender el universo como un pensamiento gigante?
Sí, en lugar de como una máquina gigante. Ese cambio es importantísimo y útil, porque nos devuelve el control. Cuando entiendes que no eres tu cerebro, que tenemos algo más poderoso: el ser, con el que puedes nutrir tu mente con sus cualidades de amor, paz y felicidad, y que según lo practicas cambias el cerebro, ya no eres más una víctima de tus limitaciones.
¿Qué más ha descubierto?
Que la vida es un juego por y para la supervivencia que implica competitividad, y que eso está en la naturaleza del mundo, pero que en el campo de la conciencia el amor y la compasión lo son todo, y se vuelven muy reales cuando abrimos la puerta de la percepción y accedemos a esta belleza interna.
No resulta fácil abrir esa puerta.
Estamos bloqueados en esa forma materialista de ver la existencia. Hace falta una revolución desde la ciencia, pero estamos a un paso.
miércoles, 15 de marzo de 2017

Déjate ayudar

El rincón del optimista
Juan


Ya nos hemos acostumbrado a ver a todo el mundo con su teléfono móvil pegado al oído cuando paseamos por cualquier calle de cualquier ciudad e incluso nosotros mismos confesaremos que aprovechamos esos trayectos para hacer ‘gestiones’ varias. Más de la mitad de las conversaciones que hacemos en ese momento y en cualquier otro son intrascendentes del todo, prescindibles, eso no lo duda nadie. A mí me gusta imaginar del tema que hablan los demás por el teléfono cuando se cruzan conmigo o cuando les adelanto, pues tengo la zancada larga y el paso alegre. Pero el otro día llegue a escuchar una frase enterita que le decía una mujer de mediana edad a su interlocutor: “Lo que te pasa a ti es que no te dejas ayudar por la gente que te quiere”.
La frase quedó rondando en mi cabeza durante un rato largo hasta el punto de que la memoricé. Y comencé a extraer mis propias conclusiones. Cuánta razón tiene esta buena mujer anónima. Cuántas veces nos ocurre que, ante un problema serio, acudimos a médicos, religiones, pastillas, sectas, gurús, chamanes, remedios lejanos o consejos fantásticos antes de buscar el consuelo y la ayuda de los más cercanos, los que nos conocen, nos entienden y nos quieren. La búsqueda de las soluciones en lo foráneo o lejano creo que está motivado por el miedo y por la vergüenza de mostrarnos débiles y vulnerables. Si no te dejas ayudar, lógicamente no recibirás esa ayuda que todos necesitamos antes o después, muchos de nosotros e incluso necesitamos esa ‘manita’ demasiado a menudo.
Y pensando en una persona muy especial a la que tengo en alta estima me atrevo a aventurar lo que diría haciendo reflexión sobre la misma frase anónima de mi caminante: “Déjate ayudar por quien más te quiere, tú mismo eres la persona que más te estima, pídete ayuda a ti mismo porque todas las soluciones a tus problemas llegarán del mismo lugar de donde nacen, de tu interior, de tu corazón. Simplemente aprende a escucharte”.
Asín sea.
martes, 14 de marzo de 2017

Nueva etapa del Camino de Santiago de Esperanza




CASTROJERIZ-FROMISTA
1 DE ABRIL
El Teléfono de la Esperanza de León sigue organizando etapas hasta Santiago de Compostela. Desde la perspectiva aconfesional del T.E. Santiago es más que un lugar físico o geográfico, representa el corazón de cada persona y un lugar de encuentro para todos los que apostamos por una sociedad más justa y hermanada.
Hemos decidido animaros a haceros peregrinos de vosotros mismos y del misterio hermoso que se esconde detrás de cada persona y de cada ser vivo.
La próxima etapa la haremos de un solo  día, el 1 de ABRIL de 2017, desde Castrojeriz a Frómista. 
Itinerario: Castrojeriz a Frómista. 
Kilómetros: 25 Km.
Coste: Cada persona al apuntarse abonará la cantidad de 23 euros para su billete de ida y vuelta en autocar. Este dinero no se devolverá en caso de no asistencia. El coste definitivo vendrá determinado por el número de participantes.
Material necesario: Mochila, calzado apropiado y de repuesto (con calcetines de algodón dos pares), chubasquero y ropa de recambio.
Comida: Para la comida y tentempié que cada uno quiera llevar y cargar, así como la bebida. El lugar de la comida se determinará oportunamente.
Transporte: En autocar. Salida desde el aparcamiento de la Junta de Castilla y León.
Concentración y salida de autobús: En el aparcamiento de la Junta de Castilla y León a las 7,30 de la mañana. Se ruega máxima puntualidad. El regreso previsible será sobre las 22,00 horas.
Apuntarse: Hasta el día  29 de marzo en la sede del Teléfono de la Esperanza. Rogamos a las personas interesadas que se apunten lo antes posible. 
Para llevar a cabo la actividad será imprescindible que se apunten un mínimo de 25 personas. Número máximo de plazas: 55.
Queremos que el camino sea algo más que caminar, para lo cual se ofrecerán algunas posibilidades de abrir la mente y el corazón.
Responsabilidad de la actividad: Cada participante asume su propia responsabilidad en la marcha hasta Santiago. El T.E. no se hace cargo de posibles daños o accidentes.
Animamos a todos los orientadores/as, amigos/as, conocidos/as, participantes de los distintos grupos de desarrollo personal y demás familia, a que se unan a esta actividad lúdica. Tendremos tiempo para charlar, callar, disfrutar, reírnos, cansarnos, descansar, escuchar y escucharnos.




MI REVOLUCION

Hoy la pelea que doy 
es quererme más. 
Hoy el grito que doy 
es silencio. 
Hoy te pido perdón 
si te lastimé el corazón. 

Hoy no quiero lo que me hace mal 
lo oscuro del juego. 
Hoy que es tiempo de sanar 
las heridas del tiempo. 
Hoy que pronto será ayer 
regálate el momento. 

Hoy pude ver quien soy 
conocerme más. 
Hoy que el veneno 
encontró su remedio. 
Hoy me doy el perdón 
si me lastimé el corazón. 

Hoy vale más despertar 
que soñar en este juego. 
Hoy que es tiempo de sanar 
las heridas del tiempo. 
Hoy que es tiempo de ser luz.

Esa es mi revolución 
llenar de amor mi sangre 
y si reviento 
que se esparza en el viento 
el amor que llevo dentro.

Esa es mi revolución.

Canción del grupo Cuatro Pesos de Propina
lunes, 13 de marzo de 2017

Sobre la educación

Claudio Naranjo
Psiquiatra y psicoterapeuta
QUE LAS PERSONAS LLEGUEMOS A SER LO QUE SOMOS
Nos enseñaron a hablar, a leer, a escribir, nos enseñaron cálculos algebraicos ¿Y quién nos enseña que ser feliz es importante para la vida? Hay un elemento despótico: se usa la escuela para domesticar. Tenemos que usar la educación para formar seres completos. No se educa para ser feliz. Si se calculara el precio de la infelicidad que se crea, se vería lo antieconómica que es nuestra educación.
Las cosas verdaderas se aprenden por amor al aprender, por amor a la verdad, por deseo de saber. No por la obligación de las calificaciones.
La mayoría de maestros tienen que estimular su interior. Enseñar con una actitud amorosa. No ser explotadores disfrazados de buenos maestros
La educación se convierte en una herramienta para convertirnos en factores de producción idiotizados, adaptables a lo que el sistema quiera
Ni un grado alto de inteligencia ni imaginación ni ambos juntos van en la fabricación de un genio. Amor, ésta es el alma del genio (Mozart)
La educación debería estar orientada para seres tri-cerebrados, no ocuparse solo del conocimiento, de lo externo, sino también de lo interno
No hay que frustrar tanto a los niños. Abandonar esa aberrante idea de que “la letra con sangre entra”. 
La educación está sujeta a un paradigma racionalista. Es por ese motivo que la gente no sabe lo que siente, ni siente lo que piensa.
Cuando se dice que educar es enseñar a leer y a escribir se están confundiendo los medios con el fin.
El fin de la educación debería ser el desarrollo de las personas y de su mente. No solo aprender libros, sino aprender de las fuerzas vivas.
No hay que vender certezas, ni dogmas. Hay que despertar al buscador interior. Lo importante es el camino, el proceso de conciencia.
El fin de la educación es conseguir que las personas lleguemos a ser lo que somos, pero la educación impone a una manera de ser.
El problema radica allí: Se educa para fabricar trabajadores, y no se presta atención en educar para la vida.
La educación solo se enfoca en el plano racionalista, es por ese motivo que hemos creado un sistema que nos denigra.
La crisis de la educación, no es la crisis de los estudiantes. Los estudiantes no tienen la culpa que un sistema enajenante los contamine.
Uno tiene que querer a su niño interior. La educación tradicional no ayuda a quererlo, sino a reprimirlo y enfermarlo.
El mundo está en una crisis profunda porque no tenemos una educación para el desarrollo de la conciencia.
Al sistema le conviene que uno no esté en contacto consigo mismo, ni que piense por sí mismo porque así la manipulación predomina.
La educación debería liderar el cambio, pero es una institución obsoleta y fosilizada.
domingo, 12 de marzo de 2017

Entusiasmarse

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena

En tres de las últimas novelas que he leído y en dos de las últimas películas que he visto, un personaje se enamora de otro por la capacidad que tiene éste último de entusiasmarse con las cosas, con su actividad, con la vida. No por su belleza o sus triunfos. No por su cercanía o bondad.  Enamoran por el entusiasmo que transmiten.

Como no creo en las casualidades, el hecho de que esta palabra haya saltado a mis oídos de forma tan recurrente en estos meses me ha llevado a observar el mucho, poco o nulo entusiasmo que mostramos las personas diariamente.

Entusiasmo significa “admiración apasionada” o “exaltación del ánimo por algo que lo cautive”. Y, la verdad, no coincido con muchos entusiastas a diario. Más bien, lo contrario.

En este marco en el que vivimos, donde la información superficial está al alcance de un clic, los análisis profundos no pasan de tres líneas, los amigos son mayoritariamente virtuales, las redes sociales se apoderan de nuestro universo y la dejación de funciones es algo bastante normalizado, el entusiasmo se confunde, las más de las veces, con ingenuidad.

Sin embargo ¡qué bien nos hace toparnos con un entusiasmado! ¡Qué bien nos sienta su contagio de pasión por la vida, su mirada brillante, su risa franca y suelta! ¡Qué fuerza nos da su vitalidad! ¡Qué alas su libertad!

Si tenemos la suerte de encontrar uno o varios en nuestro camino no me extraña que nos enamoren y nos dejen rendidos a sus pies.

Consejo: si no somos capaces de entusiasmarnos por la vida, busquemos a quien lo esté y enamorémonos de él, que algo se pega. Seguro.

sábado, 11 de marzo de 2017

Mira en tu corazón



Echar balones fuera
Culpar a los otros
Quejarse de las circunstancias
Maldecir la mala suerte
No, no...
No es por ahí

Mira para dentro de ti
Párate y contempla tu corazón
Medita...
Busca dentro de ti

Por ahí si
Por ahí sí...
viernes, 10 de marzo de 2017
jueves, 9 de marzo de 2017

Aprendiendo

Cuando Mahama Gandhi estudiaba Derecho en Londres, un profesor de apellido Peters le tenía ganas....pero, el alumno Gandhi nunca le bajó la cabeza y eran muy comunes sus encuentros:
Un día Peters estaba almorzando en el comedor de la Universidad y el venia con su bandeja y se sentó a  su lado... El profesor muy altanero, le dice: "Estudiante Gandhi, Ud. no entiende!!! Un puerco y un pájaro, no se sientan a comer juntos"... Y Gandhi le contesta: Esté Ud. tranquilo profesor, yo me voy volando" y, se cambió de mesa... 
El profesor Peters verde de rabia, porque entendió que el estudiante le había llamado Puerco,  decidió vengarse  con el próximo examen...
Pero el alumno respondió con brillantez a todas las preguntas del examen ...Entonces el profesor le hace la siguiente interpelación: 
"Gandhi, si Ud. va caminando por la calle y se encuentra con una bolsa y dentro de ella está la sabiduría y mucho dinero, ¿cuál de los dos se lleva?"... 
Gandhi responde sin titubear: "¡Claro que el dinero, profesor!" El profesor sonriendo le dice "Yo, en su lugar, hubiera agarrado la sabiduría, ¿no le parece?"... 
Gandhi responde: "Cada uno toma lo que no tiene profesor"... 
El profesor Peters, histérico ya, escribe en la hoja del examen: "IDIOTA" y se la devuelve al joven Gandhi... Gandhi toma la hoja y se sienta... Al cabo de unos minutos se dirige al profesor y le dice: "Profesor Peters, Ud. me ha firmado la hoja, pero no me puso la nota..."
Moraleja... si permites que  una ofensa te dañe... Te dañara... Pero si no lo   permites, la ofensa volverá al lugar de donde salió...
Nota de la redacción: amigo internauta que no te falte humor para salir de las encrucijadas que vives, ¡¡es muy saludable!!
miércoles, 8 de marzo de 2017

Día Internacional
de la mujer



Phumzile Mlambo-Ngcuka, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres
La mujer en el cambiante mundo del trabajo: Por un planeta 50-50 en 2030.
Hoy nos hacemos eco del Mensaje de Phumzile Mlambo-Ngcuka, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, con ocasión del Día Internacional de la Mujer, 8 de marzo de 2017
Entre otras cosas, nos recuerda, que a pesar de los avances habidos en la igualdad de género, siguen existiendo, en el mundo, millones de mujeres y niñas que no acceden a la educación o a un empleo porque deben cuidar de sus enfermos, de sus mayores, de sus hermanos y hermanas o hacerse cargo de las tareas domésticas.
Esta situación las coloca en desventaja a nivel intelectual, profesional y económico, generándoles mayor dependencia de su padre, de su hermano, de su marido…, es decir, de una figura masculina.
Podemos afirmar que en nuestra sociedad europea, y más concretamente en la española, ya las niñas no abandonan los estudios para cuidar de otros o de la casa. Siendo verdad, no lo es menos que si preguntáramos en nuestros colegios e institutos quiénes realizan esas tareas, nos sorprendería comprobar qué poco han cambiado las cosas.
Ya adultas e incorporadas al mercado laboral, este modelo se mantiene, lo que agrava la situación puesto que las mujeres tienen que seguir respondiendo a dos frentes: el de casa y el del trabajo. En ambos quieren responder al 100 x 100… y claro, eso no es siempre posible. Y llega el momento en el que tienen que elegir entre tu profesión o tu familia.
Si quieres leer el mensaje completo pincha AQUÍ
Dejemos que los organismos internacionales trabajen por una igualdad real de hombres y mujeres. Pero, no creamos que la tarea está fuera de mi o de mi casa o de mi empresa o de mi ciudad o país. Invitamos a todos los amigos de este blog a que reflexionan sobre este tema. Os proponemos estas preguntas:
¿Contribuyo con mi actitud y mis hechos a la igualdad de hombres y mujeres?
¿Sigo considerando que determinadas tareas de mi casa son propias de las mujeres?
¿Educo yo en mi casa en la igualdad de hombres y mujeres?
Porque todo empieza en la propia casa.