Avanzamos cuando dejamos de tratar de cambiar a los demás y nos concentramos en cambiarnos a nosotros mismos.

jueves, 16 de febrero de 2017

Sobre el Taller
de Meditación




Comencé este taller de meditación sin saber muy bien porqué ni para qué; quizás con un difícil propósito, el de intentar limpiar en mi cabeza esas telarañas que me impiden disfrutar de mi vida como me gustaría, olvidándome de vivir el presente, atormentándome con el futuro y sin ser capaz de olvidarme del pasado.
Durante estos meses he vivido momentos y acontecimientos, supongo que como todos, que seguro que no son ni más importantes ni diferentes, en líneas generales, que los que me han podido ocurrir en otros meses, pero sí me lo han parecido porque he estado más pendiente de ellos y los he visto desde otra perspectiva. Por poner un ejemplo, apareció durante estos días una pintada en el suelo de mi calle que dice: "Perdonar no cambia el pasado, pero si el futuro", está en un lugar determinado y frente a unas ventanas en concreto, en cualquier otro momento seguro que me hubiera pasado desapercibida, pero me ha hecho pensar si tendrá destinatario y también me he preguntado si debería aplicármelo. Solo por esas sencillas cosas creo ha merecido la pena haberlo intentado, pero además, porque os he conocido a todos vosotros, que aunque no os lo creáis me habéis aportado muchísimo.
Entre tantas enseñanzas que nos ofreció el coordinador, quiero quedarme con una que dice: "A la meditación hay que acudir sin expectativas, sin buscar nada, sin esperar nada ... ", y ahora creo, que no solo a la meditación, sino que también voy a intentar aplicárselo a la vida en todos sus aspectos, pues me estoy dando cuenta que cuando no le pides nada, no buscas nada o no esperas nada, te sorprende con infinidad de detalles que merece la pena vivir de forma positiva. Gracias por haberme acompañado durante este tiempo, no os olvidaré.
Javi R.



BENEFICIOS PROPIOS DE ESTE TALLER DE MEDITACIÓN
1) Meditar en casa todos los días, excepto en 3 ocasiones.
2) Vivir una experiencia maravillosa y placentera, que me ha hecho sentirme muy bien durante la mayoría de las sesiones.
3) Acoger a mi sombra como un huésped, tratándola de la mejor forma que podía, me ha resultado gratificante.
4) No pretender, como quería, conseguir mi sanación.
5) Meditar contando hasta 40 o mas en la espiración, me mantiene la mente mas tranquila.
6) Trabajar mi culpa, me ha acercado mas a mi inocencia.
7) Aprender de las experiencias del resto del grupo.
8) Llevo repitiéndome desde hace unos años, que quiero volver a casa, aun estando en mi propia casa. Pensaba que significaba que quería morir para descansar, volviendo a la luz. Pero ahora creo que quizás mi inconsciente se refería a volver a mi, en mi vida actual aquí en la tierra.
Por todo esto, MUCHISIMAS GRACIAS A TODOS
Uno de los participantes en el taller

Tenemos 4 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Comparto ambas exposiciones y las comparto. Pepi se ha quedado con una de las primeras enseñanzas cuando comenzó el Taller de Meditación:...."A la meditación hay que acudir sin expectativas, sin buscar nada, sin esperar nada...."¡Animo a seguir!.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta muxo esta foto. ¡Qué tendrá la meditación que deja caras tan sonrientes y juguetonas!

    ResponderEliminar
  3. ME DI TAR, lo que “ME DOY”, lo que nada ni nadie, absolutamente nadie puede darme. Es MI TIEMPO, el tiempo por excelencia que yo me dedico a mí misma/o, un tiempo pleno, gozoso, cálido, amable, tierno, seductor, en que me revisto, me descubro, me dulcifico, y me adentro en un inmenso paraíso donde “el cuerpo” (ingrato compañero cargado de flaquezas) me abandona, se vuelve casi imperceptible y “el tiempo”, eterno compañero resta-vidas, se detiene, porque es eterno y ya no nos resta, sino que nos suma y multiplica la vida, la restaura porque estamos en el mejor de los tiempos.
    Todas las necesidades caen, todas las batallas concluyen. No hay lucha, ni carga que la meditación no venza. La meditación es el triunfo del SER sobre la acción, del espíritu sobre la materia, de la bondad sobre la maldad, de la divinidad sobre lo humano, y de lo eterno sobre lo mundano. Qué descansada vida la del que huye del mundanal ruido! Rezaba Fray Luis de León y tantos seres que han experimentado los bienes de este descender o elevarse ante las adversidades que nos rodean, porque meditar es ante todo una experiencia que cada uno sentimos de una manera, a donde vamos y de donde regresamos, afortunadamente, también de otra manera, como la diablesa Alicia una niña imaginativa, curiosa y fantasiosa que trajo con sus adornos navideños un mundo y pobló de originalidad la estancia siempre acogedora de un Teléfono, en el que no podía faltar un Conejo Blanco, y un Sombrerero y una Reina de Corazones y una Reina de Diamantes y una Reina de Picas y una Liebre de Marzo y una Oruga y un Lirón y un Búho y un Gato travieso y lleno de vitalidad, y personajes tan entrañables como para vivir … “En el país de las maravillas”, un lugar atractivo, cargado de aventuras, con jardines, con caídas lentas y mágicas y trayectos desconcertantes, un lugar de contemplación donde uno calla y escucha: “¿Y TÚ QUIÉN ERES?”

    ResponderEliminar
  4. ¡Gracias a ti,Javier! por todo lo que has compartido, por la hospitalidad de tu ser. Realmente "ha merecido la pena".

    Gracias al escritor/ra anónimo/a por compartir esta "experiencia maravillosa y placentera" también por escrito.

    ¡Gracias, Jesú! por tus espléndidas fotos. Las he visto todas y son de un cielo (tú), que no sé en qué tierra pisabas, porque no te vi, pero ahí estabas, prueba irrefutable de que existe más de lo que vemos, aunque está bien que te dejes ver.

    ResponderEliminar