El conocimiento y la habilidad suman, pero la actitud multiplica.
Victor Küppers
domingo, 5 de febrero de 2017

De regalo,
un calendario

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena


Entre los regalos que he recibido este año hay un calendario personalizado. Un calendario elaborado sobre imágenes preciosas y muy trabajadas y con mensajes compartidos en este último curso. Un calendario muy bonito.
Cada día, mientras preparo mis clases, puedo verlo con solo levantar mi mirada. Y su sola visión me transmite paz y sosiego.
Porque cuando lo miro, no veo sólo su estética o su contenido. Veo lo que hay detrás de eso: los ratos compartidos, las miradas, las sonrisas, también las lágrimas, las preguntas, las dudas... En definitiva, los trocitos de vida que lleva prendidos en cada lámina.
Y veo también la dedicación y el cariño de quien lo diseñó y lo elaboró. Veo su trabajo personal, su tesón por superarse, su fuerza y su autenticidad, sus ganas de mejorar y de ser feliz. Su alegría.
Me llena de orgullo que haya querido compartir todo ello y que nos haya hecho partícipes, de esta forma, de sus descubrimientos. Me emociona comprobar una vez más que nada es por casualidad, que los encuentros generan vida, que los ratos compartidos estiran el tiempo, que las palabras, los gestos y las miradas van donde tienen que ir y se colocan en nuestra alma para darnos calor y cobijo.
Este calendario no es sólo un regalo. Es un recordatorio de lo vivido y compartido. Es una invitación a seguir descubriendo lo que significa vivir desde la aceptación y el agradecimiento. Es una acción de gracias.
Por cierto, la palabra más repetida de los mensajes del calendario es precisamente esa: gracias.

Tenemos 10 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Me he dado cuenta de que cuanto más digo gracias menos me quejo.

    ResponderEliminar
  2. Que manera de dar: felicidad, satisfacción, emociones, recuerdos.... con un regalo tan sencilla como un calendario. Yo al revés. Lo regale con fotos de la boda de mi sobrina, pero sin frases, y me encanto escuchar cada uno al verlo, lo que habían sentido en ese momento, e incluso el silencio de alguno. Pepi

    ResponderEliminar
  3. Gracias M Elena y gracias d nuevo a M Je x ese regalo k yo miro también cada día y siempre me provoca una sonrisa y un empuje hacia adelante.

    ResponderEliminar
  4. Ser capaz de ver más allá del propio regalo, de la superación, de la búsqueda de lo bueno que hay en las personas, en definitiva creer y hacer creer en ellas mismas también, eso se merece un GRACIAS.
    OXO

    ResponderEliminar
  5. Gracias M Elena por este maravilloso regalo, hecho con mucho cariño y desde el corazón, con el que cada domingo nos obsequias. Es todo un estímulo para aceptar y valorar más lo que nos presenta la vida.
    JF

    ResponderEliminar
  6. Siempre gracias Escribana

    ResponderEliminar
  7. Acabo de leer tu artículo.
    Me siento muy sorprendida, halagada, agradecida y como no, emocionada por la importancia que le diste al calendario y por el artículo tan conmovedor (al menos para mi) que escribiste sobre él.
    Cuando engendre la idea de montarlo era para que me sirviera de recordatorio personal, para plasmar lo más importante de aquello que había "querido aprender" con bastantes sinsabores mezclados con abundancia de lágrimas , durante todo ese año. Que esa semilla no calles e en un olvido fácil, que al menos durante otro año remembrara en mi interior.
    Pero como todo estaba ligado a "esa triada de cuatro", no tenía sentido si no lo compartía, si no nos servía de unión y de recordatorio a todos, de todo lo vivido y compartido, y como bien dices tu, de esos trocitos de nuestras vidas que eran y son tan importantes para nosotr@s.
    Gracias M.ELENA por todo, por tu tiempo,por tu dedicación, por todos esos trocitos de tu vida y de tu sabiduría, que tan generosamente has querido compartir con nosotros.
    Por todo ello y por más...siempre MUCHAS GRACIAS.��

    ResponderEliminar