Avanzamos cuando dejamos de tratar de cambiar a los demás y nos concentramos en cambiarnos a nosotros mismos.

domingo, 8 de enero de 2017

El inicio

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena

Foto Jesús Aguado

Un momento bonito éste. Bonito, intenso y apasionante.

El inicio de una relación –que nunca se sabe lo que va a dar de sí– nos sitúa en un estado de gracia, de ensoñación, de ilusión y de alegría que ya quisiéramos que durara tiempo. Vivimos entre nubes, negándonos a aterrizar, para alargar lo más posible la borrachera de felicidad.

El inicio de la actividad laboral –que, en muchos casos, tampoco sabemos lo que va a dar de sí- nos lanza de lleno a una realidad que tenemos que ir construyendo día a día. Nos equivocamos, aprendemos, volvemos a equivocarnos, seguimos aprendiendo… pero con la ilusión que implica lo nuevo y la dignidad que nos confiere nuestra aportación a la sociedad.

El inicio de una jubilación, por muy esperada y deseada que sea, no deja de ponernos al otra lado. Ese otro lado en el que, a pesar de la dedicación a nuestras aficiones tantas veces desatendidas, a los viajes, a la lectura… sentimos que vamos en un vagón de cola, que otros tiran de nosotros, que nuestro protagonismo social concluyó.

El inicio de una enfermedad –nunca querido- nos abre las puertas a aspectos nuestros ocultos o ignorados durante años, a nuevos enfoques de la vida ante una realidad dura, distinta, amarga, pero inevitable. Y hay quien da gracias a la enfermedad por haberle hecho descubrir y desarrollar capacidades hasta entonces desconocidas.

El inicio de cualquier cosa está lleno de inquietud, de miedo a veces, de incertidumbre, pero también de ilusión, de exploración, de experimentación… Cada día es un inicio a la vida.

Tenemos 8 comentarios , introduce el tuyo:

  1. El inicio de cada es un montón de oportunidades.

    ResponderEliminar
  2. El inicio está lleno de vida, de pasión. Hay vida sin pasión, escribana?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Personalmente no concibo la vida sin pasión, porque vivir sin pasión es como no vivir, pero desgraciadamente sí que conozco a muchos (más de los que yo quisiera) desapasionados de la vida.
      La escribana

      Eliminar
  3. Cada día descubrimos y nos descubrimos. Mil gracias siempre Escribana.
    OXO

    ResponderEliminar
  4. El inicio del inicio a cada instante , a cada momento . Viva el presente reparador . BlueBoy

    ResponderEliminar
  5. El inicio de cualquier aventura: de un trabajo, de una relación, de un año...siempre ha de ser ilusionante, esperanzador, atractivo ante lo nuevo que nos vamos a encontrar. Hagamos que cada día sea especial y disfrutemos con lo que hacemos.
    JF

    ResponderEliminar
  6. Fortaleza, ilusión, aceptación, vivir el presente, fuerza de voluntad, optimismo....quiero seguir teniéndolo presente, al despertar a un nuevo dia, y así irme cargando de más energia para enfrentarme a las vicisitudes que no son agradables en nuestra vida. Pepi

    ResponderEliminar
  7. Ya echaba de menos tus fotos. Es una maravilla.Pepi

    ResponderEliminar