Yo no he nacido para un rincón: mi patria es el mundo. Séneca

lunes, 26 de diciembre de 2016

Sabiduría

La vida está llena de caricias
Juan Fernández Quesada

Presta tus oídos a lo que se dice, y tu corazón a entender lo que significa. Que lo sabio permanezca en el arcón de tu mente, para que sea una llave a tu corazón. Aquel cuyas obras superen a su sabiduría, su sabiduría perdurará. Pero aquel cuya sabiduría exceda sus obras, su sabiduría no perdurará.
El hombre poderoso es aquel que se conquista a sí mismo. El hombre rico es el que está satisfecho con lo que tiene. El hombre honorable es aquel que honra a los demás. Pero el hombre sabio es aquel que aprende de todos los hombres.
Los sabios no hablan ante alguien más sabio que ellos. Lo sabios no interrumpen, sino que abren las puertas de sus ojos y oídos para aprender. Los sabios no se dan prisa para hablar, ni para replicar.
Los sabios preguntan lo que es relevante y, al hablar, no se andan con rodeos. Los sabios hablan primero de lo primero y, por último, de lo último. Los sabios dicen, de lo que no han oído, “no lo he oído”. Y de lo que no han visto, “no lo he visto”.
El sabio reconoce la verdad. Los sabios son lentos en airarse y rápidos en apaciguarse. Los sabios estudian para poner en práctica, no solo para enseñar. Los sabios saben que la recompensa es acorde con las molestias sufridas.
Los sabios saben hablar poco, hacer mucho y enfrentarse al mundo con semblante alegre. La pregunta que has de hacerte, al final, es: “¿por cuánto tiempo más aplazarás convertirte en sabio?”.
Ha sido un placer compartir contigo esta recopilación de sabiduría de Grayling. 
Un fuerte abrazo.

Tenemos 11 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Bello texto sin dudas, hoy decido ser sabio

    ResponderEliminar
  2. Sabio es aquel que sabe que cuando más sabe aun es más ignorante. Porque hay tanto a lo que el ser humano ni siquiera es capaz de imaginar. Por eso la sabiduría es el arte de darse cuenta de que solo se que no se nada. Jairo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso decía Sócrates, Jairo: "Sólo sé que no sé nada". Un abrazo y felices fiestas.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias a ti, Jesús. Felices fiestas y un abrazo.

      Eliminar
  4. Me quedo con esta frase que es una gran enseñanza para aplicarla en mi vida: "....Los sabios saben hablar poco, hacer mucho y enfrentarse al mundo con semblante alegre. Pepi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso tenemos dos orejas y una boca, para hablar mucho menos de los que debemos escuchar. Gracias, Pepi. Felices fiestas. Un besín.

      Eliminar
  5. Lo bordáis, Juan. Sin palabras. Gracias

    ResponderEliminar
  6. Gracias, no sé quién eres. me alegro de que te haya gustado. Felicidades.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Este texto aglutina muuuuchas cosas, pero es muy difícil de avanzar. Me ha encantado. Tú eres, obras, hablas y escribes maravillosamente. Me alegro por los que te tienen cerca. Un beso enorme. Teresa (Getafe)

    ResponderEliminar