Lo que nos anula en el vivir diario es la rutina, lo que nos hace vivir con sentido son los proyectos y la creatividad.
Pedro Ortega Ruiz
sábado, 17 de diciembre de 2016

Mi casa
y mi corazón
(Sueño de libertad)

Marcos Ana

Si salgo un día a la vida
mi casa no tendrá llaves:
siempre abierta, como el mar,
el sol y el aire.
Que entren la noche y el día,
y la lluvia azul, la tarde,
el rojo pan de la aurora;
La luna, mi dulce amante.
Que la amistad no detenga
sus pasos en mis umbrales,
ni la golondrina el vuelo,
ni el amor sus labios. Nadie.
Mi casa y mi corazón
nunca cerrados: que pasen
los pájaros, los amigos,
el sol y el aire.

Fernando Macarro Castillo, más conocido como Marcos Ana (seudónimo formado con los nombres de sus padres) (Alconada, Salamanca, 20 de enero de 1920-Madrid, 24 de noviembre de 2016), fue un poeta y preso político español condenado por delitos de sangre. Encarcelado con solo 19 años en 1939 y liberado en 1961 gracias a la actividad de lAmnistía Internacional, fue el preso político que pasó más tiempo en las cárceles de la dictadura franquista: 23 años de presidio por varios asesinatos.

Tenemos 1 comentario , introduce el tuyo:

  1. Me ha encantado el poema.
    Las situaciones límite son las que a la mayoría de las personas nos han hecho cambiar en la vida; a cada uno según la circunstancia. Pepi.

    ResponderEliminar