No hay hombre más desdichado que el que nunca probó la adversidad.
Séneca
lunes, 5 de diciembre de 2016

A NUESTROS VOLUNTARIOS



L@S VOLUNTARI@S EL ALMA DEL TELÉFONO DE LA ESPERANZA

El Teléfono de la Esperanza celebra su 45 aniversario. Han sido años de intenso servicio a la sociedad española. Los voluntarios atendieron más de cinco millones de llamadas de personas en crisis. Al otro lado del teléfono se escuchan los llantos de la soledad, la depresión, la enfermedad mental, la crisis familiar o el maldito paro. La desesperanza culmina en la ideación suicida, las autolesiones, las múltiples adiciones o la automedicación.

Al otro lado del auricular alguien te escucha, te acompaña y te entiende. La compañía aligera el dolor y al colgar un mensaje queda en el aire: NO ESTOY SÓLO. Miles de personas, a lo largo de estos años, han transitado de la desesperación al convencimiento del propio poder para afrontar la vida.

La llamada de teléfono rompe la soledad, pero, a menudo, los problemas exigen un abordaje complementario. Los voluntarios psicólogos, abogados, trabajadores sociales o mediadores familiares aportan su pericia profesional para dotar a los llamantes de las habilidades personales que les permitan afrontar el dolor y abordar la crisis.

 En su dilatada historia los voluntarios del Teléfono de la Esperanza asesoraron y ofrecieron terapia de forma gratuita a más de doscientas mil personas y en nuestras bases de datos constan más de un millón de entrevistas terapéuticas.

El encuentro y la amistad son medicinas eficaces para el dolor y la soledad. El camino hacia la esperanza se transita uniéndonos a otros para compartir los problemas, buscar juntos soluciones, abordar el empeño común de dotarnos de las habilidades necesarias para superar la crisis.

Los grupos de autoayuda, más de diez mil en estos cuarenta cinco años, son la mejor prueba de la capacidad curativa del grupo. Cada voluntario se emociona y entusiasma al ver levantarse al caído acompañado por el grupo.

¿Se pueden prevenir el dolor y la crisis? ¿Se puede capacitar a las personas para afrontarla con dignidad? ¿En medio de la tempestad es posible mantener la calma? ¿Podemos alcanzar la felicidad? Los voluntarios del Teléfono de la Esperanza afirman con fe: SI SE PUEDE.

 El camino es la “Promoción de la salud emocional y mental de la población”. En estos años, este ha sido un objetivo prioritario del trabajo realizado por nuestra ONG y más de medio millón de personas se han beneficiado del mismo.

En fin, han sido cuarenta y cinco años de trabajo y servicio. Más de quince mil voluntarios, personas como tú y como yo, han puesto sus vidas al servicio de los demás sin más salario que la satisfacción de la ayuda prestada.

La fecunda historia del Teléfono de la Esperanza se ha construido gracias a la entrega de los voluntarios.

Hoy día cinco de diciembre se celebra el Día Internacional del Voluntariado. Un día alegre y festivo para todos aquellos que, desde la gratuidad, ofrecen una parte de su vida a los demás.


En este día tan especial, queremos reconocer la deuda que la sociedad española tiene con su más de cuatro millones de voluntarios y gritar fuerte y claro: MUCHAS GRACIAS.

Tenemos 3 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Pues no tengo nada más especial que decir que, Muchas Muchas Gracias

    ResponderEliminar
  2. Mil gracias son pocas.

    ResponderEliminar
  3. La comparto totalmente por lo beneficioso que es vivírlo: "El encuentro y la amistad con medicinas eficaces para el dolor y la soledad". Pepi

    ResponderEliminar