No hay hombre más desdichado que el que nunca probó la adversidad.
Séneca
domingo, 13 de noviembre de 2016

Soltar

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena

Hojas sueltas coincidiendo

Siempre he creído que soltar es la mejor manera de tener. La experiencia me ha demostrado la veracidad de esta aparente contradicción.

Cuando nos empeñamos en controlar, perdemos. Cuando nos aferramos desesperadamente a una relación, ésta se ahoga y se extingue. Cuando queremos retener, el objeto o sujeto de nuestro apego cada vez se aleja más de nuestro alcance. Como el agua, que puede permanecer en mi mano mientras ésta sirva de cuenco, pero que se escapará irremediablemente si pretendo mantenerla cerrando el puño.

En una de sus novelas, Murakami dice algo así como que lo importante es no soltar aquello que queremos porque, si por algún motivo lo hacemos, nos veremos obligados a dar pasos. Pero el caso es que él suelta y luego, claro, tiene que moverse hacia lo que soltó. Me resultó muy clarificador leer esto.

Es fácil seguir si nos llevan de la mano, si nos marcan los pasos a dar, si nos sentimos amparados, si nos allanan el camino y nos acompañan en él. Lo difícil es estar cuando nada de ello nos obliga, cuando sólo estamos porque queremos estar. Sin buscar nada. Sin esperar nada.

De nuevo la vida pone ante mis ojos la oportunidad de ver quién está y por qué, quién comparte mi camino y quién sólo se cruza en él, quién es capaz de acompañar sin ataduras y quién busca atarse para justificar su acercamiento.

Una vez más compruebo que soltando, tengo. Porque, como escribe Murakami, soltar obliga a dar pasos en algún sentido, pero esos pasos siempre serán libremente elegidos.

Tenemos 10 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Es tan difícil soltar...

    ResponderEliminar
  2. Estar sin buscar nada, sin esperar nada de esta manera todo es agradecimiento
    OXO

    ResponderEliminar
  3. Solar es una de las mejores herramientas para encontrarse. BlueBoy

    ResponderEliminar
  4. La vida puede ser más o menos fácil cuando vamos guiados de la mano, pero llega el momento en que es necesario soltarte, atreverte, arriesgarte,descubrir otros caminos, tomar tus propias decisiones, y aprender de todo ello.
    JF

    ResponderEliminar
  5. Y qué hacemos cuando no podemos soltar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sinceramente creo que siempre podemos soltar. Es cuestión de compensación. Si no soltamos es porque algo obtenemos a cambio.
      La escribana

      Eliminar
  6. Y se puede estar sin esperar nada, sin buscar nada?Encuentro difícil que cuando los sentimientos y emociones están implicados en el objeto de nuestro amor,...en el fondo, no busquemos nada...
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que esperamos. Claro que buscamos. Pero sujetando, agarrando, enganchando...sólo alejamos de nosotros aquello que queremos. Hay que dejar que la vida siga su curso.
      La escribana

      Eliminar
  7. Estoy dejando: "Fluir mi vida", y los resultados están siendo muy satisfactorios, porque no espero nada a cambio, y es cuando más estoy recibiendo. Pepi

    ResponderEliminar