Yo no he nacido para un rincón: mi patria es el mundo.
Séneca
domingo, 6 de noviembre de 2016

El revés de la historia

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena

La parte de atrás

Cuando me cuentan una historia –y más si ésta parece complicada o enredada– pido siempre el esfuerzo de intentar contar el revés de la misma. Es decir, contarla desde otro punto de vista, normalmente el del lado opuesto.

Porque en el revés de las cosas y de las historias encontramos respuestas a aparentes misterios difíciles de resolver.

Las historias personales y generales no son sucesión de hechos independientes y específicos, a pesar de querer trazarlas en páginas blancas con líneas rectas, sino hilos entrecruzados que configuran un tapiz especial. Ver el revés y analizar estos hilos ayudan a entender, a comprender.

A medida que recontamos la historia desde su revés nos damos cuenta del entramado, vemos los nudos que permiten el cruce de los hilos, entendemos algunas posturas, justificamos otras y, sobre todo, nos liberamos de la absurda visión de creernos protagonistas absolutos y únicos de la misma. Y esta liberación nos aporta paz interior. Y serenidad.

En el revés no todo es bonito, pero todo es imprescindible. En el revés se ve lo oculto, pero sin ello no habría historia que contar. En el revés están las tripas del engranaje y sin engranaje la maquinaria no funciona.

Las historias siempre tienen un revés y un derecho. Hay quienes ocultan el revés por sistema y cuentan sólo el derecho. Hay también quienes sólo ven el revés, enfangándose en él, y olvidan el derecho. Pero no nos engañemos, si queremos ver, tenemos que ver todo.

A no ser que no queramos…

Tenemos 7 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Si, mejor verlo todo, sin engañarnos, grandezas y miserias se dan juntas

    ResponderEliminar
  2. A no ser que no queramos...

    ResponderEliminar
  3. Verse y ver desde el todo. BlueBoy

    ResponderEliminar
  4. Toda historia tiene distintas versiones, y cada uno las interpreta según su manera de ver la vida.
    OXO

    ResponderEliminar
  5. En cualquier situación es necesario ver lo positivo y lo negativo, la imagen bonita y la que no lo es tanto. Las dos son importantes y tienen su valor.
    JF

    ResponderEliminar
  6. Lo que yo digo: mejor no ver.

    ResponderEliminar
  7. Siempre quiero ver ambas partes; para clarificar la situación y seguir avanzando. Pepi

    ResponderEliminar