Yo no he nacido para un rincón: mi patria es el mundo.
Séneca
domingo, 23 de octubre de 2016

Una margarita
en octubre

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena
Tengo asociada la imagen de las margaritas a la primavera y a principios de verano, cuando las praderas y caminos se cubren de esas alegres y sencillas florecillas blancas y amarillas.
Siempre me han hablado de optimismo, de ilusión, de ganas de vivir, de alegría…
El otro día, en pleno mes de octubre, descubrí una en mi jardín. Estaba en medio de la mata de hierbabuena, solitaria, pero destacando lo suficiente para hacerse ver. Me acerqué, la observé y capté su mensaje.
Me habló de nuevo de ilusión, de reilusionarse a pesar de ser única en un ambiente ajeno a una misma, de no tener compañeras semejantes, de estar fuera de lugar, de tiempo y de estación.
Me habló de autenticidad, de mostrarse como se es, aunque ello suponga destacar demasiado en matas ajenas a nuestra especie, de mantener vivos los propios colores –su identidad amarilla y blanca– en medio del verde más absoluto.
Me habló de aprovechar los recursos que la vida nos da para crecer, en este caso, sol, agua y tierra, aunque hayamos llegado a ella antes o después del tiempo convenido. Eso da igual. Estamos en la vida y tenemos que vivir.
Y me habló ¡cómo no! de que lo imposible puede ser posible. Por mucho que nos aferremos a datos reales, científicos y estudiados como infalibles, la vida siempre nos sorprende, nos habla de algo más allá, de la posibilidad de creer en lo imposible para hacerlo realidad.
Esa margarita tardía y preciosa estaba esperando que yo la escuchara. Y la escuché.

Tenemos 5 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Cuánto dice una margarita!

    ResponderEliminar
  2. Justo acabo de estar escribiendo sobre esto. Sobre el poder que tenemos dentro cada uno para cambiar , porque cambiar se puede , sobre creer en uno mismo , sobre dejar de ser víctimas y asumir el momento , sobre vivir desde lo que puedo elegir encaminado a tomar soluciones ... todos somos esa Margarita . Gracias . BlueBoy

    ResponderEliminar
  3. Muy bonito tu escrito de hoy Escribana

    ResponderEliminar
  4. Ay que ver lo que te dijo tu interior al contemplar una margarita, y todo para seguir la vida; con aprendizaje, alegría, optimismo, felicidad.... Pepi

    ResponderEliminar
  5. Si hubieras deshojado esa margarita estoy seguro que te hubiera salido un claro y rontundo... "ME QUIERE".
    Juan

    ResponderEliminar