El conocimiento y la habilidad suman, pero la actitud multiplica.
Victor Küppers
sábado, 1 de octubre de 2016

El espacio y el ojo

El rincón del optimista
Juan


Te aconsejo encarecidamente que veas este video de 3 minutos y que reflexiones sobre lo que somos, el espacio y el tamaño que ocupamos en este mundo. También te pido que primero veas las imágenes recreadas por los científicos y luego sigas leyendo estas sensaciones que a mí se me ocurren al hilo de su visión:
–Yo soy algo mucho menor que una mota de polvo dentro del espacio-cosmos, algo tan insignificante que me parto de la risa con los aires de grandeza que yo me puedo dar o que tú te puedes dar en algún momento de la vida.
–Cuando valoramos los tamaños de las cosas, de las distancias entre dos puntos o del tiempo que se tarda en cubrir esas distancias no caemos en la cuenta de lo absolutamente relativo que es todo. Piensa, muy relativo.
–Cuando me quedo pensando en que mi cuerpo tiene dos ojos, dos manos, dos brazos, dos piernas, dos pulmones, dos orejas y un solo corazón intuyo que ese cuerpo funciona como una máquina prácticamente perfecta a pesar de la complicación de su funcionamiento, pero cuando pienso en moléculas, células, electrones o protones caigo realmente en la cuenta de que el sistema de redes y conexiones que hace que me mantenga aún con vida roza ya el milagro, tal y como entiendo un milagro como el fruto de la existencia de fuerzas sobrenaturales.
–En definitiva, somos algo minúsculamente pequeños e inmensamente grandes a la vez. De nosotros mismos depende que nuestro paso por este mundo sea como el grano de arena en el desierto o como la estrella más luminosa del universo.
Asín sea.

Tenemos 2 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Grandes e inmensos en esencia. Pequeñito y limitado es nuestro yo

    ResponderEliminar
  2. Me rechifla tu reflexión, Juan! No hay mejor modo de relativizar nuestras preocupaciones que pensando así. Eres un grande ☺️

    ResponderEliminar