No hay hombre más desdichado que el que nunca probó la adversidad.
Séneca
domingo, 11 de septiembre de 2016

Un buen momento

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena

Esperando crecer. Foto Jesús Aguado

No hay libro ni curso sobre crecimiento personal que no hable de los apegos. Exactamente, de la necesidad de abandonarlos. Del desapego y sus beneficios.

Sabemos que los desapegos son fundamentales para ganar autonomía personal y crecer de manera sana. Lo sabemos, e intentos de desapego hemos hecho todos, seguro, en algún momento de nuestra vida. Y hemos vivido –disfrutado, más bien- la libertad que ello nos proporciona.

Sin embargo, de repente, nos descubrimos apegados a determinadas personas (a veces dañinas para nosotros) a determinadas cosas (la mayoría de ellas perfectamente prescindibles o sustituibles) o a determinadas situaciones (de las que ni siquiera somos conscientes). Nos descubrimos apegados y tal vez incapaces de soltar por varios motivos: miedo, comodidad, enganche emocional, apatía… Y empezamos con el bucle de la autojustificación o del no querer ver. Y ahí nos instalamos en una temporada.

Menos mal que llega septiembre con su invitación a retomar y retomarnos en serio. Este mes, que nos lleva de la mano hacia el otoño, que nos va introduciendo en días más cortos y noches más largas, que nos devuelve la estabilidad un poco desatendida, que nos habla de vendimias, recopilación y acopio de fuerzas, que nos ofrece serenidad… nos brinda, además, la oportunidad de adentrarnos en nosotros mismos, de centrarnos y de vivir desde el alma.

Este mes es un buen momento para revisar nuestros apegos y ser conscientes de ellos. Para llevar a cabo nuevos intentos de libertad y autenticidad. Para volver a empezar las veces que haga falta. Para reiniciarnos tras el stand by veraniego.

Ahora toca septiembre.

Tenemos 6 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Hablas de desapegos como si los apegos fueran siempre negativos. No se necesitan apegos sanos para crecer en la vida?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que apegarse a algo/alguien no es positivo. Nos quita libertad. Es distinto estar con alguien a estar apegado a alguien. Así lo veo yo.
      La escribana

      Eliminar
  2. Eso es. Ahora toca septiembre.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho septiembre para eso mismo, vivirlo desde el alma . BlueBoy

    ResponderEliminar
  4. Hoy,es un buen momento, es un buen día para dejar atrás esas cosas(preocupaciones, quebraderos de cabeza...)que no nos dejan disfrutar del día a día.
    JF

    ResponderEliminar
  5. A mi el irme quitando apegos, me está resultando mucho más gratificante en el desarrollo de mi vida, porque a la vez me esta haciendo descubrir nuevas cosas que me gustan realizar, y no tengo que contar con nadie. Pepi.

    ResponderEliminar