Pensar de forma negativa sobre nosotros mismos, nos coloca en una situación favorable para convertirnos en víctimas de los demás.
María Guerrero
lunes, 12 de septiembre de 2016

Decálogo de la proactividad




  1. Adquiere el hábito de observarte como miras a otra persona: así serás más objetivo en tus percepciones.
  2. Eres el responsable de tu propia vida: no dejes que sean los demás o las circunstancias quienes determinen tu conducta; elige y decide qué hacer.
  3. Los resultados negativos no le deben desanimar: sigue adelante en la decisión tomada, si piensas que es la mejor.
  4. No hagas algo por costumbre, porque es la moda, o porque te gusta: piensa, elige y actúa según tus principios.
  5. Cuando te propongas un objetivo, cúmplelo. Cuando te comprometas con alguien o con algo, hazlo.
  6. Después de tomar una decisión es necesario asumir las consecuencias de esa elección.
  7. No existe responsabilidad sin iniciativa: busca en todo momento la forma mejor de hacer las cosas. No seas un mero ejecutor de instrucciones.
  8. Quejarse, achacar culpas a otros, son formas de perpetuar los problemas. Procura ser mejor en eso que criticas y así estarás ayudando a los demás.
  9. La opinión de los demás sobre ti (críticas, alabanzas, chismes, etc.) no deben perturbarte: haz las cosas bien siguiendo tus principios.
  10. Todos somos responsables del éxito de una empresa; no pienses que un tema no te corresponde porque nadie se lo ha asignado: sé solidario.

Tenemos 3 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Necesitamos ser nosotros mismos con nuestros aciertos y nuestros fallos.
    JF

    ResponderEliminar
  2. "Proactividad". Otra pedantería. El diccionario es rico en palabras sencillas que todo el mundo pueda entender.

    ResponderEliminar
  3. Me considero dueña de mis actos, responsable y consecuente por tanto; en lo positivo como negativo, en el desarrollo de mi vida.Pepi

    ResponderEliminar