Avanzamos cuando dejamos de tratar de cambiar a los demás y nos concentramos en cambiarnos a nosotros mismos.

domingo, 7 de agosto de 2016

Verbenas
en la ventana

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena
En la ventana del jardín de mi casa tengo verbenas. Es una planta que descubrí hace unos años y me encanta.
La verbena es pequeña cuando la compro, pero se extiende a lo largo y ancho de la jardinera llegando a ocupar todo el espacio y se esponja especialmente con el calor. Sus alargadas hojas verdes son originales y bonitas, dotándola de tal exuberancia que parece una planta tropical.
Tiene racimos de diminutas flores de intenso color (rojo, rosa, azul o malva) y éste destaca entre el verde de las hojas de forma llamativa. Cada racimo se mantiene durante unos días y luego desaparece, pero vuelve a brotar de nuevo al cabo de un tiempo.
Aparte de su belleza -a mí me parece una planta preciosa- lo que más llama la atención es su aroma. Un aroma fresco y muy agradable que, en las tardes de verano, inunda el espacio impregnándolo de un olor mágico.
Me gusta la verbena porque no es llamativa, pero se hace imprescindible. Se adapta a su espacio con generosidad y proporciona delicadas flores y atrayente aroma. Desde que la descubrí no puedo poner otras flores en la ventana.
Como esas personas discretas que entran en tu vida sin grandes algarabías pero que te la hacen hermosamente llevadera. Personas que se adaptan a las circunstancias y te dan lo mejor que tienen: aroma permanente y flores inesperadas. Personas que no molestan cuando están y a las que echas terriblemente de menos cuando no están. Personas imprescindibles.
Tan imprescindibles como las verbenas en mi ventana.

Tenemos 7 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Personas discretas, sencillas, que dejan su aroma

    ResponderEliminar
  2. Personas a las que echo de menos cada día cuando no están.

    ResponderEliminar
  3. Me he dado cuenta que tengo muchas verbenas en mi vida.

    ResponderEliminar
  4. Curiosamente descubrí este año la plata de las verbenas, y tengo una, y me parece una planta muy generosa.
    OXO

    ResponderEliminar
  5. Las verbenas nos dejan un buen aprendizaje ya que parece que si no destacamos no cobramos sentido, mejor los segundos planos. Gracias Escribana. BlueBoy

    ResponderEliminar
  6. A mí también me gustan mucho las verbanas, aunque no puedo tenerlas en mi casa.

    ResponderEliminar
  7. Que fabuloso seria que todas las personas fuéramos así....."Personas que no molestan cuando están, y a las que echas terriblemente de menos cuando no están".

    ResponderEliminar