Avanzamos cuando dejamos de tratar de cambiar a los demás y nos concentramos en cambiarnos a nosotros mismos.

sábado, 6 de agosto de 2016

Unos chistes de médicos


–¿Desde cuando tiene usted la obsesión de que es un perro?

–Desde cachorro, doctor.   

…//…

–Doctor, tengo complejo de fea.

–De complejo nada.

…//…

–Doctor, me tiemblan mucho las manos.

–¿No será que bebe demasiado alcohol?

–¡¡Que va, si lo derramo casi todo!!

…//…

–Doctor, ¿Cómo ha salido la operación?

–Hijo mío, yo no soy el doctor. Soy San Pedro.

…//…

–Doctor, ¿qué puedo hacer para que durante las vacaciones mi mujer no quede embarazada?

–Llévesela con usted.

…//…

–Fui al médico y me ha quitado el whisky, el tabaco y las drogas.

–Pero… ¿vienes del médico o de la aduana?

…//…

–No sé que me pasa, doctor, me toco la cabeza y me duele, me toco la nariz y me duele, me toco el pie y me duele. ¿Qué tengo?

–El dedo fracturado...

 …//…

–Doctor, quiero que recomiende algo para que mi marido vuelva a estar como un toro.

–Bien, desnúdese. Empezaremos por los cuernos. 

...//...  

Un anciano de 95 años llega al médico para su chequeo de rutina. 

El doctor le pregunta cómo se siente. 

–Nunca estuve mejor –le  responde–. Mi novia tiene 25 años. Ahora está embarazada y vamos a tener un hijo. 

El doctor piensa por un momento y dice: 

–Permítame contarle una historia: “Un cazador que nunca se perdía la temporada de caza salio un día tan apurado de su hogar que se confundió tomando el paraguas en vez del rifle. Cuando llegó al bosque se le apareció un gran oso. El cazador levantó el paraguas, apuntó al oso, disparó y el oso cayó fulminado”. 

–Imposible –exclama el anciano–. Alguien más debió haber disparado. 

–A ese punto quería yo llegar –respondió el médico–. 

Tenemos 3 comentarios , introduce el tuyo:

  1. ¡Cada cual mejor!. Infinitos aplausos a los directores del blog. Pepi

    ResponderEliminar