Avanzamos cuando dejamos de tratar de cambiar a los demás y nos concentramos en cambiarnos a nosotros mismos.

sábado, 20 de agosto de 2016

La vela

 

La Sra. Donovan caminaba por la calle O'Connell de Dublin cuando se cruzó con el padre Rafferty.

El padre le dijo:

- Muy buenos días, ¿no es usted la Sra. Donovan a quien casé hace dos años?.

- Efectivamente padre, soy yo.

- ¿Y no han tenido niños aún?.

- No padre, aún no.

- Bueno, la semana próxima viajo a Roma, así que, si quiere, encenderé una vela por usted y su esposo.

- ¡Oh padre, muchas gracias, le estaremos muy agradecidos!!

Y ambos siguieron su camino.

Años más tarde se encontraron nuevamente.

El sacerdote preguntó:

- Sra. Donovan, ¿como se encuentra usted ahora?.

- Muy bien, padre..

- Y dígame, ¿han tenido niños ya?

- ¡¡Oh si, padre, 3 pares de mellizos y 4 criaturas más!!. 10 en total !!!.

- ¡Bendito sea el Señor!. ¡Qué maravilla! ¿Y dónde está su amante esposo?.

- Camino de Roma, a ver si puede apagar la puta vela. 

Tenemos 1 comentario , introduce el tuyo:

  1. Aplausos nuevamente a los directores del blog por sus chistes. Me he reído un rato y lo he compartido, y les ha encantado. Infinitas gracias Pepi.

    ResponderEliminar