Avanzamos cuando dejamos de tratar de cambiar a los demás y nos concentramos en cambiarnos a nosotros mismos.

viernes, 8 de julio de 2016

Deja fluir tu vida

Yolanda Fernández Fernández


Querido amigos del BLOG del Teléfono de la Esperanza: 
Después de terminar el Taller de Meditación debo deciros que me he quedado muy, muy gratamente sorprendida, ya que nunca había hecho meditación y he descubierto el gran valor que tiene a muchos niveles.
La meditación llegó en un momento de mi vida en el cual necesitaba tranquilidad para poder esclarecer y profundizar en algunas vivencias  personales. Me di cuenta desde el principio que a través de la respiración que serenamente el coordinador nos animaba a realizar con un tono muy relajante y suave, por su parte, pues gracias a esto yo podía conectar mucho mejor conmigo misma y sentía una paz muy gratificante.
Mágnificas fueron muchas frases que aprendimos en este estupendo Taller de Meditación pero para mi la más sabia y esclarecedora ha sido: "Deja fluir la vida".¡Ni os imagináis la serenidad que me ha producido esta frase!. Fluir no es me cruzo de brazos y me siento a esperar cómo pasa mi vida sin ser yo la protagonista de ella. Fluir es ir viendo lo que la vida nos va ofreciendo en cada momento y ante lo cual una misma va decidiendo, participando de forma activa pero sin crear resistencias. A veces una lucha de forma errónea ante circunstancias que la vida te va planteando y que uno se resiste a aceptar, a resolver, a experimentar, a afrontar con valentía, a buscar soluciones razonables y saludables a nivel personal.  No es tarea fácil pero hay que seguir caminando lo mejor posible y siendo lo más consciente posible de las realidades que vivimos en cada momento presente y es aquí donde la meditación proporciona una gran ayuda y es una gran compañera para el viaje de la vida. 
A través de la meditación he podido conocerme mejor y gracias a ello se avanza mucho mejor, más ligera, más consciente y más tranquila. Sinceramente no creo que la meditación sea fácil pero con la práctica y con las estupendas enseñanzas recibidas la meditación resulta el momento mágico que nos podemos regalar a nosotros mismos cada día . ¡No nos privemos de este auténtico placer!. 
Fue magnífico también el día que nos enseñaron a que no emprendiéramos batallas absurdas contra nuestro lado oscuro. ¡Que gran verdad es esa!. El día que la Yolanda positiva abrazó a la Yolanda negativa y oscura sentí la plena reconciliación conmigo misma y un gran consuelo porque además comprendí que así de sinceros con uno mismo debemos de ser para poder avanzar de forma positiva en la vida. Paz, relajación, consuelo, serenidad, descubrimientos personales, alegría, luz, energía, amor, vitalidad, sensibilidad, respeto, comprensión, torpezas cometidas, sabiduría, poder desbloquear emociones, conocimiento personal, enfrentarse sin miedos a las partes más oscuras de uno mismo............... La lista es interminable a la hora de describir lo que aporta la buena meditación que desde el T.E. se nos has enseñado a hacer. 
Me considero una principiante guiada por un gran maestro y una excelente persona. Muchísimas gracias por las sabias enseñanzas, por las bonitas canciones que nos ponían, por acariciar de forma admirable la sensibilidad o la parte más delicada de cada uno de nosotros que como componentes del grupo escuchábamos con mucha atención. 
Gracias por el respeto y el cariño con el que fuimos tratados y por dedicarnos el Coordinador el valioso tiempo que con tanta paz y calma se tomaba y así nos lo transmitía. 
Muchas gracias también a mis compis porque aprendí de su sinceridad, de su respeto, de sus miradas, de sus silencios, de sus enseñanzas y de sus abrazos que tanto me reconfortaron.
Siempre digo que todos los talleres del Teléfono son mágníficos y en todos me he sentido muy a gusto y he aprendido mucho pero el Taller de Meditación es muy, muy especial y yo lo quiero calificar de mágico, porque hay que vivirlo para poder expresar las emociones que se viven en él y  yo confieso que algunas ni siquiera os las puedo expresar  porque son muy personales y que se logran a través de hacer cada uno individualmente la meditación.
Un abrazo muy fuerte y siempre quedarán en mi memoria los momentos que he vivido, con mis compañeros-as y conmigo misma. Seguiré poniendo en práctica todo lo que me han enseñado y ojalá podamos encontrarnos nuevamente en el camino o los caminos de mi vida para seguir aprendiendo.
El Teléfono de la Esperanza siempre me acoge con gran cariño y sabiduría y yo una vez más le doy infinitas gracias a todos sus componentes y a una voluntaria que es a mi querida amiga María Ángeles Álvarez Pablos que fue la persona que me informó de este magnífico y mágico Taller de Meditación.
Siento no haber estado el día de la foto que se acompaña a este escrito, como seguro que también lo sentirán Iñaqui y Nuria, que por diversos motivos ese día faltaron.
¡Hasta siempre! Otro abrazo sincero y lleno de cariño como todos los que con frecuencia nos dábamos en el Taller. 

Tenemos 6 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hola.
    Yo no puedo hacer un resumen mejor del Taller de Meditación que Yolanda. Sólo compartir 2 cosas, desde otro Taller, pero con el mismo Maestro.

    1. Comparto con ella lo de "la Magia". Tiene Mucha, y nos demuestra con su aparición, que esta va en el "Pack" de Todas las Personas. Si estamos conscientes y buscamos los momentos y el ambiente propicio (como es el de la Meditación), AFLORA.

    2. "Deja fluir tu Vida", comparto con Yolanda que es una Frase de Gran Calado, para tener muy Presente. Pero, la Mía, que no es Frase, es sólo una Palabra: Credete. Ya, no la entiendes, es normal, es en polaco, quiere decir: Cree en Ti.

    ResponderEliminar
  3. Credete es un mantra que me acompaña a diario. Gracias. BlueBoy

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho como has hecho la exposición.
    Me alegro te haya sido tan beneficioso; ya sabes que continuamente estamos compartiendo todo aquello que sabemos que nos ayuda a conocernos, crecer, avanzar.....y ahora con la Meditación tenemos una herramienta más.
    Con infinito cariño Pepi

    ResponderEliminar
  5. Fluir atentos, el modo más óptimo de recorrer la vida. Abandonar resistencias y adaptarse al instante. Flexibilidad. Felicidades meditadora.

    ResponderEliminar
  6. Yolanda Fernández Fernández10 de julio de 2016, 18:27

    Hola!!!!! Buen verano a todos y un fuerte abrazo. Yolanda.

    ResponderEliminar