Yo no he nacido para un rincón: mi patria es el mundo.
Séneca
martes, 3 de mayo de 2016

Curso de Autonomía Afectiva

Un participante en el curso

Desde el corazón
Las casualidades existen: a veces se alinean los planetas para que ocurra lo que tiene que ocurrir. En mi caso se dieron una serie de circunstancias que me han dado que pensar, la primera fue echar un vistazo ese día el periódico, cosa que no hago diariamente y la segunda, conocer la existencia del Teléfono de la Esperanza en León a través de un pequeño anuncio en el que se hablaba de un curso sobre dependencia emocional. Llamé para informarme y tuve en cuenta que ese fin de semana mi marido no estaría en León, cosa muy importante para poder hacer el curso porque yo soy muy dependiente de él, entre otras personas. Tampoco me dejé vencer por la pereza porque suponía renunciar a un fin de semana después de una semana de trabajo.
El curso comenzó el viernes, 15 de abril.  Fue una tarde intensa, después de la presentación y de entrar en materia nos dividimos en 2 grupos. Todo  fue una sorpresa para mí porque había dado por hecho que todo iba a ser conferencias que durarían un fin de semana. Nos explicaron que tendríamos reuniones semanales durante un periodo de 8 semanas  y que había que trabajar. Cuando nos reunimos en grupo y empecé a escuchar el relato de mis compañeros, lo bien que comunicaban, cómo afloraban los sentimientos y la capacidad que tenían para hablar de cosas tan personales e íntimas con personas que la mayoría no nos habíamos visto jamás, me quede impactada. Pensé, en el buen sentido de la palabra: dónde me he metido!!!  Cuando llegó mi turno estaba nerviosísima y no me veía con fuerzas para hablar tan abiertamente de mi vida pero a pesar de no  contar a penas nada me emocioné.
Al día siguiente tuvimos las charlas en común para todos los asistentes, cantidad de información que cuesta procesar en ese momento, muchos apuntes y posteriormente el trabajo en grupo. A medida que nos reuníamos en nuestro grupo yo me iba encontrando cada vez más integrada, más cómoda, como si nos conociésemos desde hace tiempo… me sentía que formaba parte de un grupo. El contenido del curso era amplio pero la forma de explicarlo y de trabajarlo hacía que fuese muy dinámico e interesante. Cada vez estaba más satisfecha de estar haciendo el curso. Hablé con mi marido, con mi madre y con mi hermana, con una amiga y a todos les contaba que estaba encantada de haber decidido apuntarme. 
El domingo me gustó mucho comenzar con una relajación y pensé : Carmen, cuanto sabes, que bien lo haces y encima de forma altruista!.  Esa mañana todos llegamos con los sentimientos removidos, algo había pasado en nuestro interior que nos dejó a algunos sin dormir, a otros con pesadillas, a otros con la inquietud de que algo tenemos que cambiar, y todos empezando a saber un poco más sobre nuestros apegos….   En fin, fue una mañana de trabajo y poner en común muchas vivencias presentes y pasadas.  En la clausura estuvimos de nuevo todos juntos y pudimos poner en común cómo nos sentíamos  y poder expresar todo aquello que quisiésemos. Nos hicimos una foto para el recuerdo y nos despedimos, yo con la alegría de saber que el miércoles volvería a estar con mi grupo y que esa misma tarde empezaría a trabajar y a ordenar mis vivencias y recuerdos de mi pasado y de mi vida actual para poder en un futuro conocerme mejor y aplicarme lo que dice Carmen: la vida es gozo. Gracias a todos.

Tenemos 4 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Comparto casi todo lo que dices y tengo la certeza que si la vida me ha ofrecido estar en este curso es porque es lo que toca ahora para mi todo un descubrimiento y ahora iniciados en los grupos semanales "todo un lujo"todo un aprendizaje,"yo no he elgido el camino ,pero si el modo de recorrelo"

    ResponderEliminar
  2. Lo que viene conviene;o mejor como dice "la sabia maestra":conviene lo que viene.

    ResponderEliminar
  3. Lo que viene conviene;o mejor como dice "la sabia maestra":conviene lo que viene.

    ResponderEliminar
  4. Cuando se presentan en este maravilloso blog que se han realizado: cursos, talleres o G.D.P. mi comentario es el mismo, porque para mí son una gran enseñanza; y por los testimonios que escriben, veo que para las demás personas también, y me resulta muy gratificante.
    En el de hoy además lo están haciendo personas que he compartido, y comparto actualmente con ellos otros Talleres, y veo como se siguen trabajando para seguir avanzado en ese proceso de su conocimiento y crecimiento personal.
    A todos os felicito, y aunque tengáis momentos dolorosos, seguid en este camino que habéis iniciado, que antes o después la recompensa la vais a tener. Pepi

    ResponderEliminar