No hay hombre más desdichado que el que nunca probó la adversidad.
Séneca
viernes, 1 de abril de 2016

Lecciones de karma

El rincón del optimista
Juan

Un día navegando por la red de redes llegó a mí este karma, de los muchos que circulan por ahí, que me hizo pensar y ahora comparto con vosotros:
–“Cuando un pájaro está vivo se come a los gusanos; cuando el pájaro muere, son los gusanos los que se comen al pájaro”.
–“Con sólo un árbol se pueden hacer un millón de cerillas; con una sola cerilla se pueden quemar un millón de árboles”.
–Los ejemplos podían sucederse…
Muchas lecturas se extraen de estas frases que seguramente, por su estilo, provienen de las filosofías oriental o sufí. Yo extraigo hoy mis propias conclusiones.
Las circunstancias son cambiantes cada día, cada hora, cada minuto. Te crees poderoso, pero en un segundo te puedes convertir en la persona más vulnerable del mundo. Puede que subestimes a determinadas personas sin caer en la cuenta de que esos seres para ti insignificantes pueden no sólo ayudarte mañana, sino que podrían hasta salvarte la vida, la terrena o la mental. La vida es como el aire, puede cambiar en cualquier momento de dirección y lo que hoy consideras muy importante se puede convertir mañana en una nimiedad y viceversa. ¿De qué te sirve ser arrogante o altanero? ¿Para qué te empeñas en criticar y valorar la conducta de los demás? ¿Qué sacas con odiar, envidiar, lastimar o fastidiar? ¿Obtienes acaso algún placer buscando el enfrentamiento con los demás, desconfiando de ellos? La respuesta es NO… y lo sabes.
Aunque suene a Perogrullo, llega el momento de quitarte la careta que se te olvidó puesta del pasado carnaval. Llega ya el tiempo de sincerarte contigo mismo, de reconocerte como alguien básicamente bueno, de sentimientos puros. Llega la necesidad de hacer la cura de humildad que tanto tiempo llevas en mente y que, por unas cosas u otras, vas retrasando cada día que pasa. Vivir en la humildad es como la idea de ir al gimnasio, te dices que empiezas  mañana, pero ese mañana se va alargando día tras día con excusas banales.
Mi karma de cosecha propia de hoy es este: ¿Mañana? ¿Cuándo es mañana? Mañana es hoy mismo.
Asín sea.

Tenemos 4 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Me encanta este mensaje de PAZ. Muchas gracias optimista, hoy le pongo un motivo importante a esta mañana.

    ResponderEliminar
  2. Llega el momento de hacer una cura de humildad, un buen ejercicio para este viernes.

    ResponderEliminar
  3. Me uno a la cura de humildad .BlueBoy

    ResponderEliminar
  4. Gracias Juan, por la cantidad de sensaciones agradables que has dejado en mi interior, con tu exposición. Pepi

    ResponderEliminar