Yo no he nacido para un rincón: mi patria es el mundo.
Séneca
domingo, 10 de abril de 2016

En camino

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena


Una de las cosas de las que me he dado cuenta con la edad es que me gusta estar en camino. Los años y las experiencias me han hecho descubrir que es más importante el cómo que el qué, el proceso que la meta, aunque sea ésta imprescindible como punto de referencia y guía.
De niña, de adolescente y de joven me hablaron de la importancia de los objetivos (ideales, llamábamos en aquella época). Había que tener objetivos claros e ir caminando hacia ellos hasta conseguirlos. Así lo hice. Algunos los conseguí y otros no. Aún estoy en ello.
Pero cuando miro hacia atrás no me valen tanto los logros como los procesos. Los aprendizajes me los ha dado el proceso. La enseñanza me la ha dado el cómo y de qué manera actué en cada situación. Gracias a ello sé cómo soy y lo que quiero en mi vida, conozco lo que me hace feliz o desdichada y experimento la inmensa libertad de elegir salvando el vértigo que ello produce.
De hecho, llevo años haciendo el Camino de Santiago. Llegaré a la meta algún día, lo sé. Pero, mientras tanto, cada etapa es el Camino mismo. Cada experiencia, cada detalle, cada descubrimiento me habla del gozo de la meta, es parte de la misma.
Estar en camino es estar en actitud de acogida y aceptación. Es saber adaptarse a lo que la vida nos muestra. Es vivir el presente sin otro objetivo. Es experimentar, arriesgar, probar y estar dispuesta a aceptar tanto el acierto como el error.
Estar en camino es, en definitiva, vivir.

Tenemos 4 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Que bonito! Me ha gustado mucho tu entrada de hoy.

    ResponderEliminar
  2. Buen camino entonces. BlueBoy

    ResponderEliminar
  3. "...la inmensa libertad de elegir..."
    No está tan claro que sea así, nos da la sensación de que elegimos, nos parece que incluso somos más si elegimos, pero ese es otro espejismo más de la mente.

    ResponderEliminar
  4. Me quedo con esta frase: "Estar en camino es, en definitiva,vivir"; en cuyo camino tenemos que acoger y aceptar lo que la vida nos presente, y así iremos encajando el nuevo puzzle. Que facil es escribirlo, pero vivirlo: ¡Tela marinera!. Pepi

    ResponderEliminar