Yo no he nacido para un rincón: mi patria es el mundo.
Séneca
martes, 15 de marzo de 2016

Prima-vera

El rincón del optimista
Juan

La primavera comienza el 20 de marzo, lo has de sentir en el mismo corazón.

Antes de una semana será primavera. He descubierto que el nombre es una mezcla de dos: prima (primera) y vera (al lado). ¿Recuerdas cuándo estuviste por primera vez al lado de una persona determinada e importante en tu vida? Si se trata de los integrantes de tu familia directa (padres, hermanos, abuelos, hijos…) no tiene ciencia. Lo digo más por la pareja o por ese amigo/a especial. Si esa persona te interesa realmente, si la amas como se puede amar a una persona, probablemente recuerdes bien en qué prima-vera la conociste, la viste y hablaste por prima-vera vez.

Yo os aseguro que cuando conocí a mi ‘adorada esposa’ (Carlitos Calzadilla dixit), cuando la vi por primera vez, tuve la sensación de que la conocía ya de antes, pero de mucho antes, antes e incluso de haber nacido. ¿Flechazo? No, no, que tuve la emocionante sensación de que una conexión muy grande se producía entre nuestras almas, tan grande como que andando el tiempo se ha convertido en mi gran apoyo vital, en la madre de mis hijos, en la consejera sentimental, confesora, amante, amada…., en definitiva, en una parte crucial de mí mismo. Podía sonar esto a una declaración de amor, bueno, y a un sueño platónico, aunque  más lo considero el reconocimiento de una evidencia, en decir alto y claro, como dice la canción, que ‘sin ti no soy nada’. Y aún espero en poder envejecer juntos, ver nietos alrededor…

Suena esto a un tipo de dependencia o apego que solemos denunciar cada día en este blog como poco recomendable. Pero, ¿acaso no dependes del aire para respirar, del agua para hidratarte, de la comida para nutrirte, de la vida en general? Entonces, ¿de qué estamos hablando? No me duelen prendas en reconocer que estoy enganchado a una muchacha simpática, alegre, optimista y coherente que me recuerda cada día mis obligaciones de padre y de marido porque tiendo a distraerme con cosas terrenales. Necesidad si, dependencia no.

Y el próximo día disertaremos sobre una lección de karma que se cruzó en mi vida.

Asín sea.

Tenemos 6 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Que diferencia hay entre necesidad y dependencia? Lo puedes explicar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las dos se parecen o más bien se complementan. Yo lo veo así: la necesidad es algo que no te puede faltar, que te obliga para vivir (seguimos pensando en el aire); y dependencia tendría una connotación más de subordinación hacia alguien o hacia algo, como la necesidad compulsiva de esa persona o de esa cosa si habláramos, por ejemplo, de las drogas. Realmente es sólo un matiz, pues necesito del aire para respirar y dependo del aire para respirar. Pero puestos en el peor de los casos, te coges una botella de oxígeno a la espalda, te enchufas la mascarilla, y tira millas, que además rima. Buen día... anónimo.
      Juan.

      Eliminar
  2. Según Erich Fromm:
    - "El amor inmaduro dice: Te amo porque te necesito.
    - El amor maduro dice: Te necesito porque te amo".

    Juan. Te deseo que infinitos años tengas a tu lado a tu mujer, que para Pepi transmites, que es el "MOTOR DE TU VIDA".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, Pepi, cuánto amor denoto en tu comentario. Yo también te deseo salud y energía a raudales.

      Eliminar
  3. Es lo mejor que se puede hacer lanzar a los cuatro vientos que amas a la persona que comparte tu vida y si encima tienes la oportunidad de hacerlo en este mundo virtual mucho mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si me permites un brindis un pelín machista... "Que nuestras mujeres nunca se queden viudas".

      Eliminar