Este es el momento para arrimar el hombro.
La Redacción del Blog
domingo, 27 de marzo de 2016

Jugar a encajar

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena


Seguro que todos hemos jugado a encajar o encajarnos en algún molde, hemos probado nuestra huella en otra previa en el camino o nuestra mano sobre un modelo ajeno o nuestra cara en una pintura callejera o nuestra figura en un maniquí o nuestro carácter en un héroe.
Y seguro que todos sonreímos o nos sentimos complacidos cuando el molde parece estar fabricado para nosotros. Queremos la foto que así lo demuestre. ¡Para qué hablar ya de los selfies!
Algo parecido a ese inocente regocijo siento yo cuando veo cómo van encajando las piezas en mi vida, cómo cada situación se reubica y cómo empiezo a ver el hilo conductor que siempre busco en todo.
Ello no hace sino confirmarme en que cada acontecer tiene una razón de ser y que hay que confiar en el propio curso de la vida aceptando su devenir.
Cuando no vemos porque nos ciega el dolor o la ofuscación, confiemos. Cuando los planes no salen como fueron diseñados, confiemos. Cuando nos mueven del sitio y nos vemos obligados a buscar otro, confiemos. Cuando las relaciones no dan más de sí, confiemos.
Se trata de esperar. Y de confiar.
Sé que la palabra se las trae y que es difícil aplicarla a situaciones concretas, porque parece llamar a la pasividad (o el pasotismo). Nada más lejos de la verdad. Cuando estamos en proceso de encaje y podemos ver con perspectiva de pasado cómo ha ido sucediendo todo, nos damos cuenta del tiempo y la energía que hemos perdido por falta de confianza en nosotros mismos y en la vida.

Tenemos 6 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Confiar y esperar. Me apunto desde primera hora de la mañana

    ResponderEliminar
  2. A mí me cuesta mucho encajar la ruptura y el abandono. Me cuesta ver algo positivo ahí.

    ResponderEliminar
  3. Cuando las piezas de tu vida no eres capaz de encajarlas quizás porque vas por un camino equivocado que no te lleva a ninguna parte, o cuando no eres capaz de descubrir las piezas que necesitas, o cuando lo vas encajando por un lado y se te derrumba por otro ¿Qué haces? En estos momentos,Aceptar y Confiar en el devenir de los acontecimientos se hace muy difícil.
    JF

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aceptar y confiar. Y por medio aprender, si somos capaces de hacerlo. No conozco otro sistema. En algún momento aparece el destello de luz que nos marca el camino.
      La escribana

      Eliminar
    2. Muchas gracias Escribana, precisamente hoy necesitaba que alguien me dijera que hay que tener calma.

      Eliminar
  4. UFF.....Mª Elena ¡casi nada!. Y es la pura realidad de la vida.
    Como siempre dando en el clavo.
    Cuando alguna de las piezas en mi vida se me desencajan, el camino que tengo que realizar para efectuar el cambio que la vida me ha planteado, me resulta: muy triste, duro,doloroso lento....
    Así que los infinitivos: acoger, aceptar, integrar, encajar, confiar, esperar... están presentes siempre, y más por la situación que estoy atravesando en estos momentos. Pepi

    ResponderEliminar