No hay hombre más desdichado que el que nunca probó la adversidad.
Séneca
martes, 2 de febrero de 2016

Un instante de paz, plenitud y bienestar

Mariví
TALLER DE MEDITACIÓN
No se me da bien expresar mis emociones por escrito, yo soy más de comunicarme verbalmente. He esperado para pensar cómo podría transmitir mi impresión sobre el curso de meditación que acabamos de recibir en el Teléfono de la esperanza.
Ha supuesto desconectar de la rutina del día a día e intentar vivir emociones desde mi interior espiritual y mental. Ha habido veces que incluso, creyendo que no estaba llevando  bien la meditación, al acabar la sesión, me daba cuenta de que no había sido consciente de encontrarme en esa sala acompañada de todas las personas que compartían conmigo la experiencia que se nos brindaba. Haber permanecido desconectada de esa realidad, me hizo  sentir trasladada a otro momento donde mi mente o mi espíritu me llevó. Fue un instante de paz, plenitud y bienestar lo que yo experimenté, pero que al preguntarnos cómo lo habíamos sentido, no era capaz de poder expresarlo para que se me entendiera. Si eso era conectar con tu ser interior, yo lo conseguí, no fueron todos los momentos de la meditación, pero sí los suficientes como para que al inicio de cada semana sintiera las ganas de encontrarme nuevamente con todo el grupo.
Ha sido un disfrute, agradezco al T.E. la oportunidad que me dio de vivir esas experiencias, tan llenas de paz, comprensión y aceptación. Sobre todo aceptación porque es mi caballo de batalla, me siento, a veces, con la responsabilidad de resolver los problemas de la gente que me importa, y ahí te das cuenta que al que verdaderamente debes ayudar es a ti mismo, con independencia de que si nos piden ayuda y está en nuestra mano echar un cable lo hagamos, pero sin hacer nuestro el problema del otro.
Me di cuenta de que el Coordinador del taller resumía mucho conocimiento en un rato muy corto pero intenso. Siempre me gustó indagar en el interrogante de ¿quién soy yo verdaderamente? y, desde luego, es más apasionante indagar en nuestra verdadera esencia que centrarnos, de manera obsesiva, en nuestro cuerpo físico, pero aún con este y con nuestra mente también tenemos que reconciliarnos, a fin de cuentas son el vehículo que ayuda a nuestro espíritu a crecer y avanzar en este sueño que es nuestra vida terrenal.
Gracias Valentín, coordinador de este grupo,  por haberme hecho disfrutar de estas vivencias.

Tenemos 3 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Por que hay tanto interés por los grupos de meditación? Alguien me lo puede explicar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te invito a que asistas a un grupo, porque parece que te intriga, y así tú misma te darás la respuesta. Pepi

      Eliminar
  2. Disculpad una aclaración......misma/o, porque la meditación es para todas las personas; sin distinción de sexo, raza, religión etc. Pepi

    ResponderEliminar