Este es el momento para arrimar el hombro.
La Redacción del Blog
lunes, 15 de febrero de 2016

¿Me aíslo
en un asilo?

El rincón del optimista
Juan
La red está llena de frases optimistas con las que recargar pilas.
Guerras, asesinatos, terrorismo, hambrunas, pobreza, terremotos, volcanes, huracanes, cáncer, sida, corrupción, injusticia, violaciones, suicidios…. Leo el periódico o veo la televisión y todo son noticias de este estilo. Y es que de verdad ocurren, son ciertas, sólo que como son las noticias que más venden, las que más se consumen, pues así  la población sigue manteniendo anclada en el miedo y así está más controlada y traga mejor con las decisiones políticas y económicas… Vieja táctica. El miedo paraliza y vuelve sumiso al personal.
Y rápidamente me pregunto: ¿No leo prensa? ¿No veo televisión? ¿Me aíslo en un asilo? (dos palabras con las mismas letras, sólo que cambiadas) Pues no. Nada de aislamiento ni de resignación. Seguiré informándome para estar ‘en la onda’, es decir, para tener conocimiento de lo que ocurre a mi alrededor, para tener mi opinión propia de los asuntos que están en la ‘pomada’, pero con mi consciencia muy despierta, asumiendo que ni todo es catastrófico ni todas las desgracias que leo/veo me van a tocar a mí irremediablemente. Me informaré con conciencia, con cierta distancia de eso que leo/veo. Nada de lo que ocurre en este universo me es ajeno. Todo lo humano me interesa, me afecta. Pero ya sabes lo que decía el filósofo Diógenes: “Cuánto más conozco al hombre, más me gusta mi perro”.
Y como todo optimista que se precie os aconsejo que practiquéis el positivismo, que le des la vuelta a la tortilla para evitar, en lo posible, transformar esa realidad social que nos lleva al contagio de la desesperación, de la tristeza y, al final, hacia la depresión. Sabes perfectamente que cada día se producen noticias positivas, muy difícil de encontrar en los medios de comunicación donde, repito, las noticias que venden son las malas y el resto de espacios se dedican a entretener, es decir, a adormilar a la gente. Busca, busca lo positivo en ejemplos de solidaridad, de voluntariado, de entrega a los demás, de entrega a uno mismo intentando contagiarte con esas frases llenas de ilusión, esperanza, amor, vida… Lo tienes fácil, sólo tienes que preguntar en la red al tío Google y después de leer unas pocas ya estarás preparado/a para afrontar un día, una nueva semana, una nueva jornada en esta maravillosa aventura que es vivir.
Asín sea.

Tenemos 6 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Pues claro que sí optimista. Hay que leer y oir e informarse y saber que una parte de la población se queda en lo negativo, pero el lado de la felicidad está en la cara de la moneda de lo positivo. Me apunto a ese lado, porque me sienta muy bien. Es lo que elijo. Jairo

    ResponderEliminar
  2. Una estupenda carta para jugarla y así comenzar esta semana.

    ResponderEliminar
  3. Cierto es que las noticias en general son desesperantes y es muy difícil reponerte.
    A mi pensar hay que escuchar y ver con ternura. Me proporciona sosiego.

    ResponderEliminar
  4. Seguiré informándome para tener mi opinión propia y no dejar que otros piensen por mi.

    ResponderEliminar
  5. Hace tiempo decidí aislarme en ese sentido y hace poco que he querido volver a ver esa realidad para poder tener mi propio criterio.

    ResponderEliminar
  6. Me quedo con la frase de Josh Billings. A veces me resulta difícil jugar con las cartas que tengo, y sacarle lo positivo, por todos los tropiezos y sin sabores que se me presentan en el desarrollo de mi vida sin esperarlo. Pepi

    ResponderEliminar