Lo que nos anula en el vivir diario es la rutina, lo que nos hace vivir con sentido son los proyectos y la creatividad.
Pedro Ortega Ruiz
domingo, 21 de febrero de 2016

Inalterable

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena


Lo conocí un mes de noviembre de hace algunos años. Llegó al instituto donde yo trabajaba para cubrir una sustitución. Me acerqué a él porque sé lo que es llegar nueva a un sitio y que nadie se detenga ni a preguntarte el nombre.
Desde el principio me di cuenta de que se quejaba demasiado. Casi todos sus comentarios eran negativos, veía problemas donde yo ni los imaginaba y ponía pegas a todo. Me explicaron los compañeros que era un poco especial, que había pasado por una profunda crisis y que lo estaba pasando mal.
Sea como fuere me alejé de él porque me robaba demasiada energía, me sentía nerviosa estando a su lado y notaba un ambiente enrarecido cuando él estaba presente. Cuando terminó la sustitución ni siquiera me enteré.
He vuelto a encontrármelo recientemente.
Me ha bastado un saludo para comprobar que sigue igual, inalterable al paso del tiempo: los mismos comentarios, la misma mirada nerviosa, el mismo estado de inquietud y ansiedad, el mismo halo asfixiante. Y ya los compañeros empiezan con las mismas palabras: especial, crisis, mal…
A una determinada edad todos hemos sufrido crisis, decepciones, derrotas y desgracias. Pero no todos vamos con un cartel encima pidiendo explicaciones por ello. Las vivimos, las integramos y, en el mejor de los casos, las superamos. No exigimos un trato especial ni vamos contra el mundo.
La inalterabilidad que, en principio, puede ser una cualidad y una señal de calidad, puede convertirse, si nos esclaviza, en una trampa y en un boicot a nosotros mismos.

Tenemos 6 comentarios , introduce el tuyo:

  1. El malestar de los otros nos molesta, pero es mejor irnos?

    ResponderEliminar
  2. Lo mejor con esta gente es darles la razón e irnos. Si no te envuelven en su malestar.

    ResponderEliminar
  3. Lo bonito es atravesar la crisis sea cual sea el momento en el que nos la crucemos. Incluso cuidarla como parte de nosotros.BlueBoy

    ResponderEliminar
  4. ¿Realmente habrá superado la crisis?.
    Si sentimos que estamos en una crisis por mucho que nos duela, yo por lo menos no quiero engañarme, si no enfrentarme a ella y superarla, aceptando los cambios que tenga que hacer, si no menuda "enredo emocional", iría de mal a peor. Pepi

    ResponderEliminar
  5. Hay rachas en las que parece que nada sale como te gustaría y si nos encerramos en nosotros mismos y solo hacemos que dar vueltas a la pelota nos vamos hundiendo cada vez más en un pozo del que cada vez es más difícil salir.No podemos bajar los brazos y esperar sentados que vengan mejores momentos; hay que seguir luchando por encontrar esa salida, esa luz...
    JF

    ResponderEliminar
  6. Una cosa es pasar una crisis y otra muy distinta es estabilizarte en la crisis y "culpar" a los otros de ella.

    ResponderEliminar