Yo no he nacido para un rincón: mi patria es el mundo.
Séneca
domingo, 6 de diciembre de 2015

Prejuicios

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena

Noviembre en estado puro. Foto Jesús Aguado

De todos los meses del año, el que menos me gusta es noviembre.

Noviembre es un mes frío, nebuloso, triste, de poca luz y demasiada oscuridad. Un mes al que he etiquetado hace muchos años de desagradable. Y con tal etiqueta poco o nada puedo esperar de él.

Sin embargo, este año he hecho un esfuerzo por tener en cuenta los momentos amables y gratificantes que me ha proporcionado, a pesar de todos los calificativos anteriores, que también vinieron en el lote. Me he sorprendido del resultado.

En noviembre he podido disfrutar de un baño termal al aire libre –entre niebla y oscuridad, eso sí, pero baño al fin y al cabo– de un fin de semana precioso por caminos de montaña –descubriendo nuevas cosas, nuevas personas y nuevos matices– de un agradable paseo bajo la lluvia, de encuentros y reencuentros personales gratificantes, de abrazos, de confidencias, de comidas compartidas y de días emocionalmente muy intensos.

Con este balance he llegado a una conclusión: tengo que desechar los prejuicios que me predisponen en contra y centrarme en el presente de cada día. Sólo así podré saborear lo que venga y de la forma que venga.

Y lo mismo en otros ámbitos. Con prejuicios por delante estamos esperando que se cumplan las previsiones. Cuando éstas inevitablemente se cumplen (pues nos centramos sólo en verlas) reafirmamos nuestra tesis primera y engordamos los prejuicios. Y así alimentamos una y otra vez el círculo.

En algún momento hay que parar este movimiento rotatorio, centrarnos en el presente, vivir lo que llegue y aceptar. Siempre aceptar.

Tenemos 6 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Me apunto al "siempre aceptar", pero, cuando las cosas no van como quieres, ¡¡cómo cuesta!! Jairo

    ResponderEliminar
  2. Abrirse a la novedad de cada dia

    ResponderEliminar
  3. Eso es lo bonito de la vida que nos sorprende, que no hay nada escrito. Así este mes de noviembre nos ha deleitado con sol, con temperaturas agradables cuando nadie lo esperábamos. Por lo tanto, disfrutemos del momento actual.

    ResponderEliminar
  4. Trabajemos muestro nterior para que el exterior nos afecte lo menos posible. Pepi.

    ResponderEliminar
  5. Trabajemos la belleza y bondad en nosotros y en lo que nos rodea.Todo está bien desde la aceptación, ¿para qué juzgarlo?Aprendamos lo que nos tiene que decir en la paciencia.
    Un transabrazo

    ResponderEliminar