Yo no he nacido para un rincón: mi patria es el mundo.
Séneca
domingo, 27 de diciembre de 2015

Lucecitas

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena


En mi barrio no hay luces, ni pinos, ni ningún otro tipo de adorno navideño. Digamos que vivo en un barrio moderno y aséptico donde no se celebra nada con el fin de respetar todas las creencias y no dañar a ninguna colectividad. Para no ahondar más vamos a suponer que es esa la razón.
Sin embargo, algunos vecinos ya se encargan por su cuenta de recordarnos que estamos de fiesta. Sólo con mirar por la ventana puedo ver varios Papa Noeles subiendo por los balcones, escaleras con los tres Reyes Magos, algún árbol decorando las terrazas, juegos de iluminación colorista, animaciones varias…
Una de estas tardes, negra y espesa de niebla, descubrí algo que me dejó con la boca abierta. Al volver una esquina encontré una casa con tal profusión de lucecitas que me detuve un rato a observar el efecto. El marco de la puerta de entrada estaba decorado con bombillas de diferentes colores, el balcón superior con guirnaldas de luces verdes, las ventanas con lluvia permanente de color azul, del tejado pendían ramilletes con flashes rojos y, por si faltase algo, un gran pino iluminado ocupaba el pequeño jardín de entrada.
Al margen de lo estético –en lo que no me voy a meter– cuando me recuperé de la sorpresa inicial pensé en el tiempo que sus moradores han invertido en crear tal espectáculo y en su afán de soportarlo cada día.
Me emocionó que, en estos tiempos, haya gente con esa capacidad de ilusionarse y de mostrar, a golpe de lucecitas, su ilusión a los demás.

Tenemos 3 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Pequeñas cosas que nos hacen detenernos.

    ResponderEliminar
  2. No me gusta nada pero nada las iluminaciones exteriores de las casas, me gusta mucho mas los adornos interiores, pero claro, esos no se ven si no entras dentro y los descubres.

    ResponderEliminar
  3. A veces las personas adornan por pura rutina; otras veces lo hacen por los hijos, nietos..... También puede ser por ayudarse así mismo, a dar un significado o sentido a estas fiestas. Pepi

    ResponderEliminar