La peor discapacidad es no darnos cuenta de que todos somos iguales.
Pedro Miguel Lamet
martes, 29 de diciembre de 2015

El Teléfono de la Esperanza con los ancianos

Germán
Nota redacción: nos ha llegado a la redacción la reflexión de cómo Germán ha vivido este Grupo que realizamos en una residencia de Ancianos de León. Mantenemos su estilo y su forma, porque así es más auténtico.


ANTECEDENTES DE ESTE ANSIADO...CURSO...

Ahora más que nunca,  una vez terminado el curso DE AFRONTAMIENTO DE LA VEJEZ y a finales de este año 2015,
puedo decir con orgullo y satisfacción (sin coronarme por ello),
que tengas la edad que tengas...HOY te toca ser feliz...

PARA  DISFRUTAR (en este caso) DE TU ANCIANIDAD...

pero lamentablemente no siempre fue así, hubo un tiempo (no tan lejano) en que no estaba para pensar de lleno en los demás (el teléfono me ayudó de verdad...y no me refiero al móvil del bolsillo) ...

porque además  tenía la rabiosa sensación de correr contra todo y en contra de todos ...río arriba... incluso en contra de mi salud neurológica, mental y psicoemocional...  en ese riguroso y peligroso orden... pues bien...

TODO EMPEZÓ en una reunión del equipo multidisciplinar de la residencia de tercera edad...en mayo de 2015,

donde dar un carpetazo en la mesa significó decir¡¡¡ basta ya¡¡¡...

de conformismos, de impotencias, de mirar para otro lado ante la cruda realidad existente en el centro, cuando se derivaban todos los casos a la saturada y salvadora seguridad social... cuando...

siempre se podía hacer algo más, siempre se podía llevar a cabo un plan de intervención y un proyecto pionero... aunque no hubiera antecedentes al respecto... CUANDO EL NO YA LO TIENES COMO RESPUESTA SIEMPRE  ES ESO CON LO QUE TE ENCUENTRAS PRIMERO...
pues bien...
no había departamento de psicología en el centro de tercera edad y la morbilidad psicoemocional en él era demasiado alta como para ignorarla, desde entonces decidí que en vez de luchar por el confort del anciano, abogar por la felicidad del paisano...
y así de esta forma, paliar la parte de la salud que tanto se obviaba, que tanto se delegaba fuera del centro pero que tanto influía día a día en el anciano presente ...y que en sí misma se convertía en una competencia más del equipo multidisciplinar de trabajo...

EL AFRONTAMIENTO DE LA VEJEZ...

Por mi parte y en mi soledad como terapeuta ocupacional, durante todo el curso 2014-2015 intenté que se introdujera en el centro a un psicólogo para tratar dicha morbilidad y que emitiera diagnósticos con rigor de forma formal, ordinaria e inmediata pero mi propuesta siempre fue desestimada por lo de siempre:

- Falta de presupuesto y por la no obligatoriedad de la atención psicológica directa en el centro, cuando sí que hay otros servicios como peluquería , animación sociocultural... , así como en otros centros también se contaba con podología, equinoterapia, canoterapia ...y 1000 cosas más.

Por propia iniciativa emprendedora y siempre partiendo de una fundamentación (la estrecha relación entre la memoria y las emociones), propuse a un amigo psicólogo que colaborara como voluntario durante el último semestre de 2013 para que hiciera dinámicas de grupo (dentro de la residencia) vinculadas a la terapia ocupacional e hiciera de paso un balance de la situación psicoemocional de los residentes.

El resultado tuvo las dos caras de la misma moneda, la cara y la cruz...

la cara ...fue la gran aceptación del abordaje psicológico así como la participación del colectivo,  sin embargo, la evidencia fue... la cruz, resultó aplastante en cuanto a la incidencia de los bajos estados de ánimo, baja autoestima, analfabetismo emocional y depresiones leves o establecidas...EN UNA PALABRA ... LA TEMIDA PERO A LA VEZ  IGNORADA Y/O DERIVADA...    GRAN MORBILIDAD ... EN EL CENTRO.

El problema surgió a principios de 2014 cuando el psicólogo tuvo que marcharse de León ... ¿quién abordaría la demanda en base a esta necesidad recientemente creada y ...posteriormente evidenciada ...como cruda realidad? ¿trabajo psicoemocional...? pues claro, había que hacer algo...

Aprovechando que en febrero de 2014 creé un grupo específico donde se trabajaba las capacidades mnésicas a nivel avanzado, decidí profundizar aún más, vinculando el temario de terapia ocupacional con el apartado de los estados de ánimo, añadiendo que previamente consulté al psicólogo (amigo mío) donde estaban mis límites y mis competencias al respecto (para evitar cometer intrusismo profesional).

De esta forma realizaba dos labores, a la vez que realizábamos ejercicios de memoria, preguntaba también qué tal se encontraban los residentes, compartían confidencias y todo quedaba en el grupo como fuente de liberación y descarga psicoemocional (charla e intercambio mnésico emocional).

Todo se desarrollo así... sin avanzar mucho más ...pero, sin rendirme... en plan "sin prisa pero sin pausa"...hasta que ...en enero de 2015 ...
inicié un nuevo curso "los gérmenes de la infelicidad..." que acabó en abril y eso me dio inspiración para la idea final...la colaboración del Teléfono de la Esperanza de 2015 en una residencia de ancianos,

Un instrumento que proporcionara una formación y reeducación psicoemocional reglada y reconocida a nivel nacional e internacional (me imagino que también)... ahora bien...

la segunda parte era convencer a la dirección del centro de que LA PSICOLOGÍA no era un entretenimiento sino una necesidad de salud...

y gracias a ella, todo pudo ser posible, y gracias a su capote final pude iniciar el curso protagonista de esta reflexión, ya que tan importante es  el durante y el después como el antes de todo...por eso...
con tanto detalle os he mostrado...LOS ANCEDENTES / prolegómenos...

PARA ENTENDER LAS CONSECUENCIAS ... HAY QUE SABER LAS CAUSAS...
DE DONDE VIENE EL PROBLEMA...PARA PODER DARLE LA MEJOR SOLUCIÓN...
POR ESO HABÍA QUE  ELEGIR EL COLECTIVO Y  LOS CONTENIDOS
Aptitudinalmente, el colectivo de ancianos debían de ser válidos y con cierto nivel cultural debido a los contenidos abstractos de los temarios y por  no contar tampoco con antecedentes de adaptación al respecto.

Actitudinalmente,  preparados con una disciplina y capacidad de compromiso ejemplar ...
Previamente trabajamos la puntualidad, espíritu de superación, compañerismo, conocimiento de nuestras virtudes y limitaciones...
pues la inmensa mayoría de los integrantes provenían de grupos de terapia ocupacional avanzada y específica de memoria).

El número no debía de ser muy elevado (entre 7 y 9) porque también era limitada la duración de la sesión - costumbre de una hora máxime
(los ancianos se cansan más, tienen más fatiga y disminuye antes su concentración).

También surgieron diferentes adaptaciones como a nivel visual (textos), auditiva (cercanía al orientador) y otras más que surgieron sobre la marcha.

A nivel ambiental estaba el tema de la privacidad, continuidad-fluidez de la sesión y la siempre esencial...confidencialidad, es decir, la sala aislada y que no fuéramos distraídos por nada ni por nadie ajeno al grupo salvo circunstancias de extrema gravedad.

Otra particularidad a salvar fue ... el escepticismo y desconfianza en las primeras sesiones por parte de los ancianos sobre todo por influencia a nivel educativo-cultural y religiosa (solo me confieso ante mi confesor).


EL DESARROLLO DEL CURSO EN SI...

Un total de nueve ancianos...y una duración de hora y cuarto/hora y media cada sesión, con un global de nueve sesiones desde mediados de octubre a mediados de diciembre.

La asistencia, el compromiso y la puntualidad fue total, algo inédito hasta ahora porque también acompañó la salud y la disposición de todos los participantes (también hay que contar con la ventaja de que se hacía en su propia casa, la residencia es la casa de todos).
El aprovechamiento y la intervención dentro del curso fue diferente según los ancianos, dependiendo de su carácter, personalidad, madurez, estado de ánimo pero también la formación y bagaje cultural.

El papel del orientador-coordinador del curso fue providencial para llevar la batuta y el ritmo de cada sesión así como la evolución de cada participante en cuestión (tomar importantes decisiones).

El papel del terapeuta ocupacional sirvió para aportar más conocimientos al coordinador a nivel general (sector residencial, colectivo de ancianidad) y servir de complemento a nivel particular (seguimiento diario de los ancianos en los respectivos talleres ocupacionales y su comportamiento/incidencias  en el centro).

Dicho tandem resultó positivo y simbiótico para ambos profesionales pues era un proyecto pionero, precisamente por eso, incluso se pensó en la posibilidad de que se ausentara el terapeuta ocupacional por resultar un posible elemento distractor (la confianza conmigo les podía suponer una fuente de bloqueo emocional y dificultar por tanto la labor del verdadero conductor del curso, el orientador psicoemocional).

Finalmente se optó por que participaran los dos y creo que fue un éxito también contando con la preparación previa y las reflexiones posteriores que se llevaron a cabo fueron piezas fundamentales .

Sobre todo se demostró dicha efectividad para solucionar dos grandes problemas que surgieron en las sesiones iniciales:

El hermetismo imperfecto (pequeñas filtraciones sin importancia debido a la inmadurez de los ancianos con este tipo de terapias de grupo y su novedad).

La alta exigencia en que acabaran puntuales las sesiones debido a su entrega ciega hacia otras tareas que podían resultar competencia directa con el curso como era... la colaboración en tareas dentro del centro o las responsabilidades de salud o de cuidado de familiares directos.

El empeño de ambos organizadores unido a la consolidación y adaptación de los participantes a través del paso de las sesiones hizo que ambos problemas se disipasen.
Esto supuso que el coordinador del curso tuviera más tiempo y más tranquilidad para trabajar con el grupo en general y con cada persona en particular, profundizando más en los diferentes temarios a tratar.

Aún así, existe la lógica de siempre  pues hay personas que por su actitud y aptitud, han tardado más en "soltarse y soltar las emociones", algunos han aprovechado más el curso y otros que necesitarán más cursos o madurar-releer los temarios y practicar los ejercicios para llegar al mismo final que deben llegar todos...EL AFRONTAMIENTO DE SU VEJEZ... Y DISFRUTAR POR TANTO DE SU ANCIANIDAD...

Y siguiendo el dicho popular de que el que siembra recoge...

aquí podemos poner como broche final ...
CINCO EJEMPLOS DE NUESTRA COSECHA...

- LO PRIMERO EL EMBLEMA...publicado de forma espontanea
a los cuatro vientos...por una de las ancianas...
OBJETIVO ÚLTIMO Y PRINCIPAL...
DISFRUTAR DE NUESTRA ANCIANIDAD...


- LO SEGUNDO... EL DECÁLOGO DE LEY para ser feliz un anciano...
que marcó la madurez del grupo...y posteriormente la madurez individualizada de cada participante.

- LO TERCERO...EL PASADO...EL TEMA PRINCIPAL Y QUE TANTO DIO QUE HABLAR TODOS LOS DIAS... A TRAVÉS DE NUESTRO ESPEJO...DONDE MIRARNOS, DONDE REIRNOS DE NOSOTROS MISMOS Y DEJAR LAS PENAS ATRÁS...
DONDE APRENDER A VIVIR EL HOY Y DISFRUTAR DE ÉL, SIN PENSAR EN EL MAÑANA Y NI MUCHO MENOS EN EL AYER...

como dio mucho que hablar el espejo donde reflejarse y mirarse para reírse y dejar las penas atrás... PUES GERMÁN NOS REGALÓ UN ESPEJO RETROVISOR DE SU PRIMER COCHE...para que...
"EL SANTO ESPEJO RETROVISOR..." NOS PROTEJA...
y que deberán pasarse de unos a otros (participantes del grupo) ...
este regalo  recuerda una tradición llena de fe y de emoción, de cuando en los pueblos se pasaban entre vecinos la imagen del Santo o la Santa Virgen...protegiendo los  hogares con dicha misión...
(LAS HABITACIONES RESIDENCIALES)...

Y EN ESTE CASO...

PARA PROTEGERNOS DE QUÉ?

DE MIRAR HACIA ATRÁS Y ANCLARNOS EN EL DAÑINO REFLEJO DEL PASADO...PASADO ESTÁ...PERO QUE AÚN ESTÁ...SIEMPRE QUE  LE DEJAMOS ENTRAR...

PARA RECORDARNOS QUE HAY QUE MIRAR PARA ADELANTE...
QUE HAY QUE TIRAR PARA ADELANTE...
CUESTE LO QUE CUESTE...
HASTA QUE VENGA LO INEVITABLE...    LA MUERTE...

- LO CUARTO:   sellar con nuestras palabras y nuestro arropamiento  grupal...EL PODER DEL GRUPO...
quedando constancia la gran obra final...
DONDE TODOS SE DIERON UN BAÑO DE AUTOESTIMA UNOS A OTROS... ESO QUEDARÁ EN LA INTIMIDAD DEL GRUPO...Y CADA UNO GUARDARÁ EN UN PAPEL...ESA BAÑO ETERNO...

- LO QUINTO Y MÁS IMPORTANTE...MIENTRAS QUE SABOREAMOS NUESTRO CARAMELO VITAL...recordad...

 que este curso CARAMELO Y SU ENVUELTA no acabará aquí ...

GERMÁN SEGUIRÁ COLABORANDO para que este curso de AFRONTAMIENTO DE LA VEJEZ...siga haciéndose en sucesivos años dando la oportunidad a los que quedaron a las puertas y no entraron...
unos por desconfianza y otros porque la sala y el tiempo no daba para tanto...


POR ELLOS...PARA SIEMPRE Y EN TODO MOMENTO... 

Acabo dando las gracias al COORDINADOR DEL GRUPO, que ha sido un maestro, para mi desarrollo personal (aquel Ferry que dibujé en 2013 es hoy un Yate autodirigido y autocontrolable) y para el buen desarrollo de este grupo de ancianos. Muchas gracias.




Tenemos 4 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Muchas gracias por vuestro trabajo por los demás. Es admirable. Os deseo lo mejor y que sigáis trabajando así.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado muxo leer este testimonio. ¡Qué gran trabajo ha hecho ahí el T.E. de León!. Cuando no vengan a la sede habrá que salir fuera a buscarlos... a las plazas, calles, escuelas, centros...

    ResponderEliminar
  3. Mi felicitación para Germán y especialmente para Herminio que sacó tiempo de donde no lo había, pero hizo el milagro.

    ResponderEliminar
  4. Tanto para las personas que han tomado parte en el G.D.P., como para el coordinador, ha tenido que resultar una experiencia muy gratificante. Pepi

    ResponderEliminar