Este es el momento para arrimar el hombro.
La Redacción del Blog
lunes, 16 de noviembre de 2015

San Facundo
y San Primitivo

El rincón del optimista
Juan

Los santos Facundo y Primitivo tienen unas imágenes muy guapas en Villeza.

La fiesta patronal de mi pueblo, Villeza de las Matas, se celebra entre el frío y el recogimiento. Nuestros patronos son San Facundo y San Primitivo y muy orgullosos que estamos de ellos los habitantes o nacidos en este pueblo de la comarca de Sahagún. Parece que estos dos hermanos eran hijos de San Marcelo y Santa Nonia. Cuenta la leyenda que murieron mártires a manos de los soldados romanos por no renunciar a la religión de Jesucristo que decían profesar y negarse a adorar a los dioses romanos. Les aplicaron crueles torturas y acabaron por cortarles la cabeza y arrojarla al río Cea. Aquello parece que ocurrió el 27 de noviembre del año 304. Y, según esa misma leyenda, allí donde aparecieron las cabezas de estos mártires se levantó el Monasterio de Sahagún, localidad cuyo nombre parece también que proviene de la derivación de San Facundo, Sanfagun, Sahagún.

Esta introducción histórica me sirve de excusa para contar alguna de las cosas que hacemos en la fiesta del pueblín. Claro que hay misa solemne, con procesión de las imágenes de los santos, la cruz, el pendón… y no importa que haga frío, llueva o nieve. La procesión sale, aunque se haga el circuito corto. Hay también baile, pinchos, juegos infantiles, concurso de disfraces… pero el acto que algunos estamos esperando todo un año es ‘La Ronda del Carreto’. Dado que en estas fechas suele hacer frío y se hace pronto de noche, era costumbre que la juventud fuera de casa por casa tomando alguna copina y comiendo alguna pasta de manteca cocida en los hornos de perigüela (derivación de Pereruela). Pero hace ya varias décadas que la cosa se ha ordenado, casi profesionalizado, hasta contar con una Cofradía con unos estatutos de andar por casa que fija el protocolo para bautizar a los nuevos cofrades, y otros detalles que se han ido institucionalizado. Se trata de ir cantando, contar chistes y realizando juegos o trabalenguas para que quien pierda beba un poco de aguardiente arreglado y de paso lleve el carreto desde una casa a la siguiente. (No dije que el carreto es un armazón con una viga de madera y dos ruedas de hierro que se utilizaba antaño para llevar el arado tirado por las vacas). Esta Cofradía de ‘borrachos’ tiene hasta una canción oficial cuyo estribillo dice así: “San Facundo... Primitivo, Primitivo; el orujo… cojonudo, cojonudo”.

Alguien estará pensando que cuando se llega a la última casa las cabezas estarán bastante perjudicadas. Pues en algún caso, así ocurre, sobre todo los torpes en el juego, pero también hay algún truco para evitar el coma etílico, como por ejemplo concentrarse a la hora de jugar para evitar perder (a no ser que haya sed, con lo que se puede perder a posta o que se pierda tres veces seguidas, momento en el que la concentración se hace casi imposible) e intentar comer dulces, frutos secos o embutido en todas las casas que así lo dispongan para que el estómago vaya siempre acompañado con el líquido. También he de decir que los orujos suelen estar rebajados de alcohol al haberse macerado con frutas de todo tipo.

No trato de hacer aquí apología del alcoholismo, simplemente quería invitar a quien lo desee a visitar Villeza, las fiestas de San Facundo y San Primitivo o vivir una ‘Ronda del Carreto’. La cita será los días 27, 28 y 29 de noviembre próximos. Si no saben dónde queda el lugar, pues toca consultar con Google Maps.

Asín sea.

Tenemos 5 comentarios , introduce el tuyo:

  1. ¡Qué no falte la alegría y la unión!

    ResponderEliminar
  2. Las tradiciones de los pueblos hacer unión entre sus habitantes, mantienen su pueblo VIVO.

    ResponderEliminar
  3. ¿por qué unir siempre fiesta y alcohol?.
    ¿No habrá que introducir algún cambio en nuestras fiestas?
    El alcohol es un problema demasiado serio como para frivolizarlo. El primero en las adicciones.
    ¿Qué le parece a optimista?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente el alcohol crea adicción, pero también el tabaco, el juego, el dinero, el trabajo, internet, los teléfonos, la velocidad..... Ya advierto que no trato de hacer apología del alcoholismo con este escrito, sino que resalto la capacidad de diversión y de unión, aunque la disculpa sea la copina de aguardiente. Seguirá habiendo adictos nuevos cada día a todo esto que he relatado, pues ya se encargan los poderosos (Estado, multinacionales...) de vendernoslo todo como solución a nuestros problemas. Todo lo que se haga con moderación y de forma excepcional no tiene riesgos. Yo confieso que soy alcohólico social, pues mi vinito o mi caña con la familia o los amigos no lo cambio por nada. Eso sí, con una buena tapa leonesa, eh.
      Juan.

      Eliminar
  4. Me satisface que las pocas personas que viven en algunos pueblos, mantengan las fiestas y tradiciones. Pepi

    ResponderEliminar