La peor discapacidad es no darnos cuenta de que todos somos iguales.
Pedro Miguel Lamet
jueves, 8 de octubre de 2015

Nuevos métodos
de censura

Conversaciones con mi mente
M.ª José Calvo Brasa


El ser humano, criatura centrada en controlar todo cuanto pase a la altura de sus narices, ha desarrollado un nuevo, sutil y sibilino método de censura, mucho más eficaz que las tan denostadas “tijeras”. Consiste la cosa en establecer un único criterio o idea, de alcance universal, seguido por todos los seres, a excepción de dos o tres “raras avis”, que no sabemos muy bien de donde nos han salido, pero que no saben “detrás de lo que andan”
Evidentemente, la “verdad universal” dota a sus seguidores, es decir, todo el universo humano salvo esos dos o tres, de un halo de santidad que les permite, dedo en ristre, enfrentarse dignamente a esos dos o tres con un contundente (tú) ERES, seguido de todo tipo de adjetivos calificativos de la maldad, indignidad y suprema perversión del “tú” de turno. Si por un extraño empecinamiento del sujeto en cuestión, no entrara en razón y reconociera su maldad intrínseca, se recurre al siguiente argumento del método: (nosotros) SOMOS, seguido de un mayor número de adjetivos calificativos de la bondad, contundencia, sapiencia y verdad del supuesto grupo mayoritario, a la par que infalible.
Resulta extraño que tras siglos de evolución lleguemos a estas alturas de la vida ignorando que existen tantas ideas como personas y que nadie ES o DEJA DE SER, por opinar esto o aquello. Simplemente creemos, opinamos, sentimos o pensamos; y si es algo diferente a lo de otra persona, ni esa persona ES (intransigente, fanático, raro, tonto…) ni yo pertenezco a ningún laureado NOSOTROS que me da validez universal a mi propio pensamiento. Sólo se trata de hablar; de entender que cada persona piensa una cosa, y que si es algo que, por lo que sea, no nos gusta o no encaja con nuestro esquema de pensamiento, simplemente podemos decirlo, sin juzgar ni etiquetar como hacen los niños.
Los seres humanos adultos no necesitan censuras, ni directas ni sibilinas. Necesitan entenderse y hablar.

Tenemos 1 comentario , introduce el tuyo: