La peor discapacidad es no darnos cuenta de que todos somos iguales.
Pedro Miguel Lamet
miércoles, 9 de septiembre de 2015

Pequeño
cuento absurdo

Conversaciones con mi mente
M.ª José Calvo Brasa


Hace tiempo me contaron este pequeño cuento, bastante absurdo, al parecer. Espero que os guste:
Esta es la historia de una ciudad, la más grande jamás construida y conocida… bueno… en realidad cabía en una caja de cerillas…
Pero, sin embargo, era la ciudad más populosa del mundo y de la Historia… aunque, en realidad, sólo contaba con tres habitantes: un ciego, un sordo y un pobre de solemnidad que, eso sí, tenía como única propiedad y tesoro una viejísima espada, completamente oxidada.
Los tres habitantes se reunían cada noche en la única plaza de la gran metrópoli que cabía en una caja de cerillas para contar, el ciego como era la forma y el brillo de las estrellas, así como de los planetas, algo que él era perfectamente capaz de “ver”; el sordo, cómo “escuchaba” cada día las “conversaciones” de las aves, de los insectos y del resto de personas; y el pobre de solemnidad, como contaba cada día su innumerable montón de monedas, sus piedras preciosas y todas sus infinitas propiedades, repartidas por todo el mundo.
Una noche, el sordo llegó corriendo y aterrado a la reunión asegurando que acababa de oír el ruido de cientos de caballos al galope y el entrechocar de miles de armas.
–¡Nos van a invadir! –Gritaba– ¡Tenemos que huir!
–Es verdad lo que dices, –aseguró el ciego– acabo de ver el polvo que levantan los jinetes a medida que se acercan a nuestra ciudad. ¡Estamos perdidos!
–¡Tranquilos! –Medió el pobre de solemnidad, mientras blandía su oxidada y vieja espada– ¡Yo os protegeré!
………………………………..
¿Cuántas veces, viviendo en nuestra pequeña realidad, que cabe en una caja de cerillas, no pretendemos conocer TODA la realidad que no vemos, ni oímos ni poseemos?
Tal vez no sea tan absurdo este cuento…

Tenemos 3 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Me sugiere ignorancia...mirarnos al ombligo...y creernos poderosos...ignorantes...mira para dentro...ahí está todo...solo ahí...lo exterior no depende de ti...Jairo

    ResponderEliminar
  2. Es un cuento genial!!!
    La relatividad de las cosas de nuestro pequeño "gran" mundo. Y el humor, mucho humor para acompañar nuestras fantasías "reales".
    Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Escuchemos y descubramos nuestro interior, que es lo más importante y valioso para el desarrollo de nuestra vida. Pepi

    ResponderEliminar