Yo no he nacido para un rincón: mi patria es el mundo.
Séneca
martes, 11 de agosto de 2015

El expositor

Conversaciones con mi mente
M.ª José Calvo Brasa

Dedicado a todas aquellas personas que alguna vez han pensado en abandonar sus sueños


Ignorante en la materia de enseres de oficina, contemplaba el montón de folletos y tarjetas desperdigados por la mesa de mi recién estrenado centro de terapias, pensando en cómo ordenarlos y exponerlos de forma más coherente. Algo tendrá que haber, pensaba, y con esa idea me fui a un lugar donde venden material de oficina. Expuse lo que buscaba y tuve al personal un rato pensando. Pasaron a mostrarme lo que entendían podría acercarse a mi idea, que eran simples bandejas para depositar cartas. No era aquello lo que yo deseaba y la respuesta inmediata que obtuve fue: “no existe”

Es algo habitual, por desgracia, encontrar personas que contestan a eso que buscas con un “no existe”. No pasa nada, esa es su visión y su problema. El nuestro es no hacer caso y seguir buscando, porque de haber consentido con ese “no existe”, yo no hubiera ido a otro lugar en el que descubrí que en realidad existen expositores de todas formas, gustos y precios. Compré mi expositor y descubrí, a modo de metáfora, que aquello que sueñas es real y posible. Muchas mentes pequeñas se empeñan en negar eso, sea porque realmente para ellos no es posible o sea porque su falta de valentía les impide o les impidió en su momento persistir en su búsqueda. Su realidad es esa y así intentan trasladársela a los demás. Eso está bien para ellos, sin duda. El problema es que esa realidad, que es suya, la asumamos como propia.

Sólo habla de frenos o dice “no existe” quien no hace nada por sus sueños. Los soñadores impulsan, creen y valoran. Por eso nunca dejemos de soñar ni de buscar aquello que soñamos porque todo es posible y quizá en el siguiente lugar descubramos que aquello que queremos está en una gran variedad de formas, tamaños y precios.

Por eso, soñadores, que nadie abandone sus sueños.

Tenemos 1 comentario , introduce el tuyo:

  1. "Nunca tenemos que tirar la toalla". Siempre hay que trabajar para conseguir aquello que deseamos, y no perder la esperanza, la ilusión etc. Pepi.

    ResponderEliminar