La peor discapacidad es no darnos cuenta de que todos somos iguales.
Pedro Miguel Lamet
jueves, 23 de julio de 2015

Verano

Conversaciones con mi mente
M.ª José Calvo Brasa

Verano que sabe a luz y color, llega con sus flores y vitalidad. Todo se renueva, la vida se desparrama como los racimos de flores que abundan a cada paso y, de cumplir con los ritmos naturales, todo debiera ser más lento y sosegado.

Verano que comienza con las danzas y fuegos renovadores de la noche mágica de San Juan, vestigio de otros siglos, cuando el ser humano veneraba la naturaleza y se sentía parte e hijo de ella. Hoy se explota y se maltrata esta generosa Madre Tierra, pero aún bailan los sueños ante hogueras festivas, que queman todo aquello que sobra, dejando espacio a un nuevo comienzo, más próspero y prometedor.

Verano que huele a mar y a montaña, a un tiempo libre que invita a llenarse de sueños y nuevos proyectos personales. Un tiempo que puede ignorarse, cantando al vacío de las horas no sentidas, o puede aprovecharse abriendo la puerta a la conciencia más profunda. Un mar inmenso nos habla más de nuestra fragilidad ante sus olas que del ocio de zambullirse entre ellas; una montaña serena y firme nos explica como mantenernos firmes y seguros ante las sacudidas constantes del viento, más que de un paseo apresurado por sus laderas.

Verano de luz, verano de color, verano de aire libre que nos devuelve a nuestra esencia natural, dándonos la oportunidad de vivirnos y sentirnos como seres naturales y armónicos. Verano-naturaleza que nos enseña el ocio desde el centro, no desde el exceso que carga mayor malestar en nuestros cuerpos. Desde ese centro nos renovamos y nos preparamos para el recogimiento del invierno, que nos encontrará así con fuerzas y optimismo para encararlo.

Verano de luz y color; verano de vida y disfrute que nos invita a sentirnos y a conocernos. Hermosa invitación que merece la mayor atención posible, dejando de lado el ocio vacío, dilapidador de horas.

Tenemos 2 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Eso, eso: "Verano de luz y color; verano de vida"

    ResponderEliminar
  2. Aprovechemos todo lo bueno que esta estación nos da, y como cualquier estación dediquémonos a sentirnos y conocernos. Pepi

    ResponderEliminar