Yo no he nacido para un rincón: mi patria es el mundo.
Séneca
lunes, 20 de julio de 2015

El bosque

Caligrafía de emociones
Jose

Las sombras bailan a través de la ladera de la montaña,
esquivas como siempre. Moviéndose muy lentamente.
Nubes blancas ondeando con la promesa de la lluvia,
los rayos de luz atraviesan las ramas frondosas.
El bosque está lleno de sonidos de criaturas invisibles,
si se toma el tiempo para despertar los sentidos,
esta belleza puede aligerar la más oscura de las almas.
Si pudiéramos ver estas maravillas a través de los ojos,
sería fácil oler el fresco rocío, el sabor de la primera gota de agua,
y tocar el pétalo suave de la camelia que está creciendo en nuestro camino.

Tenemos 3 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Me gusta esta metáfora: "tocar el pétalo suave de la camelia que está creciendo en nuestro camino"

    ResponderEliminar
  2. ... Si se toma el tiempo para despertar los sentidos...
    Me gusta.
    M.Elena

    ResponderEliminar
  3. ¡Hay los poetas! ¡Cuánto en tan poco! Bellas palabras que requieren pausa y atención. Jairo

    ResponderEliminar