Yo no he nacido para un rincón: mi patria es el mundo.
Séneca
jueves, 9 de julio de 2015

De críticas
y criticones

Conversaciones con mi mente
M.ª José Calvo Brasa


Vuela la crítica de rama en rama, con digna furia y adecuado acento sobre los defectos o malas artes ajenas. Yo, que ni en sueños me equivoco, afilo uñas y comentarios sobre esto, lo otro y aquello que fulano, mengano y zutano hace, dice o pretende. Sobre el pedestal de mi perfección juzgo y dictamino sentencias varias, teniendo en cuenta mi ejemplo inmaculado de perfección y grandeza.
Cuesta mucho, parece ser, darse cuenta que aquello que para Fulano es, a todas luces, deseable, para Mengano supone la creación de una de esas molestas úlceras gastrointestinales, lo que en modo alguno tiene que interferir en ningún tipo de relación. Fulano y Mengano pueden enriquecerse mutuamente con sus visiones de la vida siempre y cuando ninguno de ellos suelte alguno de esos amistosos y agradables comentarios que invitan a continuar por los cerros de Úbeda, tales como: “no sabes lo que dices”, “si lo hicieras así…” etc.
En realidad todos los caminos suelen llevar a Roma y hablando resulta que se llega, sorprendentemente a un punto de vista común. Sin embargo, sí es cierto que existen mundos irreconciliables que suelen intentarse solventar a golpe de crítica, cuando no berrido furibundo, forzando al otro a cambiar, rectificar, darse cuenta y no se cuantas lindezas más… El camino en estos casos es la media vuelta. Si no te entiendo y no me entiendes, tu mundo es perfecto y el mío también, pero existiendo por separado.
Cada par de ojos tiene su mirada y ninguna es a priori errónea. Y de serlo, es la persona quien tiene que verlo no el resto con sus dimes y diretes, entre otras cosas porque aquello que criticamos refleja muchas veces lo que no aceptamos en nuestra propia casa. Cuanto cambiaría todo si sólo entendiéramos eso.

Tenemos 2 comentarios , introduce el tuyo:

  1. "................... porque aquello que criticamos refleja muchas veces lo que no aceptamos en nuestra propia casa". Gran enseñanza.
    Las opiniones de los demás son tan respetables como las propias. Pepi.

    ResponderEliminar
  2. "aquello que criticamos refleja muchas veces lo que no aceptamos en nuestra propia casa". yO TAmbién pienso así y como dice Pepi

    ResponderEliminar