Este es el momento para arrimar el hombro.
La Redacción del Blog
lunes, 6 de julio de 2015

Camino de Santiago:
Comienza mi camino

Mariaje

O Pedrouzo-Santiago
Puntuales a nuestra cita de cada mes, llegamos al  punto de encuentro el  13 de Junio, es la última etapa del Camino de Santiago que hemos empezado en Octubre del 2013, al escribir estas fechas algo se remueve en mi interior, son muchas emociones, ha habido etapas con dificultades físicas otras con dificultades emocionales  todas ellas  han dejado su huella.
Esta última etapa se presenta distinta a las otras, son dos días ya no va a ser: recorrido en bus hasta donde terminamos el mes anterior, ruta y regreso a nuestras casas, sino que a demás fin del camino “Objetivo cumplido”.
Con estas expectativas empiezo la etapa, como en la anteriores  nuestra “historiadora “ nos da unas pinceladas de leyendas y hechos históricos, pero quien realmente descoloca mis expectativas es Ángel cuando antes de llegar  a O Pedrouzo nos invita a que una vez hayamos danzado, hagamos los primeros kilómetros en silencio y nos sugiere varias preguntas  ¿ y a partir de ahora que? ¿Qué estoy posponiendo en mi Vida?. En ese momento pensé casi nada  a lo que nos invita.
La etapa no me resultó difícil, pude disfrutar de los bosques de eucaliptos, de su aroma, de riachuelos de aguas cristalinas y de un riachuelo con un olor fuerte a hierro y unas aguas rojizas, algo distinto pero bonito, me llamó la atención un monolito que nos anunciaba  Santiago.
Como ya sabéis todos los que seguís las entradas en el Blog sobre el Camino de Santiago, el buen tiempo siempre nos ha acompañado y en esta etapa no podía ser de otra manera, comimos cerca del Monte del Gozo, al continuar para la recta final empezó a llover, primera vez en todas nuestras etapas, ya íbamos preparados chubasquero y paraguas pero la  ilusión y alegría por llegar hicieron que esto no fuera  una dificultad.
Eran tantas las ganas de llegar que los últimos kilómetros se me hicieron eternos, a pesar de compartirlos con Sonia, cosa que me hizo mucha ilusión, ya en Santiago antes de llegar a la plaza ví una frase escrita en la acera que me gustaría compartir con vosotros “Europa se hizo peregrinando a  Compostela”, estaba escrita en varios idiomas , verlo grabado en el suelo me habló de unidad.
Cuando entré en la Plaza del Obradoiro, rápido vÍ un grupo de personas en un círculo con mochilas y bastones en medio, eran parte de mis compañeros de camino, sentí una gran emoción y ganas de fundirme en un abrazo de agradecimiento a todos ellos por todo lo que me han aportado y las cosas que hemos compartido.
Ya en la Catedral, tuvimos un acto para mi muy emotivo, preparado por Marga en la que tuvo un recuerdo especial para Sole y para todos nuestros seres queridos.
Después de cenar bajamos a la plaza del Obradoiro y como llovía un poquito nos metimos en los soportales y allí Esther nos deleitó con sus danzas,  Mayte y Javi nos leyeron poemas ; fue bonito hicimos un circulo grande al que se unieron otros peregrinos y danzamos  todos juntos.
Tocaba descansar, nos esperaba un domingo prometedor ir a FINISTERRE.
El domingo amaneció espléndido como no podía ser de otra manera, cuando llegamos al faro no había mucha gente, el mar estaba en calma, un músico tocaba la guitarra a la entrada del faro, había dos hogueras y muchos recuerdos de peregrinos que han llegado hasta allí, Valentín nos invita a que libremente quien quiera en un acto de colocar  una piedra exprese qué es lo que quiere dejar, este momento lo viví con intensidad ,se me vinieron a la memoria las preguntas que trabajamos el día anterior y creo que fui sincera con lo que quería dejar; después se nos dio la posibilidad de estar unos minutos en silencio , me quedo con QUIETUD, PAZ, ARMONIA, EQUILIBRIO; todavía nos quedaban más momentos, bajamos a la playa  y danzamos las danzas que nos han acompañado en todas las etapas del  camino, decidí no hacer ni una foto, era mi momento y disfruté con los ojos cerrados de la música, del ruido de nuestros pasos al mecernos, de la brisa del mar y de las olas tranquilas, momento inolvidable; hubo personas más atrevidas que decidieron lanzarse al mar , y después ellas mismas de regreso a León nos comentaron cómo también danzaron dentro del agua.
Regresamos a Santiago para comer y empezar la vuelta a León, en este trayecto tuvimos la oportunidad de compartir nuestras vivencias  que creo que para todos han sido enriquecedoras; así como dar sugerencias sobre la posibilidad de seguir haciendo otras etapas del Camino.
Como os decía al inicio iba a vivir la última etapa del Camino, sin embargo hoy os puedo decir que no es así , ya que lo que descubrí en Finisterre  fue que “ es el momento de empezar mi CAMINO”.
Quisiera terminar agradeciendo a las personas que han organizado el camino su trabajo silencioso  y desinteresado para darme la oportunidad de vivir esta experiencia.
Gracias a todos por lo que me habéis aportado.

Tenemos 2 comentarios , introduce el tuyo:

  1. No falta detalle de lo vivido y compartido Mariaje, un escelente resumen.
    Me uno a ti también para agradecer a los que de modo desinteresado han hecho posible esta actividad.

    ResponderEliminar
  2. Mariaje nadie nos lo hubiera relatado tan bien.Eres además de una gran fotógrafa,una gran cronista.Hemos compartido momentos inolvidables en este Camino. Tú siempre con tu alegría, con tu ilusión...aunque hubiera situaciones difíciles. Un abrazo.

    ResponderEliminar