La peor discapacidad es no darnos cuenta de que todos somos iguales.
Pedro Miguel Lamet
lunes, 29 de junio de 2015

Creación continua

Marcos
Grupo de Autoestima


Hace unas semanas, tuve un encuentro basado en un principio que recitado como un mantra a mí me ayuda: PURA VIDA.
Esta persona no está pasando por su mejor momento pero, juntos, desciframos ese mensaje de bienvenida que nos tenemos que decir a cada uno : pura vida, pura vida, pura vida... Si lo dices repetidamente y en voz alta hasta quita la sed.
Este encuentro me refrescó la memoria, de que hace no mucho tiempo moviéndome de un lado para otro en el mundo intentando descubrirme y cogiendo diferentes vías de escape creyéndomelas salvatorias y definitivas (qué importancia acertar con el momento) me presento a mi mismo en un lugar donde no se juzga, donde el bienestar se respira en cada rincón, donde mires donde mires encuentras una palabra de aliento, una mirada sincera, tranquilidad en medio de la intranquilidad... Un lugar donde el factor común de toda la humanidad se hace palpable a cada segundo y son las ganas de ser felices. Que gratuitamente decimos: ¡¡¡Quiero ser feliz!!! Pero qué poco sabemos sobre lo que nos hace felices de verdad. A todos los que pedimos eso les diría... déjate perder... piérdete...piérdete sobre ti mismo...
En la importancia de los encuentros que me trajeron hasta este lugar de no juicio mi luz fue una Bendición. Gracias a esa bendita persona que me acercó hasta las puertas del cielo de la mano, abrazándome a cada paso.
Ya en el cielo aprendí de una flor la importancia de que " todo es perfecto " dejándome guiar por la reencarnación de Francisco de Asís en un asentamiento de humildad hacia mi interior.
Sin darme mucha cuenta, guiado por ellos, me encuentro con un círculo de personas que lo que desean es respetarse más a sí mismos, escucharse desde la sinceridad, hablar desde las entrañas, a redescubrirse, a vivir sin juicio prematuro, a dar a la palabra bienestar el significado más transparente, a abrazarse, a vivir sin armaduras internas que ahogan y que hacen que la vida pese, a descifrarse, a ver, a sentir, a escuchar, a humanizarse más ...a caer en la cuenta de que vayamos por el camino que vayamos, montados cada uno en su barco ,gritemos desde nuestro ser más profundo: ¡¡PURA VIDA !!

Tenemos 1 comentario , introduce el tuyo:

  1. Las múltiples enseñanzas, vivencias etc. que hay en los distintos grupos, son tan extraordinarias, que son pocas las personas que se lo creen cuando se lo cuentas. Pepi

    ResponderEliminar