La peor discapacidad es no darnos cuenta de que todos somos iguales.
Pedro Miguel Lamet
domingo, 10 de mayo de 2015

Controlando
a Mr. Hyde

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena

Enfrentados. Foto Jesús Aguado.
Una de estas tardes lluviosas, en las que el tiempo invitaba poco a salir de casa, decidí releer la famosa novela de R.L.Stevenson “el extraño caso del doctor Jekyll y Mr. Hyde”, escrita en 1886.

Siempre que releo algo saco conclusiones nuevas. En este caso:
  • Todos tenemos un Mr. Hyde oculto en nuestra personalidad
  • Si le damos alas, las utiliza
  • Si no lo controlamos, nos va comiendo terreno
  • Si lo alimentamos, se va adueñando de nuestra personalidad
  • Si jugamos a ser “malos”, acabamos siéndolo
  • Dejarse llevar es fácil, casi un juego
  • Sin autoconocimiento ni control nuestro Mr. Hyde se crece
  • La comodidad juega a su favor
Cada uno sabe (o debería saber) cuál es su Mr. Hyde. Por citar algunos ejemplos: la apatía, el desánimo, la tristeza, la mentira, la autotrampa y el autoengaño, la postergación, la cobardía, la indolencia, el orgullo…
Cada uno sabe (o debería saber) cómo controlar ese lado oscuro porque, de lo contrario, se apoderará de nosotros y viviremos nuestros días bajo su tiranía. Y si nos dejamos llevar sin hacer nada y sin controlarlo, pagaremos las consecuencias en forma de una triste vida.
El autoconcepto, la autoestima y la inteligencia emocional son instrumentos más que válidos para descubrir y mantener a raya a nuestro Mr. Hyde. Pero ello implica un trabajo personal que, a veces, no estamos dispuestos a hacer. Pues bien, si no lo hacemos, demos la bienvenida a Mr. Hyde y que acampe a sus anchas, pero luego no nos quejemos.

Tenemos 8 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Estoy de acuerdo en que sin trabajo personal continuo no se consigue nada. No nacemos sabiendo.

    ResponderEliminar
  2. Lo dije en un también en un taller: todos conocemos nurstros puntos débiles. Ahora toca enfrentarse a ellos, abandonando la dejadez, la desidia. ¡Adelante!
    Paco

    ResponderEliminar
  3. Estas son verdaderas perlas...Muy buena reflexión que da numerosas pistas en el autoconocimiento.
    Bravo guapísima!!
    ...Una nueva entrada para el blog referente a la lectura o cine.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Es bueno hablar de nuestro lado oscuro. Es sano reconocerlo. Pero es necesario dar un paso más, acogerlo. Aceptarlo.

    ResponderEliminar
  5. Por eso es importante tomar consciencia y reflexionar, porque sólo puedo gestionar aquello de lo que soy consciente. Porque aquello de lo que no soy consciente me controla a mí.

    Jm

    ResponderEliminar
  6. A veces necesitamos a alguien que nos haga descubrir nuestro lado oscuro. Gracias a quienes desde el TE lo hacen posible semana a semana.

    ResponderEliminar
  7. Esta muy claro. Tenemos que trabajarnos dia a dia y hasta el final de nuestros dias para que siempre tengamos salud emocional; para ello mientras más nos conozcamos, nos aceptemos, nos valoremos, sepamos manejar nuestras emociones etc.etc.etc. menos probabilidades habrá que Mr. Hyde "entre en nuestra casa". Pepi te da las gracias Escribana del Reino.

    ResponderEliminar
  8. El Sr. Hyde es algo incómodo, molesto, desagradable... Aceptarlo es lo único que cabe.

    ResponderEliminar