Yo no he nacido para un rincón: mi patria es el mundo.
Séneca
domingo, 5 de abril de 2015

No complicar,
por favor

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena

Aguas turbulentas. Jesús Aguado
Por H o por B; porque me lo busco o porque me cae; A motu propio o por derecho de consorte, lo cierto es que me veo en muchas ocasiones al frente de actividades o empujando iniciativas varias.
Todos sabemos que no es lo mismo tirar que dejarse llevar; proponer que confirmar; buscar alternativas que criticarlas; ser proactivos a ser pasivos; arriesgar que guardar…

No digo que un papel sea mejor que otro. En absoluto. Tan importante es hablar como saber callar, o tirar como acompañar y participar. Allá cada cual elija lo que mejor sepa hacer o como mejor se encuentre.
Lo que hoy quiero expresar es que quien organiza o dirige algo, normalmente lo hace con la mejor de las intenciones. Tendrá fallos, de acuerdo. Las cosas puedan no salir redondas, también de acuerdo. Pero en su ánimo está el hacerlo lo mejor posible y ojalá que siempre fuera todo a gusto de todos.
Por ello duele escuchar, en ocasiones, cómo desbancamos en la organización cualquier desajuste que pueda producirse, cómo largamos y cómo exigimos. ¡Qué fácil es culpar a los organizadores de cualquier fallo sin implicarnos en su solución. Es más, complicando la misma! ¡Hasta del mal tiempo pueden ser culpados por no haberlo previsto! ¡Qué fácil y qué cómodo es hablar desde la barrera sin posibilidad de ninguna salpicadura!
Resulta dolorosa –cuando toca sufrirla– la falta de apoyo o de comprensión.
Y cuando digo duele, digo duele.

Tenemos 4 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Sin duda, sólo saben de ese dolor quienes lo han, hemos sufrido.
    Hay personas que no saben o no quieren saber otra cosa que criticar y tirar abajo lo que otros proponen, bien sea por su naturaleza acomodada, o por diversión, así siguen, sin parecer darse cuenta.
    ¿Qué se puede hacer sino hacer caer en la cuenta sin esperar un cambio o sí? es humano, pero no depende más que de esa persona al final.
    Sin embargo, no podemos caer en lo mismo porque ya somos conscientes, sino seguir proponiendo y dando luz en la oscuridad, en las multiples toxicidades de la vida que vivimos.
    En algún momento,la luz pone al descubierto las telarañas que parecían ocultas. Somos contradictorios muchas veces, pero luz que impulsa a salir, creatividad a raudales.
    Los que lo intuimos ya, sigamos sin que nada nos detenga,... un PASO hacia la VIDA que somos!!
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Está enfadada la Escribana hoy!

    ResponderEliminar
  3. En mi vida, son las típicas personas que lo quieren controlar todo, y que los demás hagamos lo que ellos marcan, no lo que los demás decidamos, cuando tenemos que decidir.
    Falta de aceptación, respeto,valoración etc.etc. que como humanos que somos en ocasiones fallamos y no siempre se hacen las cosas a gusto de todos, pero sin querer, no con la finalidad de dañar.
    Para Pepi esto es; tanto en las grandes, como pequeñas organizaciones de cualquier tipo.

    ResponderEliminar
  4. lADRAN, LUEGO CABALGAMOS. Es una buena consigna

    ResponderEliminar