Yo no he nacido para un rincón: mi patria es el mundo.
Séneca
jueves, 23 de abril de 2015

Impedimentos

Conversaciones con mi mente
M.ª José Calvo Brasa


Hay una vocecita constante que se encarga de decirme a cada momento todo lo que no puedo, no se o no valgo. Sabe mucho de problemas y nada de soluciones. Cada reto es un barranco y cada idea una entelequia. Cuando hay sol ve nubes y cuando llueve descubre la ira de los dioses tras cada gota.
No conoce los finales felices, ni sabe de días luminosos. Su afán es lo oscuro y su cantinela está a su servicio. Nada bueno percibe en el mundo y si algo así asoma, enseguida me recuerda que algo raro pasa… que sin duda en un momento llegarán tiempos oscuros que barrerán de un plumazo cuanto bueno parezca asomarse.
Dicen que se llama “miedo” y que intenta avisarme, pero lo único que hace es paralizarme. Todo proyecto, por nimio que sea, lo pasa por su inquisidora mirada, destacando puntos y comas mal situados.
Me irrita y me desespera muchas veces, llevándome a luchar una y otra vez contra sus agoreros dictados; pero la lucha cansa y resulta estéril. ¿Cómo acallar entonces una voz tan persistente? ¿Cómo convencerla de sus continuos errores? Quizá el diálogo sirva, un diálogo tranquilo, paciente, analizando sus errores, sus maneras de magnificar todo lo que puede salir mal, olvidando todo lo que puede salir bien. Quizá el disfrute del presente, con sus alegrías y sus penas, pueda llegar a aplacarla. Quizá tan solo con saber que es más la ganancia que la pérdida baste para al menos ignorarla.
Cualquier cosa menos agotarse luchando contra ese miedo que paraliza e impide todo avance. Pues en la lucha toda energía se pierde y el tiempo empleado en lograr un buen futuro se esfuma.

Tenemos 4 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Y si probamos a no hacerle caso a ese martilleo constante que es el miedo, y ponemos en marcha nuestras capacidades y nos decimos: fuera de aquí miedo, marchate, no te quiero, no te reconozco, no me gustas, marcha de aquí. Y si ponemos en marcha nuestro valor como personas y nos decimos soy válido, me quiero, no salen las cosas como me gustaría pero voy a gustar de lo que hay para valorarlo de otra manera. Quizás por esos senderos seamos capaces de ver las flores del camino. Quizás...Porque el camino de la negrura me pone de los nervios, me atormenta... por eso, hoy festivo y mañana y pasado...lo echo de mi vida. Jairo

    ResponderEliminar
  2. Los budistas dicen que siempre q hay mente, hay dukha, hay sufrimiento. Así que cuanto más mentales seamos, más sufrimiento tendremos.
    El único camino para dejar de sufrir es la no mente. La meditación es una herramienta maravillosa xa ayudarnos a aquietarla y soltarla... Y asi poder vivir desde el corazón. :) :)
    ¿Por que nos resistimos tanto a practicarla?

    ResponderEliminar
  3. Los budistas dicen que siempre q hay mente, hay dukha, hay sufrimiento. Así que cuanto más mentales seamos, más sufrimiento tendremos.
    El único camino para dejar de sufrir es la no mente. La meditación es una herramienta maravillosa xa ayudarnos a aquietarla y soltarla... Y asi poder vivir desde el corazón. :) :)
    ¿Por que nos resistimos tanto a practicarla?

    ResponderEliminar
  4. Cuando una situación nos da miedo tenemos que enfrentarnos a ella para superarla, si no puede seguir desarrollándose más miedos que nos vaya dificultando el desarrollo normal de nuestra vida, y hasta se nos desencadene una enfermedad mental. Pepi.

    ResponderEliminar