Yo no he nacido para un rincón: mi patria es el mundo.
Séneca
jueves, 9 de abril de 2015

320 kilómetros
por 320 familias

Javier Robles

Cuando estas letras salgan a la luz estaré realizando una de mis pasiones, pedalear.
Pero esta vez no es por el simple motivo de disfrutar y pasar un buen rato con amigos que comparten la misma afición, sino por una causa que creo que merece la pena.
Estaré camino de Santiago de Compostela para cumplir una promesa que hice a mis compañeros de trabajo de Everest, pedalear y pedalear con el único fin de dar a conocer la situación en la que se encuentran nuestras familias y sobre todo de recaudar lo máximo posible con el fin de aliviar en lo que se pueda la falta de ingresos que llevamos padeciendo los últimos meses.
Siete nóminas sin cobrar y un mes de huelga hace que la situación de muchas de nuestras familias sea insostenible.
Me emociono y se me llenan los ojos de lágrimas cuando me acuerdo de todos vosotros, con todas vuestras ilusiones rotas por esta situación, tanto de los que lleváis toda vuestra vida en la empresa, como de los que, como en mi caso, pusimos no hace mucho tiempo toda nuestra ilusión buscando el futuro en una empresa puntera.
Han sido siete años con vosotros, que como en el camino, no han faltado repechos duros de subir, pero los hemos subido, y muchos descensos para disfrutar, que también lo hemos sabido hacer.
No se me olvidarán las caras de mis hijas el día que me dijeron: ¡Pero, tendréis que hacer algo! En ese momento pensé que yo no podía hacer nada, que no estaba en mis manos.
Hoy, después de todo lo vivido durante estos últimos días, creo que sí puedo, puedo estar del lado de los que, como yo, padecen esta injusticia, y decirles que la dureza, el esfuerzo y el sacrificio de esta aventura, es insignificante comparado con el que están haciendo nuestras familias, que día a día sufren con nosotros y nos apoyan con todas sus fuerzas.
Compañeros, vamos a seguir pedaleando duro, que cada vez está más cerca la meta, por lo menos para que en el futuro nuestros hijos no nos puedan decir que no hicimos nada.
Va por ellos, 320 kilómetros por nuestras 320 familias.

Nota de la redacción: que difícil se ponen a veces las cosas, los voluntarias del TE trabajamos por hacer un mundo mejor en el que tenga cabida los grandes valores como la solidaridad. Sabemos que hay muchas familias que pasan muchos apuros económicos. Hoy lo concretamos en las familias de Everest. Las prensa nos da cuenta  de las dificultades que están pasando. Nosotros no queremos ser impasibles a las necesidades concretas de personas muy cercanas al TE y que colaboran en él. Hoy pedimos solidaridad. Que todos los que trabajamos la salud emocional nos demos cuenta de que hay que echar una mano. En la sede del TE se puede colaborar por esta causa. Sabemos que Javi es fuerte, que pone alma en lo que hace, que va a pedalear hasta Santiago llevando en el corazón a todos su compañeros. Es mucho. Tiene que ser más que un gesto. Es el momento de apoyarles económicamente. No estás solo. No estáis solos. Desde aquí nos unimos a vuestras causas. Buen camino amigo. Gracias de antemano a todos por la solidaridad.  

Tenemos 11 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Es un pequeño gesto por un futuro digno; ¡Buen Camino Javi!

    ResponderEliminar
  2. Animo
    Los buenos estamos de tu parte.
    A los malos ya los conoces

    ResponderEliminar
  3. Animo y fortaleza.
    Somos cantidad los que estamos con vosotros

    ResponderEliminar
  4. Vamos, Javi, ¡cómo me gusta tu gesto!

    ResponderEliminar
  5. Me gusta que el TE pise tierra, que viva los problemas reales, que se implique con la gente...desde el cariño y la solidaridad. Jairo

    ResponderEliminar
  6. Eso, buen camino y arriba la solidaridad

    ResponderEliminar
  7. Queridísimo Javi, ¡cuánto siento esta dura etapa que te ha tocado vivir!
    Pedalear se hace duro, cuando no es solo un mero deporte, un simple disfrute. Pedalear se hace duro cuando uno arrastra consigo "los ojos inundados de lágrimas", "las ilusiones rotas", "toda una vida en la empresa", se dice bien y pronto, TODA UNA VIDA, resumida en un despido improcedente, resumida en el que nos hace ser insolidarios, el poderoso caballero del "dinero". Por dinero compro, por dinero vendo, por dinero traiciono, por dinero cierro, por dinero... por dinero... Se dice bien y pronto... Anteponermos el dinero al bien común, es antes el dinero que la gente, decía Galeano, nos gobierna el dinero, el absurdo y la estupidez humana llevada al extremo y seguir despidiendo y cerrando empresas es una de las mayores estupideces humanas, pero somos tan estúpidos, soy tan estúpido/a que mientras tú pedaleas, yo sigo sentado/a. Perdóname, Javi, compañero y amigo, por no pedalear contigo.

    Dale fuerte, Javi, daNOS fuerte,
    haznos llorar con ti go,
    haznos plantearnos las metas de nuestro camino.
    Dale fuerte, amigo y ...aunque yo no vaya...
    llévame CON TI GO.

    ResponderEliminar
  8. Hay situaciones en la vida que si no las vives, no llegas a saber hasta donde puede llegar la repercusión que puede tener dicho problema. Para Pepi esta es una de ellas.

    Felicito a Javier por la iniciativa que ha tenido aunque no le conozco.

    ResponderEliminar
  9. Ese número de cuenta ¿de qué banco es?Quiero saber dónde puedo ingresar o dar dinero para ayudar a estas familias, que también tienen necesidades que cubrir.

    ResponderEliminar
  10. BANCO SABADELL, OFICINA PRINCIPAL EN LEON. P/ SAN MARCELO s/n Pepi

    ResponderEliminar
  11. Querido Javi. Eres valiente por ponerte manos a la carretera; eres valiente por decidirte a sacar dinero para quienes se lo niega un empresario irresponsable que derrocha en vacas gordas y embrutece vilmente y abandona a sus trabajadores en vacas flacas; eres valiente por llamar la atención de una sociedad dormida, impasiva, insolidaria... ante una situación dramática de esas muchas que hay por el mundo, pero esta la tenemos tan cerca...; eres muy valiente Javi por haberte decidido a darnos una lección de dignidad, a sufrir y a 'mojarte' (nunca mejor dicho) por llegar a una meta, aunque sabes que la meta no es Santiago, la meta es el propio Camino. Javi, recorro contigo cada kilómetro, empujo un poco en cada pedalada, sabiendo de antemano que ya has logrado tu objetivo antes incluso de salir de Everest, antes de alcanzar la mayor cima del mundo. Desde hoy has pasado a quedar inscrito en mi libro de los récords, el de las personas que luchan por la justicia, por la dignidad. Javi, eres héroe desde la mayor de las humildades. Javi, TÚ SÍ QUE VALES.
    Juan.

    ResponderEliminar