Yo no he nacido para un rincón: mi patria es el mundo.
Séneca
viernes, 24 de abril de 2015

31.- Las vivencias sobre la alegría

Las verdades que no tengo
La redacción del blog
Este blog de la mano del escritor, pensador y vividor Raúl Rodríguez semanalmente tiene una entrada  bajo el paraguas “Las verdades que no tengo” incluidas en uno de sus libros, que al final de este periplo desvelaremos para todos nuestros internautas; no pretendo –dice el autor– inculcar verdades, que por otro lado no las tengo, más bien me gustaría que cada cual aprenda a descubrir las suyas.
La redacción de este blog se ha permitido espigar dentro de las vivencias de Rául  y hoy nos situamos en sus vivencias sobre la alegría.


– Raúl, ¿por qué tenemos tan poco presente a la alegría en nuestras vidas?
– No lo sé. Lo que sí sé es que la alegría de vivir es esencial. No es lo mismo vivir tristes que alegres. Vivir alegres es tan importante. Dice Facundo Cabral en unos versos que él mismo recita: “La alegría te hace sabio”.
– Sin embargo parece que la tristeza vende más.
– Si eres una persona triste irás llamando la atención y parece que por eso ya tienen que hacerte caso; sin embargo si estás alegre te pueden llover piedras.
– Entonces la alegría… como que no gusta.
– Si estás verdaderamente alegre se podría pensar que hasta es una pose. Yo he comprobado que alguien se enfadaba por verme a mí alegre, le molestaba que yo estuviera con mucha alegría.
– Hay personas que usan la tristeza para dejarse ver, digamos que es la manera que tienen para no pasar desapercibidos.
– Es cierto. Estar triste es una forma de llamar la atención.
– No así estar alegres.
– No, porque la alegría es el estado natural del ser humano.
– Además, para estar alegres no hay que estar sonrientes todo el día.
– Para nada. Puedes estar viviendo una experiencia aparentemente triste y sin embargo estar muy alegre por dentro. El gozo. El verdadero gozo en realidad no lo entendemos. La alegría es un sentimiento que trasciende lo emocional. A vece podemos sentir una clase de alegría que nos eleva o que no tiene motivo alguno.
– Raúl, ¿por qué llega a nosotros esa alegría?
– Esa alegría llega cuando sentimos dentro del corazón la vida que palpita. Se trata de una conexión muy íntima con todo lo que existe. Ese sentimiento puede llegar cuando uno menos lo espera. Es como si algo superior nos tocara en ese momento.
– ¿Un sentimiento como llovido del cielo?
– ¡Tantas veces llueve del cielo..!. Pero la vida no es para entenderla, es para disfrutarla. El que está alegre es porque está a gusto consigo mismo. La alegría hace el viaje más llevadero. Hace poco he hablado con un médico que me decía que la alegría es el mejor medicamento que se puede recetar a una persona.

Tenemos 20 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Me quedo con esta frase: "El que está alegre es porque está a gusto consigo mismo. La alegría hace el viaje más llevadero. Hace poco he hablado con un médico que me decía que la alegría es el mejor medicamento que se puede recetar a una persona".

    ResponderEliminar
  2. Me gusta eso de destacar que la alegría es el estado natural de la persona. Pero, ¿no crees que hay ambientes y personas donde es justamente lo contrario? ¿Por qué se empeñan en ir con caras largas y señalando con el dedo lo mal que están las cosas? Jairo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que "las cosas" están mal, pero no es menos cierto que siempre lo han estado. No ha habido épocas del hombre sobre la Tierra donde las cosas no hayan estado mal, incluso rematadamente mal. Pero es preciso saber distinguir entre lo externo y nuestro ser interno. Lo externo está siempre a expensas del devenir, de las circunstancias, de los accidentes, de las enfermedades; sin embargo hay algo interno que no está a expensas del devenir, eso interno es inmutable, eso interno de lo que ahora estoy hablando es de naturaleza eterna, es pura Presencia. Si vivimos anclados en ese ser real, en el ser interno, ya no no viviremos en la queja permanente, dado que el que descubre "eso" vive ya en la alegría permanente por más que las circunstancias externas le digan lo contrario.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Se podría decir que la vida está plagada de acontecimientos tristes, sin embargo el corazón que vive en la Presencia de la que Raúl habla lo hace ya en una alegría que no tiene fin, ¿es así?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. El que goza con el sufrimiento es un masoquista, pero el que es capaz de vivir con el sufrimiento al lado por más fuerte que éste sea, es el que ha comprendido en profundidad. El que ha comprendido vive ya la vida del espíritu. El que vive la vida del espíritu es el que no se ha dejado atrapar por la materia (por lo externo y por las circunstancias).

      El que vive la vida del espíritu es el que vive la vida verdadera.

      Eliminar
    2. Así es. El que goza con el sufrimiento es un masoquista, pero el que es capaz de vivir con el sufrimiento al lado por más fuerte que éste sea, es el que ha comprendido en profundidad. El que ha comprendido vive ya la vida del espíritu. El que vive la vida del espíritu es el que no se ha dejado atrapar por la materia (por lo externo y por las circunstancias).

      El que vive la vida del espíritu es el que vive la vida verdadera.

      Eliminar
    3. usted es un fundamentalista... No es que nos dejemos atrapar o no por la materia, es que somos materia. Y desde ahí partimos, aunque a través de ella podamos trascenderla. Pero nada hay sin materia. Pruebe usted a cortarse la mitad de un brazo y vivirá y lo superará. Córtese la mitad de la cabeza y dígamos entonces luego, muerto, que usted no se ha dejado atrapar por la materia. Y lo peor es que ese materialismo espiritual que usted nos trae...este engañabobos, la gente lo creer para tratar de acomodar sus sufrimientos en una teoría MÁGICA DE LA VIDA.

      Eliminar
    4. Queridos amigos: como podéis ver esta persona que insulta es un destructor de información y de contenidos que ayudan al ser humano. Ya estoy acostumbrado a este tipo de bichos. Son unos cobardes porque se esconden detrás de la cortina del anonimato. Que Dios te bendiga y que comprendas lo equivocado que andas.

      Eliminar
    5. Queridos amigos: como podéis ver esta persona que insulta es un destructor de información y de contenidos que ayudan al ser humano. Ya estoy acostumbrado a este tipo de bichos. Son unos cobardes porque se esconden detrás de la cortina del anonimato. Que Dios te bendiga y que comprendas lo equivocado que andas.

      Eliminar
    6. Tal vez esos amigos a los que te diriges, puedan, desprovistos de cualquier servidumbre, hacer un análisis un poquitín objetivo de tus palabras y las mías...Y vean quién es el que insulta (bicho, cobarde), etc...quien está totalmente fuera de lo que predica...o sea usted...y quien vive en el doble juego, ese que me sitúa en la escala más baja de ese "tipo de bichos" y luego se dirige a Dios para que me bendiga. Y además me debe hacer comprender lo equivocado que ando...¿Le dejaremos a Dios juzgar lo equivocado que ando o tú solito eres capaz de anticipar su juicio? Te diriges a tus amigos, bien, pues que tus amigos valoren. Este bicho te agradece tu amor incondicional.

      Eliminar
    7. Si eres valiente da la cara y dí quién eres.
      Si no lo haces está claro que eres un cobarde.
      Las borracheras de soberbia dejan amargas resacas.

      Eliminar
  4. “Dios es la Alegría”.

    (página 245 del último libro de Raúl Rodríguez titulado “Amor a la Vida”).

    ResponderEliminar
  5. Comparto Raul esta frase contigo: "El que está alegre es porque está a gusto consigo mismo"; pero he quedado sorprendida cuando mis sentimientos me han dicho que estoy alegre, contenta, feliz.... y de repente una persona ese mismo dia me ha dicho: "Tu cara demuestra frialdad" y la agradecí que me lo dijera, pero a la vez me sorprendió y hasta estuve llorando porque no me gusto que mi exterior demostrara lo contrario a como estaba mi interior, Es decir a Pepi la gusta que si esta alegre que se transmita alegría, y si está triste que transmita tristeza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hay verdadera alegría interior es fácil que también esa alegría se vea en el exterior, pero no siempre sucede, entonces tu aprendizaje, Pepi, ha de ser que aprendas a no ser dependiente de lo que digan los demás, que vivas "en tu verdad" aunque las circunstancias externas a veces se desacompasen.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. La foto que aparece es muy alegre, esas tres personas trasmiten alegría, y no digamos el arbusto en flor que tienen detrás…

    ResponderEliminar
  7. "Si alguna alegría hay en el mundo la tiene seguramente el hombre de corazón puro”.

    Thomas de Kempis

    ResponderEliminar
  8. Una cosa es tener un carácter alegre, y otra muy distinta tener una profunda comprensión de la alegría. El que tiene carácter alegre es porque es así, nació de esa manera y así seguirá hasta que muera; sin embargo el que ha comprendido la alegría es el que tiene el corazón lleno de gozo y de esperanza aún cuando todo lo que le rodea esté lleno de angustia, pena y tristeza.

    ResponderEliminar
  9. Siiiiiiiiiiiiiiiii, sería la leche que cuando estamos malitos, nos recetaran alegría, ALEGRIA, A-LE-GRI-AAAAAAAAAAAA. Una pastilla de alegria en desayuno, comida, merienda y cena. O mejor, cinco a veces al día, sea usted consciente de inspirarse alegría. Jajaja.
    Gracias. Un abrazo alegre.

    ResponderEliminar
  10. El que hace todo con alegría es el que hace todo con amor; para el que hace todo con amor no hay nunca ninguna dificultad que no se pueda superar.

    ResponderEliminar
  11. Tenemos muchos motivos para ser felices, para vivir con alegría, para sonreir y para disfrutar del momento. Y, sin embargo, cuanto nos complicamos dando vuelyas a las cosas.

    ResponderEliminar